JAZMÍN DEL PARAGUAY

Aban­de­ra­da gua­ra­ní

TVO - - Sumario - Der­lis Iván Mat­to / Fo­tos: Javier Gi­mé­nez

Jazmín del Paraguay es un nom­bre que ya sue­na en el mun­do ar­tís­ti­co por ser una de las vo­ces más dul­ces y cau­ti­va­do­ras de La­ti­noa­mé­ri­ca. Na­ci­da en Pe­dro Juan Caballero, or­gu­llo­sa de sus raí­ces, Jazmín Sanabria se hi­zo gigante por su voz in­com­pa­ra­ble y el ta­len­to con el que cau­ti­va a to­dos en­ci­ma del es­ce­na­rio. Hi­ja del tam­bién mú­si­co Ós­car Sanabria y Cla­vel Oje­da, des­de muy chi­ca so­ñó con ser una ar­tis­ta re­co­no­ci­da a ni­vel mun­dial. Sus pa­sio­nes son el bai­le, la ac­tua­ción y el can­to, y con so­lo 11 añi­tos su fa­ma ya tras­cien­de fron­te­ras. Pe­ro ella man­tie­ne la hu­mil­dad y prio­ri­za la fi­na­li­za­ción de sus es­tu­dios pa­ra des­pués pro­yec­tar su ca­rre­ra a ni­vel in­ter­na­cio­nal.

Jazmín, ¿qué se sien­te ser tan fa­mo­sa y acla­ma­da te­nien­do so­lo 11 años?

- Me sien­to muy con­ten­ta y fe­liz por­que siem­pre es­toy apo­ya­da por mis pa­dres, que es lo más im­por­tan­te pa­ra una ni­ña ar­tis­ta. Ellos me ben­di­cen an­tes de su­bir al es­ce­na­rio y siem­pre me di­cen que ha­ga lo que sé ha­cer. Cuan­do can­to doy to­do de mí y eso la gen­te me lo re­co­no­ce.

¿Có­mo fue­ron tus ini­cios en el can­to?

- Yo em­pe­cé a can­tar a los cua­tro años en el Fes­ti­val de la Fa­mi­lia de mi es­cue­la, in­ter­pre­té una can­ción que se lla­ma Vi­va la mú­si­ca. En ca­sa te­nía­mos un es­tu­dio de gra­ba­ción por­que mi pa­pá tam­bién es mú­si­co y yo siem­pre lle­va­ba el te­re­ré a sus en­sa­yos. Creo que des­de la pan­za de mi ma­má ya ve­nía sin­tien­do la mú­si­ca (ri­sas).

¿Quién te en­se­ñó a can­tar?

- Nun­ca tu­ve un pro­fe­sor que me en­se­ñe a can­tar, más bien creo que es un don que Dios me dio y por el que es­toy muy agra­de­ci­da.

¿Có­mo te sen­tís con el ca­ri­ño del pú­bli­co?

- Ca­da per­so­na tie­ne una estrella den­tro, yo di­go que cuan­do cum­pla to­dos mis sue­ños me po­dré con­si­de­rar una ver­da­de­ra estrella. To­das las per­so­nas te­ne­mos al­gún ta­len­to y ca­da una de­be con­si­de­rar­se es­pe­cial, yo tra­to de ha­cer­lo y soy fe­liz con el ca­ri­ño del pú­bli­co.

¿Qué sen­sa­ción te­nés al su­bir a un es­ce­na­rio?

- El es­ce­na­rio es mi se­gun­da ca­sa, yo siem­pre di­go eso. Los ner­vios es­tán, pe­ro con el co­rrer de los mi­nu­tos la gen­te me ha­ce sen­tir muy se­gu­ra y me desen­vuel­vo con sol­tu­ra. Los aplau­sos y el ca­ri­ño son la ener­gía pa­ra los ar­tis­tas.

SU ES­CA­LE­RA AL ÉXI­TO

Jazmín ini­ció sus sue­ños en el reality te­le­vi­si­vo Pe­que­ños gi­gan­tes, don­de re­sal­tó por su pri­vi­le­gia­da voz y ca­ris­ma en­ter­ne­ce­dor. Al po­co tiem­po fue in­vi­ta­da por el re­co­no­ci­do pre­sen­ta­dor chi­leno don Fran­cis­co, en el úl­ti­mo pro­gra­ma de Sá­ba­do gigante, que ce­rró su ci­clo des­pués de 54 años al ai­re. Allí co­no­ció a su ído­la, Tha­lía.

Ser co­no­ci­da in­ter­na­cio­nal­men­te, ¿qué sig­ni­fi­ca pa­ra vos?

- Es al­go in­creí­ble, por­que sien­do muy chi­qui­ta ya es­toy lle­van­do en al­to el nom­bre de mi país y eso me enor­gu­lle­ce. Ade­más, re­pre­sen­to a mi que­ri­da ciu­dad, Pe­dro Juan Caballero. Soy muy pa­trio­ta, por eso mi nom­bre ar­tís­ti­co es Jazmín del Paraguay.

Con­ta­nos acer­ca de tu ex­pe­rien­cia en Sá­ba­do gigante.

- Fue un pri­vi­le­gio es­tar al la­do de uno de los pre­sen­ta­do­res más importantes del mun­do. Yo siem­pre so­ña­ba con co­no­cer a al­gún fa­mo­so de la te­le­vi­sión, y cuan­do me to­có ir al pro­gra­ma de don Fran­cis­co, no lo po­día creer, me emo­cio­né tan­to. El es­ce­na­rio de Sá­ba­do gigante fue una es­ca­le­ra pa­ra mí y me enor­gu­lle­ce ha­ber es­ta­do en el úl­ti­mo pro­gra­ma, que dio fin a un ci­clo de ca­si 54 años al ai­re.

¿Quié­nes son tus ído­los co­mo can­tan­tes?

- Ten­go mu­chos ído­los, pe­ro una ar­tis­ta com­ple­ta a la que ad­mi­ro mu­cho es Tha­lía, ya que es can­tan­te, ac­triz y bai­la­ri­na.

¿Te gus­ta­ría se­guir sus pa­sos?

- ¡Cla­ro que sí! Sue­ño con ser ac­triz y par­ti­ci­par de una te­le­no­ve­la. Me es­toy pre­pa­ran­do pa­ra eso y mi ejem­plo a se­guir es Tha­lía.

¿Cuá­les son tus sue­ños?

- Pri­me­ro, ter­mi­nar mis es­tu­dios aquí en el país; ade­más de la es­cue­la tam­bién es­toy cur­san­do el se­gun­do año de la ca­rre­ra Can­to Po­pu­lar, en el Con­ser­va­to­rio Na­cio­nal de Mú­si­ca. Quie­ro via­jar por to­dos la­dos, cum­plir mis me­tas y crear una fun­da­ción pa­ra ni­ños y an­cia­nos en mi que­ri­do Pe­dro Juan Caballero.

Te­nés un ca­ri­ño es­pe­cial hacia tu ciu­dad, Pe­dro Juan Caballero.

- Sí, pa­sa que las­ti­mo­sa­men­te son so­lo co­sas ma­las las que se ha­blan de mi ciu­dad y mu­cha gen­te no sa­be que tam­bién hay co­sas bue­nas. Yo vi­ne a Asun­ción por­que en Pe­dro Juan no con­ta­mos con nin­gún Con­ser­va­to­rio de Mú­si­ca y mi sue­ño es fun­dar uno

más ade­lan­te, pa­ra que mis com­pue­bla­nos apren­dan a per­fec­cio­nar su ta­len­to.

¿Qué te di­cen tus ami­gui­tos de Pe­dro Juan?

- Los ex­tra­ño mu­cho, pe­ro siem­pre es­ta­mos en con­tac­to por re­des so­cia­les, ya que mis pa­dres y Ra­quel Mar­tí­nez, mi en­car­ga­da de pren­sa, ma­ne­jan mis cuen­tas per­so­na­les. Soy cons­cien­te de que las re­des así co­mo nos co­mu­ni­can tam­bién son pe­li­gro­sas, por eso ten­go a mis ma­yo­res pen­dien­tes de ese te­ma.

EL PRI­MER DIS­CO

Jazmín del Paraguay pre­pa­ra el lan­za­mien­to de su pri­mer ma­te­rial dis­co­grá­fi­co, ti­tu­la­do Flo­ri­le­gio de Can­cio­nes, que sal­drá pu­bli­ca­do es­te lu­nes 1 de ma­yo con el dia­rio Úl­ti­ma Ho­ra. Un par de días más tar­de, via­ja­rá a Es­pa­ña pa­ra su pri­me­ra gi­ra por Eu­ro­pa. ¡Com­bo com­ple­to!

Se vie­ne tu pri­me­ra gi­ra por Eu­ro­pa.

- Sí, voy un mes en Es­pa­ña a una gi­ra que se­rá la pri­me­ra en Eu­ro­pa y es­toy muy emo­cio­na­da. Va a ser muy bueno co­no­cer a mis com­pa­trio­tas re­si­den­tes en la Ma­dre Pa­tria. Via­jo el pró­xi­mo 3 de ma­yo, dos días des­pués de lan­zar mi pri­mer ma­te­rial dis­co­grá­fi­co.

¿Qué nos po­dés con­tar acer­ca del dis­co?

- Es­toy emo­cio­na­da por­que va a ser el pri­mer dis­co de mi ca­rre­ra y se va a lla­mar Flo­ri­le­gio de Can­cio­nes. El ma­te­rial con­tie­ne 15 te­mas, de los cua­les dos son iné­di­tos, y sal­drá el pró­xi­mo lu­nes 1 de ma­yo con el dia­rio Úl­ti­ma Ho­ra. Es­te dis­co se­rá un ho­me­na­je a los tra­ba­ja­do­res y las maes­tras, ya que uno de los te­mas lo es­cri­bió mi pa­pá y se lla­ma Felicidades, maes­tra.

¿Ha­brá al­gún con­cier­to de lan­za­mien­to de Flo­ri­le­gio de Can­cio­nes?

- Sí, pe­ro se­rá a mi vuel­ta de Es­pa­ña. Te ade­lan­to que el con­cier­to se rea­li­za­rá el vier­nes 14 de ju­lio, en el Tea­tro Mu­ni­ci­pal de Asun­ción. Da­ré un show pa­ra to­da la fa­mi­lia.

RE­VE­LA­CIO­NES DE UNA NI­ÑA AR­TIS­TA

A pe­sar de su cor­ta edad, Jazmín ya tu­vo una se­rie de pre­sen­ta­cio­nes por to­do el país y el ex­tran­je­ro, que le per­mi­tie­ron ser con­de­co­ra­da co­mo Ni­ña Des­ta­ca­da del Año 2016. A con­ti­nua­ción, nos cuen­ta más so­bre su vi­da de ar­tis­ta.

¿Nun­ca te to­có una pre­sen­ta­ción en la que ya te aga­rró el sue­ñi­to?

- Una vez me to­có, pe­ro fue por­que se re­tra­sa­ron en el ho­ra­rio. Mis pa­pis cui­dan mu­chí­si­mo ese te­ma, ya que se en­car­gan de que mis pre­sen­ta­cio­nes sean en ho­ra­rios acor­des a los de una ni­ña de mi edad. Es por eso que ge­ne­ral­men­te me pre­sen­to en fes­ti­va­les pa­ra la fa­mi­lia.

¿Quién se en­car­ga de tu ves­tua­rio?

- Mi ma­mi, ella es la en­car­ga­da de di­se­ñar­me la ro­pa. Yo doy mi opi­nión y ella me ha­ce el ves­ti­do más có­mo­do, ele­gan­te y her­mo­so pa­ra mis pre­sen­ta­cio­nes.

Ga­nas­te una be­ca ha­ce po­qui­to.

- Sí, es­toy cur­san­do el sép­ti­mo gra­do en el co­le­gio Nihon Gak­ko, que me dio la po­si­bi­li­dad de for­mar par­te de la ins­ti­tu­ción, gra­cias a una be­ca que me otor­ga­ron la fun­da­ción Ni­ños Már­ti­res de Acos­ta Ñu y el Con­gre­so Na­cio­nal por ha­ber si­do la ga­na­do­ra del pre­mio Ni­ña Des­ta­ca­da del Año.

¿Qué fue lo más sor­pren­den­te que vi­vis­te en es­ta ca­rre­ra que es­tás em­pe­zan­do?

- Lo que más me sor­pren­dió fue cuan­do me lla­ma­ron des­de Was­hing­ton, Es­ta­dos Uni­dos, del Ban­co In­te­ra­me­ri­cano de Desa­rro­llo (BID), pa­ra dar mi tes­ti­mo­nio en el even­to que se desa­rro­lló ha­ce po­co en nues­tro país, en el Co­mi­té Olím­pi­co Pa­ra­gua­yo. Con­té mis ex­pe­rien­cias y apro­ve­ché pa­ra can­tar­le al pú­bli­co el te­ma Bien­ve­ni­do, her­mano ex­tran­je­ro.

¿Qué con­se­jos le da­rías a los ni­ños de tu edad que sue­ñan con ser co­mo vos?

- A mí me en­can­ta ser un re­fle­jo po­si­ti­vo pa­ra los ni­ños del Paraguay, por eso mi men­sa­je es que si­gan sus sue­ños, que ha­gan lo que les gus­ta, pe­ro siem­pre con el apo­yo de los pa­dres. Por su­pues­to, pri­me­ro es­tán los es­tu­dios y des­pués las pa­sio­nes (ri­sas).

To­das las per­so­nas te­ne­mos al­gún ta­len­to y ca­da una de­be con­si­de­rar­se es­pe­cial”

TVO

EN­CAN­TO. Jazmín del Paraguay cau­ti­va a to­dos con la sen­ci­llez y el ca­ris­ma de una ar­tis­ta que tie­ne un fu­tu­ro enor­me por de­lan­te.

TA­LEN­TO­SA. Des­de pequeña Jazmín siem­pre an­he­ló ser una ar­tis­ta com­ple­ta, y de a po­co va vien­do cum­pli­dos sus sue­ños.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.