ABC Color

” ó

- Germany national football team · Germany · Suthida Vajiralongkorn

La Ca­sa Real tai­lan­de­sa anun­ció que vuel­ve a otor­gar el tí­tu­lo de “con­sor­te real” a Si­nee­nat Wong­va­ji­ra­pak­di, quien ha­bía caí­do en des­gra­cia y si­do des­po­ja­da de es­te ran­go por par­te del rey Va­ji­ra­long­korn en oc­tu­bre de 2019.

La con­ce­sión, que tie­ne fe­cha del 29 de agos­to, se co­no­ce des­pués de que Si­nee­nat ha­ya es­ta­do con pa­ra­de­ro des­co­no­ci­do du­ran­te ca­si un año y de que la pren­sa ale­ma­na pu­bli­ca­ra es­ta se­ma­na fo­tos de ella a su lle­ga­da al ae­ro­puer­to de Mú­nich, don­de fue re­ci­bi­da por el mo­nar­ca tai­lan­dés, quien vi­ve la ma­yor par­te del año en Ale­ma­nia.

En vir­tud de es­ta or­den real, “Si­ni­nat Wong­wa­chi­rap­hak se­rá nom­bra­da no­ble con­sor­te real, dán­do­le el tí­tu­lo de Chao Khun Ph­ra Si­nee­sat Bi­las­kal­ya­ni, y sus ran­gos y po­si­cio­nes mi­li­ta­res co­mo si nun­ca an­tes se le hu­bie­ra des­po­ja­do de ellos”, re­za el tex­to pu­bli­ca­do en la Ga­ce­ta Real. Si­nee­nat, que en­tró a for­mar par­te de la Ca­sa Real el 28 ju­lio de 2019, fue des­po­ja­da tres me­ses des­pués de los tí­tu­los reales y sus ran­gos mi­li­ta­res a tra­vés de un du­ro co­mu­ni­ca­do en el que fue ta­cha­da de “des­leal”, “am­bi­cio­sa” e “in­gra­ta”. “No es­ta­ba agra­de­ci­da (por el nom­bra­mien­to) y no se com­por­ta­ba acor­de a su tí­tu­lo”, ano­ta­ba el es­cri­to que aña­día que ha­bía si­do des­leal a la Co­ro­na “al pro­nun­ciar­se en con­tra de la rei­na Sut­hi­da con el de­seo de ser nom­bra­da ella mis­ma rei­na” .

El per­dón pú­bli­co de la jo­ven co­no­ci­da co­mo Koi, de 35 años, se pro­du­ce en me­dio de una ola de pro­tes­tas de es­tu­dian­tes que re­cla­man más de­mo­cra­cia y li­mi­tar los po­de­res del mo­nar­ca tai­lan­dés, lo que ha ro­to el ma­yor ta­bú de la po­lí­ti­ca del país asiá­ti­co.

Las du­ras le­yes de le­sa ma­jes­tad que cas­ti­gan con has­ta 15 años de cár­cel las crí­ti­cas a los miem­bros de la fa­mi­lia real con­lle­van a la au­to­cen­su­ra de los me­dios de co­mu­ni­ca­ción y el tra­to con me­su­ra de to­das las no­ti­cias que con­cier­nen a la Ca­sa Real.

Sin em­bar­go, des­de el as­cen­so al trono de Va­ji­ra­long­korn, tras la muer­te de su pa­dre en oc­tu­bre de 2016, los tai­lan­de­ses han co­men­za­do a uti­li­zar ca­da vez de ma­ne­ra más fre­cuen­te las re­des so­cia­les pa­ra co­men­tar las po­lé­mi­cas ac­cio­nes del mo­nar­ca.

En el pa­sa­do, los mo­nar­cas tai­lan­de­ses eran po­lí­ga­mos, prác­ti­ca que se aban­do­nó en el si­glo XX y fue abo­li­da le­gal­men­te en 1935.

Si­nee­nat lle­gó a apa­re­cer posando con el mo­nar­ca en una se­rie de fo­to­gra­fías ofi­cia­les di­vul­ga­das en la web de la Ca­sa Real, don­de tam­bién apa­re­cía pi­lo­tan­do avio­nes o con uni­for­me mi­li­tar.

 ??  ??
 ??  ??
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay