ABC Color

ÑEÈ

MBEGUEPE

- Politics · Paraguay

La Jus­ti­cia es­tá con to­das las ga­nas del mun­do de “cor­tar­le las alas” a la li­ber­tad de ex­pre­sión y de pren­sa, con la de­man­da que en­ta­bló la exvicemini­stra de Tri­bu­ta­ción del “Nue­vo Rum­bo”.

*****

No so­lo pi­de más de un mi­llón de dó­la­res, sino tam­bién cár­cel pa­ra pe­rio­dis­tas pa­ra aca­llar de una vez por to­das las in­ves­ti­ga­cio­nes pe­rio­dís­ti­cas, que des­nu­dan los gran­des fa­tos que hi­cie­ron o in­ten­tan ha­cer los je­rar­cas de turno. Si es­to no es el “ga­rro­te” de los po­lí­ti­cos, qué más se pue­de de­cir. *****

Va­rios sec­to­res po­lí­ti­cos se es­tán fro­tan­do las ma­nos pa­ra que la que­re­lla pros­pe­re por­que sen­ta­rá un ne­fas­to pre­ce­den­te pa­ra la vi­da de­mo­crá­ti­ca. ¿Por qué? Por­que de es­ta que­re­lla se aga­rran pa­ra eli­mi­nar las in­ves­ti­ga­cio­nes pe­rio­dís­ti­cas que “es­cu­pen en el asa­do” a los gran­des fa­tos.

*****

El dipu­tado ofi­cia­lis­ta Mi­guel Cue­vas le hi­zo pi­to ca­ta­lán a la fis­ca­lía de San­dra Qui­ñó­nez. Los par­ti­da­rios del po­lí­ti­co co­lo­ra­do hi­cie­ron una ca­ra­va­na con una con­cen­tra­ción que desafia­ba to­das las me­di­das sa­ni­ta­rias po­si­bles. *****

Si la “fis­ca­lla” uti­li­za el mis­mo cri­te­rio ju­rí­di­co que le apli­có a Est­her Roa y otros ciu­da­da­nos que de­nun­cian pú­bli­ca­men­te la co­rrup­ción en Pa­ra­guay, en­ton­ces Cue­vas y va­rios de sus co­rre­li­gio­na­rios de Pa­ra­gua­rí de­ben es­tar pre­sos.

*****

Pe­ro le avi­sa­mos a la ciu­da­da­nía que la fis­ca­lía de Qui­ñó­nez no se ani­ma­rá a impu­tar­le a nin­gún co­lo­ra­do que se ma­ni­fies­te. Esa es una “or­den su­pe­rior” que re­ci­bió y que con gus­to lo cum­ple a ra­ja­ta­bla.

*****

Otro he­cho lla­ma­ti­vo es que un ca­ma­ris­ta, cu­yo hi­jo es un in­ten­den­te co­lo­ra­do, no se li­mi­tó a ana­li­zar el fa­llo del juez ape­la­do, sino que cues­tio­nó di­rec­ta­men­te a la Fis­ca­lía. No es ca­sual es­to.

***** Evi­den­te­men­te que el “Go­bierno de la gen­te” no sabe don­de es­tá pa­ra­do. En me­nos de un año, con­trae­rá deu­das por más de US$ 2.800 mi­llo­nes. ¿Co­mo si el di­ne­ro vi­nie­se gra­tis del cie­lo? Ge­ne­ra­cio­nes y ge­ne­ra­cio­nes de pa­ra­gua­yos va­mos a pa­gar es­te en­deu­da­mien­to irres­pon­sa­ble que se es­tá ha­cien­do.

*****

Par­te de es­ta ini­cia­ti­va es por­que las au­to­ri­da­des de los tres po­de­res del Es­ta­do no se ani­man a ha­cer una ver­da­de­ra re­for­ma, su­pri­mien­do oficinas, ins­ti­tu­cio­nes, echan­do a ha­ra­ga­nes y pla­ni­lle­ros.

*****

Ni si­quie­ra quie­ren to­car el sa­la­rio de los fun­cio­na­rios de las binacional­es por­que en su ma­yo­ría en es­tos en­tes co­bran lin­do$ sa­la­rios y gro­se­ros be­ne­fi­cios ahi­ja­dos y pa­rien­tes de “pa­dri­nos” de la po­lí­ti­ca pa­ra­gua­ya. Has­ta un Pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca ga­na me­nos que los di­rec­to­res de en­tes. Los mé­di­cos ni ha­ble­mos.

 ??  ??
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay