Erre­jón pi­de más au­to­no­mía pa­ra ser can­di­da­to y Eche­ni­que lo fre­na

ABC (Galicia) - - ESPAÑA - A. RO­ME­RO MA­DRID

Po­de­mos Ma­drid ya tie­ne un re­gla­men­to pa­ra ce­le­brar las pri­ma­rias en las que se es­co­ge­rán a los can­di­da­tos al par­la­men­to au­to­nó­mi­co ma­dri­le­ño, pe­ro eso no sig­ni­fi­ca en nin­gún ca­so que el con­flic­to entre Erre­jón, Es­pi­nar e Igle­sias ha­ya aca­ba­do.

Si el do­min­go la di­rec­ción ma­dri­le­ña del par­ti­do ase­gu­ra­ba que el re­gla­men­to re­co­gía to­das las as­pi­ra­cio­nes de las di­fer­ne­tes co­rrien­tes (la erre­jo­nis­ta y la an­ti­ca­pi­ta­lis­ta, li­de­ra­da por la por­ta­voz de Po­de­mos en la Asam­blea de Ma­drid, Lo­re­na Ruiz-Huer­ta), y los afi­nes a Erre­jón lo ne­ga­ban, ayer el se­cre­ta­rio de Or­ga­ni­za­ción del par­ti­do, Pa­blo Eche­ni­que, lan­za­ba una nue­va ad­ver­ten­cia al ex nú­me­ro dos de Igle­sias.

Erre­jón, que ya ha lo­gra­do que el re­gla­men­to re­co­ja as­pec­tos co­mo la ce­le­bra­ción de pri­ma­rias si­mul­tá­neas pa­ra es­co­ger al can­di­da­to a la Pre­si­den­cia de la Co­mu­ni­dad y la lis­ta a la Asam­blea de Ma­drid o la au­to­no­mía pa­ra di­se­ñar la cam­pa­ña, quiere ga­ran­ti­zar­se una au­to­no­mía ab­so­lu­ta en to­dos los sen­ti­dos, tam­bién a ni­vel or­gá­ni­co.

Por eso, el can­di­da­to es­ta­ría re­cla­man­do te­ner voz y ca­pa­ci­dad de ve­to an­te la Jun­ta Elec­to­ral, lo que le da­ría la po­tes­tad de in­fluir so­bre­ma­ne­ra en de­ci­sio­nes co­mo las coa­li­cio­nes elec­to­ra­les en la Co­mu­ni­dad o el nom­bre de la can­di­da­tu­ra con la que pre­sen­tar­se. Es­to su­po­ne de fac­to la cons­truc­ción de una suer­te de apa­ra­to or­gá­ni­co al mar­gen de Po­de­mos li­de­ra­do por Erre­jón, al­go a lo que ni la di­rec­ción ma­dri­le­ña ni la es­ta­tal es­tán dis­pues­tos.

Eche­ni­que ad­vir­tió que, de cum­plir­se es­ta exi­gen­cia, se pro­du­ci­ría una «re­ten­ción de la so­be­ra­nía de los ins­cri­tos». «La ca­pa­ci­dad ju­rí­di­ca de los que ac­túan en las jun­tas elec­to­ra­les las tie­nen los par­ti­dos po­lí­ti­cos, y no se pue­de ce­der en nin­gún re­gla­men­to. Los que ejer­cen esa ca­pa­ci­dad ju­rí­di­ca son los ór­ga­nos que han si­do ele­gi­dos por los ins­cri­tos. Re­te­ner esa ca­pa­ci­dad es re­te­ner la so­be­ra­nía de los ins­cri­tos, que man­dan en Po­de­mos, y una de las for­mas de man­dar es ele­gir a es­tos ór­ga­nos», in­sis­tió el nú­me­ro tres de la for­ma­ción, que apro­ve­chó pa­ra agra­de­cer la «ge­ne­ro­si­dad» que a su jui­cio ha te­ni­do la di­rec­ción ma­dri­le­ña in­cor­po­ran­do exi­gen­cias de las di­fe­ren­tes co­rrien­tes.

ÍÑIGO ERRE­JÓN

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.