ABC Color

Vuelven los sa­co­lei­ros a Ciudad del Es­te

-

EN­CAR­NA­CIÓN (Juan Au­gus­to Roa). Cien­tos de ca­mio­nes de car­ga li­te­ral­men­te “in­va­den” va­rios sec­to­res de la ciudad, tras cin­co días de cie­rre de los ac­ce­sos a la Ad­mi­nis­tra­ción Na­cio­nal de Na­ve­ga­ción y Puer­tos (ANNP) que rea­li­zan tra­ba­ja­do­res de fron­te­ra exi­gien­do del Go­bierno asis­ten­cia eco­nó­mi­ca y ges­tio­nes pa­ra la reaper­tu­ra del puen­te “San Ro­que González de San­ta Cruz”.

Los ca­mio­nes de car­ga que de­be­rían cru­zar el puen­te in­ter­na­cio­nal rum­bo a la Ar­gen­ti­na es­tán es­ta­cio­na­dos a lo lar­go de la ave­ni­da Irra­zá­bal des­de la ave­ni­da Ma­ris­cal Ló­pez, y en di­fe­ren­tes ca­lles trans­ver­sa­les de la ave­ni­da cos­ta­ne­ra “Re­pú­bli­ca del Pa­ra­guay”, en cer­ca­nías al “Pa­seo de los Te­ros”.

En ho­ras de la tar­de de ayer, la Se­cre­ta­ría de Emer­gen­cia Na­cio­nal (SEN) co­men­zó la dis­tri­bu­ción de kits de ali­men­tos, que de­ben lle­gar a por lo me­nos 3.000 fa­mi­lias, pe­ro la me­di­da de fuer­za no se­rá le­van­ta­da has­ta que el Go­bierno Na­cio­nal re­suel­va otro de los pun­tos que los ma­ni­fes­tan­tes ca­li­fi­can co­mo “in­ne­go­cia­ble”, que es la trans­fe­ren­cia, en for­ma men­sual y mien­tras du­re la pan­de­mia, de una su­ma de dos mi­llo­nes de gua­ra­níes a ca­da fa­mi­lia del sec­tor más vul­ne­ra­ble que su­fre el im­pac­to de la cri­sis eco­nó­mi­ca.

Du­ran­te una asam­blea cum­pli­da en ho­ras del me­dio­día de ayer, los re­pre­sen­tan­tes de los di­fe­ren­tes gru­pos de tra­ba­ja­do­res, di­fe­ren­cia­dos en “pa­se­ros”, me­si­te­ros, ta­xis­tas, mo­to­ta­xis­tas, co­mer­cian­tes, em­plea­dos, en­tre otros, re­sol­vie­ron se­guir con el blo­queo del ac­ce­so a la ANNP, has­ta te­ner una de­fi­ni­ción del Go­bierno en el te­ma del pa­go del sub­si­dio a ca­da fa­mi­lia.

Va­mos a re­ti­rar los kits de ali­men­tos, y lue­go va­mos a vol­ver aquí, afir­mó Die­go Me­re­les, di­ri­gen­te de “pa­se­ros”.

En ho­ras de la tar­de la SEN co­men­zó la dis­tri­bu­ción en for­ma gra­dual de las bol­sas que con­tie­nen ali­men­tos no pe­re­ce­de­ros bá­si­cos de la ca­nas­ta fa­mi­liar, en el lo­cal del po­li­de­por­ti­vo ubi­ca­do en el ba­rrio Pa­cu Cua, a no mu­cha dis­tan­cia del lu­gar del blo­queo.

El gre­mio de trans­por­tis­tas, el más afec­ta­do con es­ta cri­sis pro­vo­ca­da por el blo­queo a la ANNP, so­li­ci­tó a los ma­ni­fes­tan­tes la aper­tu­ra de los por­to­nes, pe­ro re­ci­bie­ron la ne­ga­ti­va de los tra­ba­ja­do­res in­for­ma­les.

La aper­tu­ra de fron­te­ra de­pen­de de la de­ci­sión del go­bierno ar­gen­ti­na, que has­ta el mo­men­to no ha re­tro­ce­di­do en su de­ci­sión de no abrir el pa­so fron­te­ri­zo, ale­gan­do cues­tio­nes sa­ni­ta­rias.

CIUDAD DEL ES­TE (De nues­tra redacción re­gio­nal). Lue­go de más de sie­te me­ses, los pea­to­nes vuelven a cir­cu­lar so­bre el Puen­te de la Amis­tad, des­de la vís­pe­ra. Es­to lue­go de que la Di­rec­ción Na­cio­nal de Mi­gra­cio­nes le­van­ta­ra las res­tric­cio­nes de ho­ra­rio y li­mi­ta­cio­nes de cir­cu­la­ción.

Des­de tem­pra­nas ho­ras de ayer una im­por­tan­te can­ti­dad de “sa­co­lei­ros” en­tra­ron con des­tino al cir­cui­to co­mer­cial del mi­cro­cen­tro es­te­ño. Si bien no se re­gis­tró un in­gre­so ma­si­vo, fue lo su­fi­cien­te pa­ra dar un di­na­mis­mo di­fe­ren­te al mo­vi­mien­to co­mer­cial.

La cir­cu­la­ción es li­bre las 24 ho­ras, pe­ro los fun­cio­na­rios de Mi­gra­cio­nes ins­ta­la­ron pues­tos de con­trol en la zo­na pri­ma­ria del puen­te de la Amis­tad pa­ra ve­ri­fi­car de for­ma alea­to­ria el in­gre­so de los ex­tran­je­ros al país, es­pe­cial­men­te de vi­si­tan­tes de otras na­cio­na­li­da­des que no sean bra­si­le­ños, quie­nes de­ben ha­cer el trá­mi­te mi­gra­to­rio. “Aho­ra te­ne­mos un pa­so nor­mal de pea­to­nes y vehícu­los, pe­ro siem­pre ins­ta­mos al cum­pli­mien­to de pro­to­co­los sa­ni­ta­rios co­rres­pon­dien­tes. Los con­tro­les alea­to­rios van a se­guir pa­ra mo­ni­to­rear a la gen­te que es­tá in­gre­san­do”, ex­pli­có Fa­bio Es­pi­no­za, je­fe de mo­vi­mien­to mi­gra­to­rio.

El le­van­ta­mien­to de las res­tric­cio­nes se dis­pu­so tras su­pe­rar­se la prue­ba de 15 días de la reaper­tu­ra con­di­cio­nal de es­te pa­so fron­te­ri­zo. En la pri­me­ra fa­se so­lo se per­mi­tía el in­gre­so de tu­ris­tas en vehícu­los y has­ta las 14:00. La fle­xi­bi­li­za­ción del trán­si­to ge­ne­ra es­pe­ran­za en los co­mer­cian­tes pa­ra au­men­tar sus ven­tas. No obs­tan­te, si­guen con obs­tácu­los co­mo la cri­sis eco­nó­mi­ca a ni­vel glo­bal, la de­va­lua­ción del real fren­te al dó­lar y la con­ges­tión vehi­cu­lar en la pa­sa­re­la in­ter­na­cio­nal a raíz del trán­si­to de ca­mio­nes de gran por­te en ho­ra­rio diurno, en el sen­ti­do Bra­sil-Pa­ra­guay. Los con­ce­ja­les mu­ni­ci­pa­les de­bían tra­tar una mo­di­fi­ca­ción del ho­ra­rio de cir­cu­la­ción de ca­mio­nes en la ciudad, pe­ro el es­tu­dio fue pos­ter­ga­do tras sus­pen­der­se la se­sión de es­ta se­ma­na.

 ??  ??
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay