El año más ne­gro pa­ra la acei­tu­na es­pa­ño­la en EE.UU.

Las ven­tas al otro la­do del Atlán­ti­co ya se han des­plo­ma­do más de un 40% du­ran­te los pri­me­ros me­ses del año

ABC - Empresa - - Empresas Y Sectores - INMA LOPERA SE­VI­LLA

Son mu­chos los pue­blos an­da­lu­ces que de­pen­den eco­nó­mi­ca­men­te del em­pleo ge­ne­ra­do tan­to en las cam­pa­ñas agrí­co­las del ver­deo co­mo de la in­dus­tria acei­tu­ne­ra. Es el ca­so de La Ro­da de An­da­lu­cía, que al­ber­ga la ma­yor pro­duc­to­ra de acei­tu­nas del mun­do, la coo­pe­ra­ti­va de se­gun­do gra­do Agro Se­vi­lla, que lle­va 30 años ex­por­tan­do a Es­ta­dos Uni­dos sus acei­tu­nas negras, esas que los es­ta­dou­ni­den­ses de­vo­ran en piz­zas, en­sa­la­das o sánd­wi­ches. En la mis­ma si­tua­ción es­tá Mo­rón de la Fron­te­ra, don­de par­te de su po­bla­ción tra­ba­ja en las dos in­dus­trias más im­por­tan­tes de Es­pa­ña, y que tie­nen en Es­ta­dos Uni­dos su prin­ci­pal mer­ca­do. Son Án­gel Camacho Ali­men­ta­ción (el ma­yor en­va­sa­dor de acei­tu­na de me­sa del mun­do) y Acei­tu­nas Gua­dal­qui­vir.

To­da una co­mar­ca afec­ta­da por la po­lí­ti­ca pro­tec­cio­nis­ta al otro la­do del Atlán­ti­co, don­de la im­por­ta­ción de acei­tu­nas negras es­pa­ño­las (bá­si­ca­men­te se­vi­lla­nas) a Es­ta­dos Uni­dos es­tá ac­tual­men­te ba­jo lu­pa por ser las ‘ spa­nish oli­ves’ « ba­ra­tas » y « sub­si­dia­das » , se­gún di­cen sus ri­va­les en Ca­li­for­nia. Un per­jui­cio pa­ra la in­dus­tria ame­ri­ca­na que el pre­si­den­te Do­nald Trump ha cas­ti­ga­do im­po­nien­do aran­ce­les que ha­cen muy di­fí­cil que las em­pre­sas es­pa­ño­las con­ti­núen ex­por­tan­do sus acei­tu­nas a es­te des­tino.

Es­ta si­tua­ción es­tá oca­sio­nan­do un da­ño im­por­tan­te en la zo­na de pro­duc­ción de la acei­tu­na de me­sa, so­bre to­do Se­vi­lla, de don­de sa­le la ma­yo­ría de los 32 mi­llo­nes de ki­los de acei­tu­na negra na­cio­nal que se co­mer­cia­li­za en Es­ta­dos Uni­dos, por un va­lor de 70 mi­llo­nes de eu­ros anua­les aho­ra en jue­go, co­mo lo es­tán tam­bién al­re­de­dor de dos mi­llo­nes de jor­na­les.

El ori­gen

El con­flic­to con Es­ta­dos Uni­dos co­men­zó ha­ce casi un año, cuan­do dos em­pre­sas acei­tu­ne­ras de Ca­li­for­nia, Bell-Car­ter Food Inc. y Mus­co Fa­mily Oli­ve Com­pany, de­nun­cia­ron an­te las au­to­ri­da­des com­pe­ten­tes de Co­mer­cio en Es­ta­dos Uni­dos al sec­tor es­pa­ñol por rea­li­zar im­por­ta­cio­nes de acei­tu­na negra sub­si­dia­das y es­tar co­mer­cia­li­zan­do a un pre­cio «por de­ba­jo al que lo ha­ce en su mer­ca­do de ori­gen o por de­ba­jo del cos­te » , lo que se co­no­ce co­mo «dum­ping».

Se im­po­nen en­ton­ces aran­ce­les pre­ven­ti­vos y se ini­cia una ar­dua in­ves­ti­ga­ción se­lec­cio­nan­do Es­ta­dos Uni­dos a tres em­pre­sas co­mo las más re­pre­sen­ta­ti­vas del sec­tor: Agro Se­vi­lla SCA, Án­gel Camacho Ali­men­ta­ción, y Acei­tu­nas Gua­dal­qui­vir. No obs­tan­te, las in­ves­ti­ga­cio­nes se han tras­la­da­do tam­bién has­ta a 150 pro­vee­do­res de esas em­pre­sas y han lle­ga­do in­clu­so al oli-

Com­pe­ten­cia El pro­ce­so con­tra Es­pa­ña lo ini­cia­ron dos en­va­sa­do­ras de Ca­li­for­nia

var en el cam­po. En enero de es­te año, co­mo re­sul­ta­do de esas in­ves­ti­ga­cio­nes an­ti­dum­ping y an­ti­sub­ven­cio­nes, el Go­bierno de Trump de­ci­de im­po­ner un nue­vo aran­cel adi­cio­nal que, aun­que es pro­vi­sio­nal, es de apli­ca­ción in­me­dia­ta, que han si­do re­vi­sa­dos y au­men­ta­dos en es­te mes de ju­nio. Así las co­sas, a Acei­tu­nas Gua­dal­qui­vir se le im­po­ne un aran­cel del 44,48%, a la coo­pe­ra­ti­va Agro Se­vi­lla del 33,02% y a Án­gel Camacho del 30,10%, sien­do la me­dia pon­de­ra­da pa­ra to­do el sec­tor de 34,71%. En­tre enero y mar­zo las ven­tas de es­te pro­duc­to en Es­ta­dos Uni­dos se han des­plo­ma­do más de un 42%, al tiem­po que ga­na­ban cuo­ta otros paí­ses co­mo Egip­to, Ma­rrue­cos y Tur­quía.

El sec­tor acei­tu­ne­ro es­pa­ñol en blo­que nie­ga que ven­da en Es­ta­dos Uni­dos por de­ba­jo de cos­tes y ase­gu­ran que «los pre­cios es­pa­ño­les son com­pe­ti­ti­vos por­que sus em­pre­sas son muy efi­cien­tes » . «Nues­tra in­dus­tria acei­tu­ne­ra ha su­pe­ra­do a la in­dus­tria ca­li­for­nia­na y Se­vi­lla ha me­jo­ra­do a la acei­tu­na negra de Ca­li­for­nia; ellos fue­ron pio­ne­ros en es­te ne­go­cio pe­ro no­so­tros he­mos cre­ci­do mu­cho y eso no es fá­cil de asi­mi­lar», sub­ra­ya Ga­briel Re­don­do, pre­si­den­te del con­se­jo sec­to­rial de acei­tu­na de me­sa de coope­ra­ti­vas agroa­li­men­ta­rias de An­da­lu­cía y pre­si­den­te de Agro Se­vi­lla. Ade­más, re­ba­te que «la acei­tu­na es­pa­ño­la no su­po­ne ame­na­za al­gu­na ni pa­ra los agri­cul­to­res ni pa­ra el pue­blo es­ta­dou­ni­den­se, ni si­quie­ra pa­ra la in­dus­tria ame­ri­ca­na, pues es­tos aran­ce­les a la acei­tu­na es­pa­ño­la só­lo be­ne­fi­cian a los dos em­pre­sa­rios de­nun­cian­tes, que quie­ren ob­te­ner una ven­ta­ja com­pe­ti­ti­va an­te unas em­pre­sas an­da­lu­zas que tie­nen un po­si­cio­na­mien­to del 30% en el mer­ca­do».

En el mis­mo sen­ti­do se pro­nun­cia el se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la Aso­cia­ción Es­pa­ño­la de Ex­por­ta­do­res e In­dus­tria­les de Acei­tu­na de Me­sa ( Ase­me­sa), An­to­nio de Mo­ra, que ex­pli­ca que «los ma­les de la acei­tu­na negra de Ca­li­for­nia se de­ben a la se­quía, o a la com­pe­ten­cia de otros cul­ti­vos co­mo el al­men­dro, pe­ro no a las im­por­ta­cio­nes de acei­tu­nas es­pa­ño­las, cu­yas in­dus­trias son más efi­cien­tes que las ame­ri­ca­nas». Por ello, se­ña­la que «se­gui­mos con­fia­dos en que en las de­ci­sio­nes fi­na­les so­bre es­tos aran­ce­les (que se co­no­ce­rá a fi­na­les del mes de ju­lio) se im­pon­drá la ra­zón y se de­mos­tra­rá que las im­por­ta­cio­nes de Es­pa­ña no son una ame­na­za pa­ra la in­dus­tria ca­li­for­nia­na».

Coope­ra­ti­vas Agroa­li­men­ta­rias de An­da­lu­cía y Ase­me­sa coin­ci­den en se­ña­lar que « la in­ves­ti­ga­ción a la acei­tu­na de me­sa po­ne en te­la de jui­cio to­do el sis­te­ma de ayu­das de la Unión Eu­ro­pea » , y te­men que « hoy sea la acei­tu­na, pe­ro ma­ña­na pue­den ser otros pro­duc­tos que re­ci­ban ayu­das de la PAC, es­pa­ño­les o de otro país co­mu­ni­ta­rio».

En es­te dis­cur­so ahon­da tam­bién el pre­si­den­te de Asa­ja Se­vi­lla y pre­si­den­te de la In­ter­pro­fe­sio­nal de la Acei­tu­na de Me­sa (In­te­ra­cei­tu­na), Ri­car­do Se­rra, que sub­ra­ya que « las ayu­das de la PAC es­tán re­co­no­ci­das por la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de Co­mer­cio, del que es fir­man­te Es­ta­dos Uni­dos » , por lo que « es ho­ra que la Ad­mi­nis­tra­ción re­gio­nal, na­cio­nal y eu­ro­pea to­men una pos­tu­ra mu­cho más agre­si­va en de­fen­sa no só­lo de la acei­tu­na negra y del oli­var, sino de to­da la agri­cul­tu­ra » .

Bru­se­las es­tá tra­ba­jan­do en un sis­te­ma pa­ra com­pen­sar a los pro­duc­to­res afec­ta­dos. Pe­ro el nue­vo mi­nis­tro de Agri­cul­tu­ra, Luis Pla­nas, con­si­de­ra que la Co­mi­sión Eu­ro­pea ha de es­pe­rar has­ta el dic­ta­men de­fi­ni­ti­vo de la Co­mi­sión de Co­mer­cio Internacional (ITC), pre­vis­to pa­ra el 24 de ju­lio, an­tes de to­mar me­di­das pa­ra con­tra­rres­tar los efec­tos de la in­tro­duc­ción de un aran­cel a las acei­tu­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.