ES­TA­BLE­CE UN RÉ­CORD VIA­JAN­DO ‘LIVIANO’

Kennys Var­gas pa­sa re­vis­ta so­bre to­do lo que vi­vió du­ran­te sus cua­tro des­cen­sos a la Tri­ple A y sus cin­co as­cen­sos a las Ma­yo­res es­te año

Primera Hora - - TUS DEPORTES - KARLA PA­CHE­CO ÁLVAREZ kpa­che­co@primerahora.com

El ini­cia­lis­ta Kennys Var­gas se mo­vió en Tri­ple A es­te año con muy po­co equi­pa­je ante la di­rec­ta re­co­men­da­ción de la ge­ren­cia de los Me­lli­zos de Min­ne­so­ta.

El plan des­ti­na­do por la or­ga­ni­za­ción pa­ra el ini­cia­lis­ta puer­to­rri­que­ño siem­pre tu­vo un bo­le­to de re­gre­so a las Gran­des Li­gas. En ese sube y ba­ja, Var­gas es­ta­ble­ció un ré­cord en Puer­to Ri­co.

El ca­no­va­nen­se es el pri­mer puer­to­rri­que­ño que es subido a las Gran­des Li­gas en cin­co oca­sio­nes di­fe­ren­tes en una mis­ma tem­po­ra­da, se­gún los re­gis­tros del his­to­ria­dor Ri­car­do Oli­ven­cia.

“Ellos me di­je­ron que no me lle­va­ra mu­chas co­sas por­que iba a vol­ver pron­to. De­ja­ba to­do en el loc­ker. So­lo via­ja­ba con el guan­te, el ba­te y una ma­le­ta”, re­cor­dó Var­gas en­tre ri­sas.

Es­tar en el as­cen­sor de ni­ve­les por de­ci­sión de otros pue­de afec­tar los con­tro­les de cual­quier ju­ga­dor. Var­gas le ad­mi­tió a Pri­mer Ho­ra, por vía te­le­fó­ni­ca, que sin­tió un po­co de frus­tra­ción en el pro­ce­so.

“No pue­do ne­gar que sen­tí un po­co de frus­tra­ción. Es di­fí­cil ver que eres en­via­do tan­tas ve­ces a Tri­ple A cuan­do pien­sas que pue­des ha­cer el tra­ba­jo en las Gran­des Li­gas. Pe­ro, siem­pre fue un es­ta­do mo­men­tá­neo. Siem­pre he pen­sa­do que de­bo ver­le el la­do po­si­ti­vo a lo que me ocu­rre. Lo que hi­ce fue en­fo­car­me en lo que la or­ga­ni­za­ción en­ten­día que me ha­cía fal­ta pa­ra es­ta­ble­cer­me”, ex­pli­có Var­gas.

“Me en­fo­qué en tra­ba­jar más en mi de­fen­sa y en mi ba­teo de po­der. Ana­li­za­ba ca­da juego y en el pró­xi­mo tra­ta­ba de arre­glar en lo que ha­bía fa­lla­do en el an­te­rior. Por ejem­plo, si me pit­chea­ban afue­ra, bus­ca­ba la for­ma de co­nec­tar ese ti­po de lan­za­mien­tos”, pro­si­guió.

To­do lo im­ple­men­ta­do en las Li­gas Me­no­res en ca­da des­cen­so le ha da­do re­sul­ta­do.

An­tes de su úl­ti­ma de­sig­na­ción a Tri­ple A, Var­gas ba­tea­ba pa­ra pro­me­dio de .243 con nue­ve do­bles, ocho cua­dran­gu­la­res y 30 re­mol­ca­das. Des­pués de su úl­ti­mo as­cen­so, el 21 de agos­to, acu­mu­la pro­me­dio de .293 con dos do­bles, tres cua­dran­gu­la­res y 11 re­mol­ca­das.

“Tra­ba­jé fuer­te en Tri­ple A pa­ra ser más pro­duc­ti­vo. Quie­ro apor­tar y, co­mo to­do pe­lo­te­ro, la me­ta es es­ta­ble­cer­me. Sé que so­bre mi no tan so­lo es­tán los ojos de mi or­ga­ni­za­ción. Tam­bién es­tán pendiente otros equi­pos. Es cues­tión de tra­ba­jar du­ro pa­ra el fu­tu­ro cer­cano y a lar­go pla­zo”, se­ña­ló Var­gas.

Den­tro del fu­tu­ro in­me­dia­to de Var­gas es­tá el ayu­dar a los Me­lli­zos a te­ner un es­pa­cio en la postem­po­ra­da por primera vez des­de el 2010.

Sin con­tar la jor­na­da de ano­che, los Me­lli­zos ocu­pa­ban el se­gun­do lu­gar en la lu­cha por el co­mo­dín de la Li­ga Ame­ri­ca­na, con una ven­ta­ja de dos partidos so­bre los An­ge­li­nos de Los Án­ge­les.

“Somos una fa­mi­lia. Es­ta­mos bien uni­dos pa­ra al­can­zar la me­ta de lle­gar a los pla­yoffs. To­dos es­ta­mos tem­prano y des­pués de ca­da partidos nos reuni­mos pa­ra ha­blar de lo que se hi­zo en el juego. Ha­bla­mos, nos co­rre­gi­mos y nos en­fo­ca­mos en el si­guien­te día”, ma­ni­fes­tó Var­gas al ha­blar de la vi­bra que hay en el ca­me­rino de los Me­lli­zos ac­tual­men­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.