ABC Color

É

- Paraguay · Bernard of Clairvaux · Este · France · Asuncion · Rio de Janeiro · Río de la Plata

“Me­mo­ria de la em­pre­sa pri­va­da en el Pa­ra­guay” es el tí­tu­lo del li­bro que apa­re­ce­rá ma­ña­na con el ejem­plar de ABC Co­lor y el se­llo de la edi­to­rial El Lector. El tex­to, ela­bo­ra­do por Ber­nar­do Ne­ri Fa­ri­na, in­te­gra la co­lec­ción “His­to­rias que la his­to­ria no cuen­ta”.

La obra se re­fie­re a los inicios, la evo­lu­ción y la con­so­li­da­ción de la em­pre­sa pri­va­da en el mar­co de la eco­no­mía de nues­tro país, des­de los tiem­pos de la Co­lo­nia has­ta bien en­tra­do el si­glo XX.

Pe­se a la tra­di­ción es­ta­tis­ta que vie­ne ya des­de la era co­lo­nial y los pri­me­ros años de la in­de­pen­den­cia, en el Pa­ra­guay hu­bo siem­pre una ini­cia­ti­va pri­va­da que con­tri­bu­yó, en pri­mer lu­gar, a eli­mi­nar la po­bre­za y lue­go al cre­ci­mien­to de la di­ná­mi­ca eco­nó­mi­ca.

La em­pre­sa pri­va­da se di­na­mi­zó lue­go de la Gue­rra con­tra la Tri­ple Alian­za y se con­so­li­dó es­pe­cial­men­te con la lle­ga­da de in­mi­gran­tes ex­tran­je­ros, es­pe­cial­men­te eu­ro­peos.

Es­te li­bro tra­ta de los inicios de la em­pre­sa pri­va­da en un país

do­mi­na­do en gran par­te de su his­to­ria por el es­ta­tis­mo. Pe­ro pe­se al fé­rreo con­trol del Es­ta­do so­bre las ac­ti­vi­da­des eco­nó­mi­cas, hu­bo siem­pre hom­bres que bus­ca­ron tra­ba­jar con in­de­pen­den­cia, in­clu­so en la épo­ca del doc­tor Fran­cia, es­ta­tis­ta to­tal. En la era de los Ló­pez la ac­ti­vi­dad pri­va­da se cen­tra­ba más en pro­duc­ción agrí­co­la de con­su­mo y pe­que­ñas in­dus­trias ca­se­ras.

El Pa­ra­guay fue du­ran­te la Co­lo­nia el ma­yor pro­duc­tor de ma­de­ras no­bles de la re­gión. A lo lar­go de los afluen­tes del río Pa­ra­guay exis­tían obra­jes en los que se ex­plo­ta­ban el ce­dro, el la­pa­cho, el yvy­ra­ro, el tim­bó, el pe­te­revy y otros ár­bo­les.

En es­to tam­bién tra­ba­ja­ban los in­dí­ge­nas en con­di­ción de ser­vi­dum­bre.

Pa­sa­ría mu­cho tiempo pa­ra que apa­re­cie­ra la mano de obra asa­la­ria­da. Los in­dí­ge­nas eran muy há­bi­les en los tra­ba­jos ma­nua­les de car­pin­te­ría y eba­nis­te­ría.

La pro­duc­ción ma­de­re­ra po­si­bi­li­tó la ins­ta­la­ción de as­ti­lle­ros en Asun­ción, lo que dio ori­gen a un ofi­cio muy de­man­da­do: el car­pin­te­ro de ri­be­ra, es­pe­cia­lis­ta en la fa­bri­ca­ción de na­víos de di­ver­sa mon­ta y miem­bro de la élite la­bo­ral pa­ra­gua­ya de la épo­ca.

Lue­go ven­dría la ga­na­de­ría. El Pa­ra­guay fue el pri­mer pro­duc­tor ga­na­de­ro del Río de la Pla­ta. La mul­ti­pli­ca­ción del ga­na­do fue exu­be­ran­te du­ran­te la Co­lo­nia. Del mis­mo mo­do, Asun­ción fue el pri­mer pro­duc­tor de tri­go de la re­gión. El cos­to del ejem­plar del dia­rio más el li­bro es de G. 27.000.

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay