Se­vi­lla, un pa­seo por la puer­ta de Amé­ri­ca

De Se­vi­lla ya se han es­cri­to ríos de tin­ta, de la prensa ro­sa a los li­bros de his­to­ria, pe­ro en po­cas oca­sio­nes se ha re­co­no­ci­do a las aguas del Gua­dal­qui­vir

ABC - Vela - - Abc De La Náutica -

La To­rre del Oro, icono de Se­vi­lla a pie del Gua­dal­qui­vir

Des­dLa ca­pi­tal his­pa­len­se cuen­ta con uno de los tres cas­cos an­ti­guos más gran­des de Eu­ro­pa y un re­co­no­ci­do pa­tri­mo­nio mo­nu­men­tal, co­ra­zón fun­da­men­tal que atrae a vi­si­tan­tes de los cin­co con­ti­nen­tes mag­ni­fi­ca­dos por la me­mo­ria his­tó­ri­ca de es­ta ciu­dad an­da­lu­za pe­ro so­bre­to­do por su increíble dia­rio de a bor­do en el Si­glo de Oro es­pañol.

Pun­to de par­ti­da de aven­tu­re­ros, mi­li­ta­res y na­ve­gan­tes es­pa­ño­les co­mo Ma­ga­lla­nes o Juan Se­bas­tián El Cano en bus­ca de nue­vas ru­tas ma­rí­ti­mas, Se­vi­lla se con­vir­tió en el cen­tro del mun­do, con­si­guien­do con­cen­trar gran par­te de le­ga­do his­tó­ri­co a lo lar­go del Si­glo XVI.

Una ri­que­za que lle­ga­ba des­de el mar y que gra­cias al río Gua­dal­qui­vir, al­can­za­ba Se­vi­lla don­de era muy bien re­ci­bi­do por los re­yes y su no­ble­za.

El puer­to de Se­vi­lla

El puer­to de Se­vi­lla es el úni­co puer­to ma­rí­ti­mo de Es­pa­ña en una ciu­dad in­te­rior. Es­ta vir­tud vie­ne da­da a que las cin­cuen­ta mi­llas que se­pa­ran la desem­bo­ca­du­ra del Gua­dal­qui­vir en la ciu­dad ga­di­ta­na de San­lu­car de Ba­rra­me­da del puer­to de Se­vi­lla son na­ve­ga­bles con una úni­ca ex­clu­sa si­tua­da a la en­tra­da de la ca­pi­tal an­da­lu­za, pu­dien­do al­ber­gar bar­cos de has­ta 8,5 me­tros de ca­la­do y que no su­peren los cua­ren­ta y dos me­tros de al­tu­ra des­de la lí­nea de flo­ta­ción. Co­ta má­xi­ma del puen­te del V cen­te­na­rio, ar­te­ria prin­ci­pal de la ciu­dad.

Así mis­mo, las aguas del Gua­dal­qui­vir, a su pa­so por Se­vi­lla, las po­de­mos di­vi­dir en­tre la dár­se­na in­te­rior, la más co­no­ci­da y fo­to­gra­fia­da, y el cau­ce ac­tual del río que cir­cun­va­la la ciu­dad, aco­gien­do al puer­to de­por­ti­vo de Gel­ves, muy uti­li­za­do por los se­vi­lla­nos más adic­tos a la na­ve­ga­ción de­bi­do a la co­mo­di­dad de no te­ner que de­pen­der de los ho­ra­rios de aper­tu­ra de la ex­clu­sa pa­ra sus na­ve­ga­cio­nes flu­via­les.

No obs­tan­te, la dár­se­na in­te­rior del Gua­dal­qui­vir es sin du­da, la jo­ya de la co­ro­na de­bi­do a su sin­gu­la­ri­dad y ser­vi­cios pa­ra el que vie­ne a dis­fru­tar del Tu­ris­mo Náu­ti­co en Se­vi­lla.

La Se­vi­lla más náu­ti­ca

El gas­to me­dio de un tu­ris­ta náu­ti­co en Se­vi­lla es ac­tual­men­te de ca­si 68 €/dia­rios que re­per­cu­ten al 100% en el sec­tor náu­ti­co, au­men­tan­do a mas de 100€/dia­rios si su­ma­mos los con­cep­tos del tu­ris­mo ge­ne­ral. Es­tos da­tos nos de­mues­tran una cla­ra em­pa­tía de los vi­si­tan­tes a Se­vi­lla por el mun­do de la náu­ti­ca.

To­do es­to es de­bi­do a las per­las que guar­da el Gua­dal­qui­vir a su pa­so por Se­vi­lla.

Nos es que ten­ga­mos un elenco de pro­pues­tas in­fi­ni­ta pe­ro las que se ofre­cen tie-

DES­DE SE­VI­LLA

HAS­TA SAN­LU­CAR DE BA­RRA­ME­DA

EL RÍO GUA­DAL­QUI­VIR ES NA­VE­GA­BLE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.