El Rey de­fien­de el «fir­me eu­ro­peís­mo» de Es­pa­ña y Por­tu­gal

Pe­dro Sán­chez es­tre­na frac en su pri­me­ra ce­na de gala en el Pa­la­cio Real

ABC (Galicia) - - ESPAÑA - AL­MU­DE­NA MAR­TÍ­NEZ-FORNÉS MA­DRID

El Rey de­fen­dió ayer el «fir­me eu­ro­peís­mo» de Es­pa­ña y Por­tu­gal, dos paí­ses que si­guen de­fen­dien­do «es­tar a la ca­be­za de un pro­yec­to eu­ro­peo que des­can­sa en los va­lo­res más uni­ver­sa­les y avan­za­dos en tér­mi­nos de de­re­chos po­lí­ti­cos, so­cia­les y eco­nó­mi­cos». Don Fe­li­pe tras­la­dó es­ta idea du­ran­te el brin­dis de la ce­na de gala que los Re­yes ofre­cie­ron ano­che en el Pa­la­cio Real en ho­nor del pre­si­den­te de Por­tu­gal, Mar­ce­lo Re­be­lo de Sou­sa, que ayer em­pe­zó una vi­si­ta de Es­ta­do de tres días de du­ra­ción.

El man­da­ta­rio lu­so, por su par­te, di­ri­gió unos elo­gios ce­rra­dos al Rey, ha­bló de la «ad­mi­ra­ción» que sen­tía por él, de sus «va­lo­res éti­cos y ju­rí­di­cos» y de su «na­tu­ral hu­ma­ni­dad». Tam­bién tu­vo unas pa­la­bras ca­ri­ño­sas pa­ra Do­ña Le­ti­zia –a la que re­ga­ló unos pen­dien­tes de fi­li­gra­na– y sub­ra­yó «su pro­xi­mi­dad con las cau­sas so­cia­les». Y, ade­más, agra­de­ció la ayu­da pres­ta­da por Es­pa­ña en «la tra­ge­dia de los in­cen­dios», de la mis­ma ma­ne­ra que Por­tu­gal apo­yó a Es­pa­ña tras los aten­ta­dos de Bar­ce­lo­na.

Du­ran­te la ce­na, el Rey es­tre­nó el Gran Co­llar de la Or­den de la Li­ber­tad, la con­de­co­ra­ción por­tu­gue­sa que Re­be­lo de Sou­sa aca­ba­ba de con­ce­der­le, y el man­da­ta­rio lu­so lu­ció la es­pa­ño­la Gran Cruz de Car­los III.

La no­ve­dad de la no­che fue el se­cre­ta­rio ge­ne­ral del PSOE, Pe­dro Sán­chez, que acu­dió por pri­me­ra vez a una ce­na de gala, y lo hi­zo ves­ti­do de frac, co­mo re­co­mien­da la eti­que­ta de es­ta ce­re­mo­nia de Es­ta­do. An­tes de pa­sar a sa­lu­dar a los Re­yes, el pro­to­co­lo reunió en un rin­cón del Sa­lón del Trono a Pe­dro Sán­chez con el pre­si­den­te de la Xun­ta de Ga­li­cia, Al­ber­to Nú­ñez Fei­jóo, y el pre­si­den­te de Ciu­da­da­nos, Al­bert Rivera. «Aquí, con los lí­de­res, apren­dien­do», bro­meó Nú­ñez Fei­jóo.

Ade­más de las al­tas au­to­ri­da­des, del pre­si­den­te, la vi­ce­pre­si­den­ta del Go­bierno, y los mi­nis­tros de Ex­te­rio­res y Agri­cul­tu­ra, entre los in­vi­ta­dos se en­con­tra­ban des­ta­ca­dos em­pre­sa­rios co­mo Pa­blo Is­la (In­di­tex) y Ana Pa­tri­cia Bo­tín (San­tan­der) o de­por­tis­tas co­mo Gar­bi­ñe Mu­gu­ru­za.

Tras el «be­sa­ma­nos» y los dis­cur­sos, el cen­te­nar de in­vi­ta­dos de­gus­tó un me­nú di­se­ña­do por el chef Ra­món Frei­xa a ba­se de me­ji­llo­nes y ra­pe, re­ga­do con vino blan­co, tin­to, ca­va y opor­to. La ce­na es­tu­vo ame­ni­za­da por la Uni­dad de Mú­si­ca de la Guar­dia Real, que in­ter­pre­tó pie­zas de Al­bé­niz y Pa­blo Al­bo­rán, fa­dos de Car­min­ho, co­plas po­pu­la­res es­pa­ño­las y por­tu­gue­sas y los gran­des éxitos de «Los Se­cre­tos».

La vi­si­ta de Es­ta­do de Re­be­lo de Sou­sa es la pri­me­ra de un man­da­ta­rio lu­so des­de 2006 y tam­bién la pri­me­ra de un pre­si­den­te eu­ro­peo du­ran­te el rei­na­do de Don Fe­li­pe.

Mú­si­ca La ban­da de mú­si­ca de la Guar­dia Real to­có fa­dos, co­plas y los gran­des éxitos de Los Se­cre­tos

ERNESTO AGU­DO

Los Re­yes dan la bien­ve­ni­da al pre­si­den­te de Por­tu­gal

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.