CER­CO al cán­cer

La Uni­dad de Te­ra­pia Mo­le­cu­lar del VHIO lle­va ca­si una dé­ca­da acer­can­do ar­se­nal te­ra­péu­ti­co pun­te­ro a pa­cien­tes huér­fa­nos de tra­ta­mien­to

ABC - Salud - - Salud - EST­HER ARMORA

Las es­ta­dís­ti­cas lo con­fir­man: uno de ca­da dos hom­bres y una de ca­da tres mu­je­res su­fri­rá un cán­cer a lo lar­go de su vi­da. La me­jor for­ma de com­ba­tir es­ta en­fer­me­dad si­gue sien­do avan­zar­se a ella y des­ar­mar­la an­tes de que se ex­pan­da por el or­ga­nis­mo. Pa­ra ello, es ne­ce­sa­rio co­no­cer por qué apa­re­ce, de qué me­ca­nis­mos se sir­ve pa­ra co­lo­ni­zar otros ór­ga­nos –lo que se co­no­ce co­mo me­tás­ta­sis–, y por qué las cé­lu­las on­co­ló­gi­cas lo­gran bur­lar, en al­gu­nos ca­sos, las te­ra­pias.

Con el do­ble ob­je­ti­vo de es­tu­diar y com­ba­tir el cán­cer des­de to­dos los fren­tes na­ció el Vall D’He­bron Ins­ti­tu­to de On­co­lo­gía ( VHIO) de Bar­ce­lo­na, que ba­jo la tu­te­la de Jo­sep Ta­ber­ne­ro, ac­tual pre­si­den­te de la So­cie­dad Eu­ro­pea de On­co­lo­gía Mé­di­ca (ESMO) –por sus si­glas en in­glés–, ya es re­fen­te mun­dial en la es­pe­cia­li­dad.

Con el mis­mo se­llo de ex­ce­len­cia, des­de el año 2010, la Uni­dad de In­ves­ti­ga­ción de Te­ra­pia Mo­le­cu­lar (UITM)-La Cai­xa de es­te Ins­ti­tu­to con­cen­tra to­dos sus es­fuer­zos en el desa­rro­llo clí­ni­co pre­coz de fár­ma­cos y te­ra­pias ca­pa­ces de no­quear la en­fer­me­dad.

En­sa­yos clí­ni­cos fa­se I y II

«La UITM rea­li­za en­sa­yos clí­ni­cos en fa­se Iy II con agen­tes te­ra­péu­ti­cos que se ad­mi­nis­tran por pri­me­ra vez en pa­cien­tes, con el ob­je­ti­vo de ofre­cer nue­vas al­ter­na­ti­vas a aque­llos en­fer­mos que no res­pon­den a los tra­ta­mien­tos con­ven­cio­na­les » , ex­pli­ca a ABC la doc­to­raE­le­na Ga­rral­da, di­rec­to­ra eje­cu­ti­va de la Uni­dad de In­ves­ti­ga­ción de Te­ra­pia Mo­le­cu­lar.

Dos de las prin­ci­pa­les áreas de in­ves­ti­ga­ción de la uni­dad son, se­gún la ex­per­ta, la me­di­ci­na per­so­na­li­za­da y la in­mu­no­te­ra­pia, aun­que, se­gún dice, «es­ta úl­ti­ma ha to­ma­do un ma­yor im­pul­so en los úl­ti­mos años coin­ci­dien­do con el “boom” de es­tas te­ra­pias » . « Ha­brá que ver có­mo se aca­ba plas­man­do en la clí­ni­ca el “tsu­na­mi ” de la in­mu­no­te­ra­pia » , aña­de Ga­rral­da.

Re­co­no­ce, sin em­bar­go que el uso de es­te nue­vo ar­se­nal te­ra­péu­ti­co ha su­pues­to un cam­bio de pa­ra­dig­ma im­por­tan­te en la lu­cha con­tra es­ta en­fer­me­dad. « Con la me­di­ci­na per­so­na­li­za­da ac­tua­mos so­bre el tu­mor, mien­tras que la in­mu­no­te­ra­pia uti­li­za la ca­pa­ci­dad del pro­pio sis­te­ma in­mu­ne pa­ra com­ba­tir el cán­cer des­de el pro­pio or­ga­nis­mo. No po­de­mos ol­vi­dar que la in­mu­no­te­ra­pia ha de­mos­tra­do que es ca­paz de cu­rar a pa­cien­tes que es­tán en fa­ses avan­za­das de la en­fer­me­dad que has­ta aho­ra es­ta­ban huér­fa­nos de tra­ta­mien­to», se­ña­la la in­ves­ti­ga­do­ra.

Me­di­ci­na per­so­na­li­za­da

Pe­se a que «hay una auténtica com­pe­ten­cia fe­roz den­tro de la me­di­ci­na por las te­ra­pias con agen­tes in­mu­no­te­rá­pi­cos » , la res­pon­sa­ble de la UITM, ha­ce hin­ca­pié en la im­por­tan­cia que si­gue te­nien­do hoy en día la me­di­ci­na per­so­na­li­za­da. « En­con­trar las al­te­ra­cio­nes ge­né­ti­cas de un tu­mor pa­ra dar con un tra­ta­mien­to a me­di­da que per­mi­ta com­ba­tir la en­fer­me­dad con mu­cha más pre­ci­sión y efi­ca­cia es vi­tal y ha su­pues­to un pa­so gi­gan­tes­to en la lu­cha con­tra la pa­to­lo­gía » , se­ña­la Ga­rral­da.

Del to­tal de en­sa­yos im­pul­sa­dos des­de la Uni­dad de Te­ra­pia Mo­le­cu­lar del VHIO, un 60 por cien­to es­tán cen­tra­dos en la im­mu­no­te­ra­pia, y el 40 por cien­to res­tan­te en las te­ra­pias di­ri­gi­das, se­gún apun­tan a es­te dia­rio fuen­tes de la Uni­dad de In­ves­ti­ga­ción de Te­ra­pia Mo­le­cu­lar.

ABC

La doc­to­ra Ele­na Ga­rral­da en las ins­ta­la­cio­nes de la UITM

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.