Σ La ex­pe­rien­cia y las com­pe­ten­cias trans­ver­sa­les que se ad­quie­ren con es­ta be­ca mar­can di­fe­ren­cias

ABC - Empresa - - Empresa - BE­LÉN RO­DRI­GO

La ex­pe­rien­cia Eras­mus pue­de ser un fac­tor de­ci­si­vo a la ho­ra de en­con­trar tra­ba­jo. «En­tre un can­di­da­to y otro la di­fe­ren­cia es­tá en la ac­ti­tud y ha­ber es­ta­do es­tu­dian­do fue­ra mues­tra un in­te­rés di­fe­ren­te. Se no­ta mu­cho», sub­ra­ya Pa­blo Flo­res, di­rec­tor de ta­len­to y li­de­raz­go de Hei­ne­ken Es­pa­ña. Des­de es­ta mul­ti­na­cio­nal re­co­no­cen que el es­tu­dian­te Eras­mus «es un per­fil que bus­ca­mos mu­cho. No es un ob­je­ti­vo en sí pe­ro en Hei­ne­ken hay mu­cha mo­vi­li­dad y es im­por­tan­te esa ex­pe­rien­cia», cuen­ta a ABC Em­pre­sa.

Es­ta mul­ti­na­cio­nal for­ma par­te de la pla­ta­for­ma Re­cru­ting Eras­mus, un pro­yec­to que na­ce ha­ce una dé­ca­da por ini­cia­ti­va de la con­sul­to­ra Peo­pleMat­ters pa­ra fa­ci­li­tar el con­tac­to en­tre em­pre­sas y jó­ve­nes con ex­pe­rien­cia aca­dé­mi­ca in­ter­na­cio­nal. «Es­tos jó­ve­nes desa­rro­llan unas com­pe­ten­cias di­fe­ren­cia­les. No quie­re de­cir que sean me­jo­res sino que in­di­can que son in­quie­tos y proac­ti­vos», ex­pli­ca a ABC Em­pre­sa Car­los Cres­po, res­pon­sa­ble de di­cho pro­yec­to. En el cur­so pa­sa­do Es­pa­ña con­tó con 1,6 mi­llo­nes de uni­ver­si­ta­rios de los cua­les sa­lie­ron a es­tu­diar fue­ra apro­xi­ma­da­men­te 35.000 (gran par­te de ellos con el pro­gra­ma Eras­mus). «No lle­ga al 3%, son po­qui­tos, pe­ro son un co­lec­ti­vo muy in­tere­san­te pa­ra las em­pre­sas que bus­can com­pe­ten­cias trans­ver­sa­les», aña­de. En al­gu­nos ca­sos se tra­ta de ex­ce­len­cia aca­dé­mi­ca pe­ro don­de mar­can mu­cho la di­fe­ren­cia es en «las ha­bi­li­da­des so­cia­les y co­mu­ni­ca­ti­vas, sin ol­vi­dar los idio­mas». Tie­nen tam­bién una vi­sión glo­bal del mun­do «y el 40%, al año de gra­duar­se, vuel­ve al ex­tran­je­ro».

En Re­crui­ting Eras­mus iden­ti­fi­can a los es­tu­dian­tes con ex­pe­rien­cia aca­dé­mi­ca en el ex­tran­je­ro pa­ra que for­men par­te de es­ta co­mu­ni­dad. Ya son más de 40.000 y una vez al año se or­ga­ni­za una jor­na­da pa­ra que am­bas par­tes ( jó­ve­nes y em­pre­sas) es­tén en con­tac­to di­rec­to. Par­ti­ci­pan com­pa­ñías co­mo Sa­ba­dell o San­tan­der. Es­ta úl­ti­ma ade­más aca­ba de anun­ciar la in­ver­sión de ca­si dos mi­llo­nes de eu­ros en el pro­gra­ma Be­cas San­tan­der Eras­mus y ofre­cen 2.152 be­cas de 3.200 y 500 eu­ros y 3.000 ayu­das de 150 eu­ros a jó­ve- nes que quie­ran cur­sar sus es­tu­dios en cual­quier cen­tro edu­ca­ti­vo de la Unión Eu­ro­pea y rea­li­zar prác­ti­cas pro­fe­sio­na­les in­ter­na­cio­na­les.

El úl­ti­mo es­tu­dio rea­li­za­do por la Unión Eu­ro­pea so­bre el im­pac­to del pro­gra­ma Eras­mus en el mun­do la­bo­ral mues­tra que el 92 % de los em­pre­sa­rios, cuan­do pre­ten­den con­tra­tar a al­guien, bus­can al­gu­nos de los ras­gos de la per­so­na­li­dad que pro­mue­ve es­ta be­ca «co­mo la to­le­ran­cia, la con­fian­za en uno mis­mo, la ca­pa­ci­dad de re­sol­ver pro­ble­mas, la cu­rio­si­dad, la con­cien­cia de las pro­pias vir­tu­des y de­fec­tos, y un ca­rác­ter de­ci­di­do». El men­sa­je de di­cho es­tu­dio es bas­tan­te cla­ro: «Si es­tu­dias o te for­mas en el ex­tran­je­ro, tie­nes más pro­ba­bi­li­da­des de me­jo­rar tus pers­pec­ti­vas de em­pleo». La ta­sa de des­em­pleo de es­tos es­tu­dian­tes cin­co años des­pués de la graduación es un 23% in­fe­rior, se­gún di­cho es­tu­dio. Ade­más con­fir­ma que los par­ti­ci­pan­tes tie­nen el do­ble de po­si­bi­li­da­des de en­con­trar em­pleo un año des­pués de gra­duar­se y ga­nan un 25% más.

Pa­blo Flo­res, de Hei­ne­ken, en­cuen­tra com­por­ta­mien­tos di­fe­ren­tes en los jó­ve­nes con ex­pe­rien­cia Eras­mus. «Desa­rro­llan mu­cha au­to­no­mía, ges­tio­nan la di­ver­si­dad y se desen­vuel­ven en am­bien­tes que no co­no­cen». El fac­tor idio­ma es tam­bién de­ter­mi­nan­te «por­que a día de hoy no to­dos los mi­llen­nials con­tro­lan el in­glés y quien ha es­tu­dia­do fue­ra tie­ne más desen­vol­tu­ra». Ade­más, en otros sis­te­mas uni­ver­si­ta­rios «prue­ban otras me­to­do­lo­gías, en al­gu­nas tra­ba­jan mu­cho con pre­sen­ta­cio­nes y lue­go se no­ta mu­cho en el tra­ba­jo».

In­ver­sión per­so­nal y la­bo­ral

En la con­sul­to­ra Pa­ge Per­son­nel, de Pa­ge Group, tra­ba­jan con per­fi­les ju­nior. Ana Za­yas, su di­rec­to­ra eje­cu­ti­va aso­cia­da se­nior, tie­ne un con­tac­to muy di­rec­to con es­tos can­di­da­tos a quie­nes «les gus­ta el am­bien­te in­ter­na­cio­nal y los nue­vos re­tos». Son jó­ve­nes «se­gu­ros de sí mis­mos, que se desen­vuel­ven bien y muy echa­dos pa­ra de­lan­te sin ol­vi­dar su ni­vel avan­za­do en idio­mas». Es­ta ex­pe­rien­cia re­pre­sen­ta «una in­ver­sión per­so­nal y pro­fe­sio­nal». Se­gún ex­pli­ca Ana Za­yas, los clien­tes «no pi­den ex pro­fe­so can­di­da­tos con es­te per­fil pe­ro se va­lo­ra mu­cho. Es una ex­pe­rien­cia que su­ma, no te eli­gen so­lo por eso pe­ro te di­fe­ren­cia». La ex­pe­rien­cia Eras­mus «pue­de su­plir la fal­ta de ex­pe­rien­cia pro­fe­sio­nal, por ejem­plo. Ha­ber es­ta­do fue­ra de­no­tan que son proac­ti­vos y di­ná­mi­cos». En al­gu­nos sec­to­res los es­te per­fil en­ca­ja muy bien, co­mo aque­llos en los que la so­cia­bi­li­dad es im­por­tan­te, «pa­ra di­rec­to­res de pro­yec­to, desa­rro­llo de ne­go­cio o mar­ke­ting».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.