Des­cal­zas reales

ABC - Alfa y Omega Madrid - - Madrid - Joa­quín Mar­tín Abad

Las mon­jas de clau­su­ra des­cal­zas reales son cla­ri­sas fran­cis­ca­nas, de la Or­den de las Her­ma­nas Po­bres de San­ta Cla­ra.

Es­te mo­nas­te­rio de Nues­tra Se­ño­ra de la Con­so­la­ción, eri­gi­do en 1559 con cla­ri­sas de Gan­día y otras jó­ve­nes de la no­ble­za, fue fun­da­do gra­cias a la hi­ja me­nor de Car­los I e Isa­bel de Por­tu­gal, Jua­na de Aus­tria, re­gen­te en Es­pa­ña (1554-59) en au­sen­cia de su her­mano Fe­li­pe II, cuan­do se vino des­de Por­tu­gal al que­dar viu­da del prín­ci­pe Juan Ma­nuel. Ha­bía na­ci­do en 1535 en la ca­sa de Alon­so Gu­tié­rrez, te­so­re­ro del em­pe­ra­dor, y la com­pró en 1555 pa­ra con­ven­to de una ra­ma fe­me­ni­na de la Com­pa­ñía de Je­sús, que san Ig­na­cio no qui­so fun­dar. Pe­ro a Jua­na de Aus­tria se le per­mi­tió ex­cep­cio­nal­men­te emi­tir en se­cre­to los vo­tos re­li­gio­sos a la ma­ne­ra de los es­co­la­res je­sui­tas. Y, por con­se­jo de quien fue du­que de Gan­día, san Francisco de Bor­ja, co­mi­sa­rio en­ton­ces de los je­sui­tas en Es­pa­ña, la ca­sa fue pa­ra cla­ri­sas.

El ar­qui­tec­to An­to­nio Si­lle­ro di­se­ñó es­tan­cias pa­ra las mon­jas, re­si­den­cia real, hos­pi­ta­li­llo y has­ta co­le­gio pa­ra ni­ñas huér­fa­nas. La igle­sia, del ar­qui­tec­to Juan Bau­tis­ta de To­le­do, inau­gu­ra­da el 8 de di­ciem­bre de 1564 te­nía un re­ta­blo de Gaspar Be­ce­rra pe­ro en 1862 un in­cen­dio des­tru­yó el tem­plo; se tra­jo en­ton­ces el re­ta­blo de már­mol del no­vi­cia­do de je­sui­tas de la ca­lle San Ber­nar­do, rea­li­za­do en 1716 por Ca­mi­llo Rus­co­ni, que re­pre­sen­ta el éx­ta­sis de san Juan Francisco de Re­gis. En el tes­te­ro hay un al­to­rre­lie­ve de la Asun­ción de Nues­tra Se­ño­ra, por­que en su fies­ta co­men­zó a vi­vir la co­mu­ni­dad, y so­bre el Sagrario es­tá un icono de la Vir­gen del Milagro, ta­bla de Pao­lo de San Leo­ca­dio (1447-1519) que tra­jo Jua­na de la Cruz Bor­ja, pri­me­ra aba­de­sa de las Des­cal­zas Reales.

Por acuer­do del Pa­tri­mo­nio Na­cio­nal con las mon­jas, des­de 1960 el mo­nas­te­rio pue­de ser vi­si­ta­do. Me­re­ce la pe­na por to­do: igle­sia y se­pul­cro de Jua­na de Aus­tria, es­ca­le­ra y claus­tros, ca­pi­llas y ta­pi­ces, imá­ge­nes y cua­dros, co­ro y re­li­ca­rio, y los ni­ños Je­sús de la lla­ma­da di­vi­na guar­de­ría.

Lo más ori­gi­nal: el pró­xi­mo 30 de mar­zo, Vier­nes San­to, se tiene por la tar­de –como ca­da año– una pro­ce­sión sin­gu­lar: el cos­ta­do de un Cris­to ya­cen­te, ta­lla de Be­ce­rra, lle­va un vi­ril don­de se ex­po­ne la Sa­gra­da For­ma con­sa­gra­da y se pro­ce­sio­na por un claus­tro pa­ra su ado­ra­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.