Pu­yol ce­rra­rá en Chi­na el adiós de Iniesta

El ex­ca­pi­tán y re­pre­sen­tan­te del cen­tro­cam­pis­ta azul­gra­na via­ja­rá los pró­xi­mos días al país asiá­ti­co, don­de el man­che­go ju­ga­rá tres tem­po­ra­das

ABC (Galicia) - - DEPORTES - SER­GI FONT BAR­CE­LO­NA

An­da el bar­ce­lo­nis­mo ta­pán­do­se lo oí­dos pa­ra no es­cu­char lo que An­drés Iniesta aca­ba­rá con­tan­do la pró­xi­ma se­ma­na: que de­ja el club tras die­ci­nue­ve años vis­tien­do la ca­mi­se­ta azul­gra­na, die­ci­séis de ellos en el pri­mer equi­po. Lle­va ya tiem­po la di­rec­ti­va mas­ti­can­do la mar­cha del man­che­go y la afi­ción azul­gra­na pi­dién­do­le par­ti­do a par­ti­do que re­con­si­de­re su de­ci­sión. «Iniesta te que­re­mos, Iniesta qué­da­te», cán­ti­co que se ha con­ver­ti­do en una co­le­ti­lla co­rea­da por el Camp Nou ca­da se­ma­na, pe­ro que no le ha­rá cam­biar de opinión. «Ya sé qué voy a ha­cer con mi fu­tu­ro. Es­toy agra­de­ci­do por el ca­ri­ño de la gen­te, pe­ro eso no cam­bia­rá mi opinión», ase­gu­ró «Don An­drés» tras la vic­to­ria an­te el Va­len­cia del pa­sa­do sá­ba­do. Una pis­ta más. El cen­tro­cam­pis­ta va de­jan­do in­di­cios, co­mo mi­gas de pan, pa­ra que a na­die pi­lle por sor­pre­sa. La más cla­ra, tras caer eli­mi­na­do en Ro­ma. «Es una po­si­bi­li­dad que sea mi úl­ti­mo en­cuen­tro de Cham­pions», con­fe­só con la mi­ra­da to­tal­men­te per­di­da.

Su fu­tu­ro es­tá en Asia. Un año des­pués de ha­ber fir­ma­do la pri­me­ra re­no­va­ción vi­ta­li­cia del club ca­ta­lán, pon­drá rum­bo a Chi­na, don­de ce­rra­rá una pro­lí­fi­ca ca­rre­ra de­por­ti­va. Car­les Pu­yol tie­ne pre­vis­to via­jar es­tos pró­xi­mos días a es­te país pa­ra ce­rrar los fle­cos que ro­dean un fi­cha­je de es­ta en­ver­ga­du­ra. El ex­ca­pi­tán del Ba­rça tra­ba­ja con Ra­món Sostres, abo­ga­do y re­pre­sen­tan­te de Iniesta, y es, ade­más, un ami­go y re­fe­ren­te del fut­bo­lis­ta. Las ra­zo­nes que llevarán al man­che­go a po­ner pun­to y fi­nal a su eta­pa co­mo azul­gra­na son va­rias, pe­ro prin­ci­pal­men­te eco­nó­mi­cas. Es cier­to que Iniesta sa­be que su pro­ta­go­nis­mo irá de­cre­cien­do, que su for­ma fí­si­ca le irá pa­san­do fac­tu­ra con el tiem­po y que ju­ga­do­res co­mo Cou­tin­ho o Art­hur le res­ta­rán mi­nu­tos, pe­ro tam­bién que la ofer­ta chi­na es irre­cha­za­ble y que no pue­de ig­no­rar­la por­que di­fí­cil­men­te se le­vol­ve­rá a pre­sen­tar.

El Tian­jin Quan­jian se­rá su pró­xi­ma pa­ra­da, 35 mi­llo­nes por tem­po­ra­da tie­nen la cul­pa, prác­ti­ca­men­te el do­ble de lo que ga­na en el Bar­ce­lo­na y sin nin­gún ti­po de pre­sión me­diá­ti­ca ni de­por­ti­va. El equi­po asiá­ti­co le ofre­ce tres tem­po­ra­das de con­tra­to y pro­yec­ción em­pre­sa­rial en su ne­go­cio vi­ní­co­la in­tro­du­cien­do la mar­ca de Bo­de­gas Iniesta en Chi­na, dis­tri­bu­yen­do y co­mer­cia­li­zan­do sus vi­nos, lo que le re­por­ta­rá un mon­tan­te glo­bal de 180 mi­llo­nes de eu­ros en los pró­xi­mos tres años.

La ofer­ta eco­nó­mi­ca y su de­ci­sión de no te­ner que en­fren­tar­se nun­ca en un par­ti­do al Ba­rça tam­bién pro­pi­cia­ron que re­cha­za­ra el in­te­rés del Man­ches­ter City, des­pués de que Pep Guar­dio­la se mos­tra­ra pro­cli­ve a in­cor­po­rar­lo en su equi­po. Iniesta siem­pre se ha mos­tra­do cohe­ren­te en sus de­ci­sio­nes. «Mi re­no­va­ción la mar­ca­rá mi ren­di­mien­to, no voy a es­tar por es­tar», ma­ni­fes­tó pú­bli­ca­men­te en más de una oca­sión, ar­gu­men­to que tam­bién uti­li­zó entre sus alle­ga­dos pa­ra des­car­tar el fi­cha­je por los ci­ti­zens. Si tu­vie­ra fuer­zas pa­ra ju­gar en In­gla­te­rra se que­da­ría en Bar­ce­lo­na. Iniesta tie­ne has­ta el 30 de es­te mes pa­ra co­mu­ni­car al club una de­ci­sión que to­dos sa­ben. Apro­ve­cha­rá tras la fi­nal de la Co­pa del Rey y an­tes del par­ti­do an­te el Ma­drid. Quiere evi­tar­le al equi­po el cu­le­brón de mo­no­po­li­zar la in­for­ma­ción azul­gra­na y la eli­mi­na­ción en Cham­pions per­mi­te, con la

La de­ci­sión Iniesta anun­cia­rá que se mar­cha tras la fi­nal de Co­pa Ob­je­ti­vo y prio­ri­dad Quiere ga­nar su no­ve­na Li­ga y su sex­ta Co­pa del Rey

Li­ga en­ca­rri­la­da, ce­rrar el te­ma y po­der­se cen­trar en lo que más le in­tere­sa en es­tos mo­men­tos: ga­nar su no­ve­na Li­ga y su sex­ta Co­pa. Pre­ci­sa­men­te, si los re­sul­ta­dos ne­ce­sa­rios se pro­du­cen, po­dría co­ro­nar­se cam­peón li­gue­ro an­te el Ma­drid den­tro de vein­te días, en el pri­mer par­ti­do de los tres que le que­dan en el Camp Nou, an­tes de re­ci­bir a Villarreal y Real So­cie­dad. Aquel ni­ño que inau­gu­ró La Ma­sía y al que Joan Gas­part con­ven­ció pa­ra que tras­la­da­ra a su fa­mi­lia a la Ciu­dad Con­dal, ha ini­cia­do su cuenta atrás, sus úl­ti­mos sie­te par­ti­dos con la ca­mi­se­ta azul­gra­na y tras los que se­rá pre­mia­do con una pri­ma de fin de ca­rre­ra que se tie­ne bien me­re­ci­da.

Pu­yol y Iniesta, en el ban­qui­llo cuan­do el de­fen­sa ju­ga­ba en el Bar­ce­lo­na

EFE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.