Aplas­ta a Zve­rev, su­pe­ra a Fe­de­rer en el ran­king y hoy lu­cha por el tí­tu­lo an­te Co­ric

ABC (Galicia) - - DEPORTES - EMI­LIO V. ES­CU­DE­RO

Ha­ce so­lo cin­co me­ses, Djo­ko­vic va­ga­ba por el cir­cui­to acu­mu­lan­do de­rro­tas y frus­tra­cio­nes. El ser­bio lle­gó a caer has­ta el pues­to 22 de la cla­si­fi­ca­ción tras un ini­cio de tem­po­ra­da desas­tro­so, lo que le obli­gó a rom­per con to­do pa­ra bus­car una so­lu­ción. La en­con­tró en su en­tre­na­dor de to­da la vi­da, Ma­rian Vaj­da, al que re­cu­rrió pa­ra in­ten­tar re­con­du­cir su ca­rre­ra. Un cam­bio que sur­tió efec­to ca­si in­me­dia­to y que le ha lle­va­do a ga­nar des­de en­ton­ces Wim­ble­don, el US Open y el Mas­ters 1.000 de Cin­cin­na­ti.

«Voy a tra­tar de ha­cer to­do lo po­si­ble pa­ra lle­gar al nú­me­ro uno. Ese es pro­ba­ble­men­te el ma­yor ob­je­ti­vo del fi­nal de la tem­po­ra­da», re­co­no­cía ha­ce so­lo unos días Djo­ko­vic en Shang­hái, don­de hoy bus­ca­rá le­van­tar el tí­tu­lo con per­mi­so de Co­ric

El croa­ta me­di­rá el buen mo­men­to del ser­bio, que acu­mu­la die­ci­sie­te vic­to­rias con­se­cu­ti­vas en su­per­fi­cie du­ra. Un do­mi­nio que que­dó pa­ten­te en el par­ti­do de se­mi­fi­na­les que dis­pu­tó fren­te a Ale­xan­der Zve­rev, al que ba­rrió de la pis­ta con au­to­ri­dad (6-2 y 6-1).

Pa­se lo que pa­se en el par­ti­do de hoy, el ser­bio se­rá el lu­nes nú­me­ro dos del mun­do y as­pi­ra­rá a su­pe­rar ya a Na­dal en el Mas­ters 1.000 de Pa­rís, que se dispu­tará a fi­na­les de mes. «Ser se­gun­do es im­por­tan­te y es­toy agra­de­ci­do de ha­ber­lo lo­gra­do. Es­toy or­gu­llo­so de ello, so­bre to­do si te­ne­mos en cuen­ta los cua­tro o cin­co pri­me­ros me­ses de la tem­po­ra­da. Ob­via­men­te, he tra­ba­ja­do du­ro pa­ra con­se­guir­lo, pe­ro mi ob­je­ti­vo fi­nal es lle­gar al nú­me­ro uno a fi­nal de año», ex­pli­ca­ba el ser­bio, que si ven­ce en Chi­na se que­da­rá a 215 pun­tos del es­pa­ñol. Dis­tan­cia que po­dría en­ju­gar sin mu­cha di­fi­cul­tad en Pa­rís, don­de no ju­gó el año pa­sa­do por le­sión y no de­fien­de nin­gún pun­to (Na­dal hi­zo cuar­tos, 180 pun­tos).

Sin no­ti­cias de la le­sión

Tras ha­ber­se pa­sa­do me­dio año pa­ra­do en 2017 por una le­sión en el co­do, Djo­ko­vic co­men­zó 2018 con du­das. De las diez de­rro­tas que acu­mu­la es­ta tem­po­ra­da, seis lle­ga­ron en los pri­me­ros cin­co me­ses de es­ta cam­pa­ña que apun­ta­ba mal pa­ra él y que pue­de ter­mi­nar sien­do his­tó­ri­ca. Por­que nun­ca an­tes un te­nis­ta que ca­yó tan ba­jo en el ran­king ha ter­mi­na­do co­mo nú­me­ro uno. «Creo que es­toy muy cer­ca de mi me­jor ni­vel», se­ña­la el ser­bio, al que la derrota de Fe­de­rer au­pó di­rec­ta­men­te al se­gun­do es­ca­la­fón de la cla­si­fi­ca­ción mun­dial.

El sui­zo su­cum­bió de manera sor­pren­den­te an­te Bor­na Co­ric en se­mi­fi­na­les (6-4 y 6-4). El cho­que, que du­ró ape­nas una ho­ra y vein­te mi­nu­tos, mos­tró a un Fe­de­rer muy le­jos de su me­jor ver­sión, sin nin­gu­na op­ción de vic­to­ria fren­te al jo­ven ta­len­to croa­ta. Tal fue la dis­tan­cia, que por pri­me­ra vez en los úl­ti­mos tres años el sui­zo se fue al ves­tua­rio sin ha­ber for­za­do ni si­quie­ra una bo­la de break de su ri­val.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.