Sus­pen­den a Huer­tas y a Fitch por pe­lea

Metro (Puerto Rico) - - PORTADA -

El re­fuer­zo de los Pi­ra­tas de Que­bra­di­llas Ge­rald Fitch y el es­col­ta de los Ca­pi­ta­nes de Are­ci­bo Da­vid Huer­tas fue­ron sus­pen­di­dos por sus ro­les en una tri­ful­ca du­ran­te la vic­to­ria de Are­ci­bo de 87-85 el pa­sa­do miér­co­les. El Ba­lon­ces­to Su­pe­rior Na­cio­nal (BSN) to­mó la de­ci­sión ano­che an­tes del co­mien­zo de la jor­na­da de la li­ga.

Fitch fue sus­pen­di­do por un par­ti­do por em­pu­jar a De­nis Cle­men­te tras dar­le una fal­ta per­so­nal. El em­pu­jón pro­vo­có que Huer­tas, quien fue sus­pen­di­do por dos jue­gos, le res­pon­die­ra en de­fen­sa de su com­pa­ñe­ro. Los ju­ga­do­res in­ter­cam­bia­ron gol­pes.

Fitch se ex­pre­só en sus re­des so­cia­les con una dis­cul­pa al ar­ma­dor De­nis Cle­men­te por ini­ciar la tri­ful­ca tras una fal­ta per­so­nal. A la mis­ma vez, arre­me­tió con­tra el es­col­ta Huer­tas, quien res­pon­dió al em­pu­jón e in­ter­cam­bió gol­pes con Fitch con in­ten­ción de de­fen­der a su com­pa­ñe­ro.

“Huer­tas es un jugador su­cio. Me em­pu­jó por la es­pal­da y me dio en la ca­ra mien­tras tra­ta­ba que se vie­ra co­mo si sus ma­nos es­tu­vie­ran al­za­das en el pri­mer jue­go con­tra ellos y des­pués lo que pa­só ano­che. Nin­gún res­pe­to pa­ra Huer­tas o cual­quier jugador que jue­gue ba­lon­ces­to de es­ta ma­ne­ra”, pu­bli­có Fitch en su cuen­ta de Fa­ce­book. Aña­dió una dis­cul­pa a su ma­dre, quien es­tu­vo pre­sen­te y que “no vol­ve­rá a su­ce­der”.

Por su par­te, Huer­tas se co­mu­ni­có con Me­tro pa­ra ofre­cer una reacción ha­cia las ex­pre­sio­nes de Fitch y, a su vez, con­tar su ver­sión de lo que ocurrió.

“Ví que Fitch em­pu­jó a De­nis Cle­men­te de una ma­la ma­ne­ra y sa­lí en de­fen­sa de mi com­pa­ñe­ro por­que eso es lo que ha­cen los com­pa­ñe­ros, cui­dar sus es­pal­das”, co­men­tó Huer­tas. “Real­men­te el vi­deo ha­bla por sí mis­mo. Él ju­gó su­cio al em­pu­jar a mi com­pa­ñe­ro, quien dio una fal­ta de ba­lon­ces­to pa­ra de­te­ner la tran­si­ción. Pue­de pen­sar lo que quie­ra de que soy su­cio o no. Pe­ro da lo mis­mo por­que el vi­deo ha­bla por sí mis­mo. Si él ju­gó su­cio, que no es­pe­re que le jue­guen lim­pio pa­ra atrás”, aña­dió.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.