En­tre­vis­ta a Aria­ne Mai­ne­ma­re, pro­ta­go­nis­ta de 2015

JUEZ IN­TER­NA­CIO­NAL DE RE­GA­TAS Ha si­do una de las pro­ta­go­nis­tas de la tem­po­ra­da or­ga­ni­zan­do los cam­pos de las re­ga­tas más im­por­tan­tes de Es­pa­ña

ABC - Vela - - Front Page - PEDRO SAR­DI­NA

Aria­ne Mai­ne­ma­re es el ojo que vi­gi­la las re­ga­tas en Es­pa­ña. Una mu­jer con ca­rac­ter, que ya no tie­ne que de­mos­trar a na­die na­da. Juez de re­ga­tas y em­pre­sa­ria, Aria­ne es tan pru­den­te co­mo jus­ta y una de sus vir­tu­des co­mo juez es que lo in­ten­ta to­do con tal de dar una sa­li­da a cual­quier re­ga­ta con el ob­je­ti­vo de que sea lo más téc­ni­ca po­si­ble, siem­pre que el vien­to lo per­mi­ta. —¿Qué le lle­va a una mu­jer co­mo us­ted in­ten­tar ser juez (co­mi­té) de re­ga­tas? —En mi ca­so fue por pro­ble­mas fí­si­cos, tu­ve que ir de­jan­do de na­ve­gar a al­to ni­vel, pe­ro no que­ría de­jar de sa­lir al mar, así que po­co a po­co me fui me­tien­do en es­te mun­do de los Co­mi­tés de Re­ga­tas. —Ah, en­ton­ces, ¿ha si­do us­ted co­ci­ne­ra an­tes que fraile?, quie­ro de­cir que ¿ha na­ve­ga­do? ¿En qué? — Si, em­pe­cé a na­ve­gar con 5 años y he na­ve­ga­do en un po­co de to­do, Optimist, Ca­de­te, Eu­ro­pa, Sni­pe, Wind­surf, Cru­ce­ro en va­rios pues­tos, Match Ra­ce y va­rios más... Y tam­bién

he si­do «fraile» en el as­pec­to del tra­ba­jo, ba­li­za­do­ra, lle­ga­das, vi­sor, ofi­ci­na de re­ga­tas, etc… y eso ayu­da mu­chí­si­mo pa­ra des­pués ser Oficial de Re­ga­tas. Y si­go sién­do­lo (se rie). —¿Qué di­fi­cul­ta­des ha en­con­tra­do mien­tras se ha­cía Co­mi­té de Re­ga­tas? —Hom­bre con al­gu­na di­fi­cul­tad sí que me he en­con­tra­do. Creo que la que más des­ta­ca­ría es la eco­nó­mi­ca, pe­ro con te­són y pa­cien­cia se van re­sol­vien­do. Lo im­por­tan­te es lle­gar y eso ya es­tá con­se­gui­do. —Una vez que lo ha lo­gra­do, ¿es di­fí­cil lle­gar a ar­bi­trar a la eli­te? —Bueno fá­cil no es des­de lue­go, pe­ro co­mo en cual­quier otro pues­to su­pon­go. Hay que tra­ba­jar mu­cho y de­mos­trar tu va­lía, has­ta que lo re­co­no­cen y con­fían en ti. Lue­go hay que man­te­ner un ni­vel acep­ta­ble y ser cohe­ren­te con uno mis­mo. —¿Qué ti­po de bar­cos le gus­ta más ar­bi­trar? —Bueno la ver­dad es que me gus­ta la va­rie­dad lo en­cuen­tro muy di­dác­ti­co y en­tre­te­ni­do, pe­ro si ten­go que ele­gir me que­do con los mo­no­ti­pos. Es una ve­la dis­tin­ta y apa­sio­nan­te. —¿El tiem­po com­pen­sa­do es un han­di­cap pa­ra los jue­ces? —La ver­dad es que cam­bia la ma­ne­ra de ha­cer las co­sas, pe­ro lla­mar­lo hán­di­cap no creo que sea la pa­la­bra. El te­ma es que al ser bar­cos tan di­fe­ren­tes, a ni­vel por ejem­plo de las dis­tan­cias de los re­co­rri­dos es más tra­ba­jo­so pa­ra in­ten­tar ha­cer la re­ga­ta lo más equi­ta­ti­va pa­ra to­dos y no siem­pre se con­si­gue. Lue­go, el ma­yor pro­ble­ma sue­le es­tar en el te­ma de los ra­tings y lo que se apli­que pa­ra los re­sul­ta­dos. Co­mo di­je an­tes, es una ve­la dis­tin­ta y no me­nos apa­sio­nan­te.

—¿Co­mo se pre­pa­ra una re­ga­ta? —Ufff, es­to es muy lar­go de ex­pli­car, pe­ro yo di­ría en re­su­mi­do que con mu­cha ilu­sión y tra­ba­jo, más un gran equi­po hu­mano. Hay mu­chas si­tua­cio­nes di­fe­ren­tes de­pen­dien­do de lo im­pli­ca­do que es­tés en la or­ga­ni­za­ción. En un cam­po de re­ga­tas tra­ba­jan mu­chas per­so­nas y hay que in­ten­tar que se no­te lo me­nos po­si­ble que es­ta­mos allí. —¿Cuál es el mo­men­to más bo­ni­to de una re­ga­ta? —La ver­dad es que hay mu­chos, pe­ro pa­ra mí es un día cuan­do vuel­ves a tie­rra y has te­ni­do un día du­ro con de­ci­sio­nes lí­mi­tes que to­mar y que te ven­gan los par­ti­ci­pan­tes a dar­te la en­ho­ra­bue­na por el tra­ba­jo rea­li­za­do. Siem­pre sal­go con la men­ta­li­dad de ha­cer un tra­ba­jo im­pe­ca­ble.

—¿Y el más es­pec­ta­cu­lar? —En el Mun­dial de la Cla­se de J80 ce­le­bra­do en San­tan­der, el pri­mer día que sa­li­mos al agua y me en­con­tré con una flo­ta impresionante de 126 em­bar­ca­cio­nes, con un ni­vel muy al­to de pa­tro­nes y tri­pu­lan­tes y me di cuen­ta que te­nía la res­pon­sa­bi­li­dad de lle­var el Cam­peo­na­to a buen tér­mino… ¡adre­na­li­na!

—¿Y el más du­ro? —Du­ros la ver­dad es que hay mu­chos, de­bi­do a la res­pon­sa­bi­li­dad del tra­ba­jo, pe­ro la ma­yo­ría sa­tis­fac­to­rios aun­que el de no po­der lle­var a buen tér­mino un cam­peo­na­to por fal­ta de vien­to sue­le ser muy du­ro. Un día en blan­co o una re­ga­ta sin po­der pun­tuar es ver­da­de­ra­men­te... No se lo de­seo a na­die. —¿La Me­dCup fue un buen es­ca­pa­ra­te pa­ra us­ted? —Más que es­ca­pa­ra­te lo lla­ma­ría una bue­na ex­pe­rien­cia, con unos bar­cos y unas tri­pu­la­cio­nes im­pre­sio­nan­tes. Fue una bue­na épo­ca pa­ra la ve­la, so­bre to­do pa­ra la es­pa­ño­la. — En ca­so de que se equi­vo­que, ¿quién pro­tes­ta más, los pro­fe­sio­na­les o los ama­teurs? —(Se ríe) Es­ta es una bue­na pre­gun­ta... la ver­dad es que creo que los ama­teurs, pe­ro es una co­sa nor­mal y nun­ca lle­ga la san­gre al río.

—¿Pide us­ted per­dón? —Por su­pues­to, soy hu­ma­na y me pue­do equi­vo­car y si es­to ocu­rre pi­do per­dón. En eso no ten­go nin­gún pro­ble­ma. —Una de sus vir­tu­des es aguan­tar al má­xi­mo an­tes de dar una sa­li­da, ¿eso es una me­di­da po­pu­lar? —Po­pu­lar, po­pu­lar, no lo sé, pe­ro cier­ta­men­te es una me­di­da que creo con­ve­nien­te. Las pre­ci­pi­ta­cio­nes no son bue­nas nun­ca y me­nos cuan­do tie­nes tan­ta res­pon­sa­bi­li­dad en tus es­pal­das. La pa­cien­cia en es­te de­por­te es vi­tal. —Otra vir­tud su­ya es la pa­cien­cia, ¿eso en­tra en el suel­do? —Pues va a ser que no, creo que la pa­cien­cia es muy im­por­tan­te, pe­ro bueno la ten­go en mi vi­da en ge­ne­ral. Ya le he di­cho que es vi­tal. — ¿ Es la ve­la, en ge­ne­ral, un de­por­te de hom­bres? —La ver­dad es que creo que co­mo en cual­quier otro de­por­te y to­do en es­ta vi­da, pe­ro tam­bién creo que cuan­do lle­gas a de­mos­trar lo que pue­des ha­cer, tan­to na­ve­gan­do o tra­ba­jan­do, lle­ga un mo­men­to que te res­pe­tan y eres una más. En mi ca­so la ver­dad es que des­de que em­pe­cé a na­ve­gar, siem­pre es­tu­ve ro­dea­da de chi­cos y no me pue­do que­jar por el tra­to que me han da­do, pe­ro sí que he te­ni­do va­rias si­tua­cio­nes que tie­nen que ver con es­te te­ma.

—¿Exis­te en­chu­fis­mo en es­ta pro­fe­sión?

—¡Uy, si!

—¿Es us­ted crí­ti­ca con­si­go mis­ma? —Mu­cho, siem­pre ana­li­zo lo que ha­go o he he­cho, e in­ten­to me­jo­rar en lo que creo que me he equi­vo­ca­do o en lo que se pue­da ha­cer de otra ma­ne­ra. No nos po­de­mos que­dar es­tan­ca­dos y hay que ha­cer au­to­crí­ti­ca. —¿Qué pre­fie­re can­ti­dad o ca­li­dad de bar­cos? —Am­bas co­sas a la vez es lo ideal, pe­ro me sue­le gus­tar más la ca­li­dad. Ló­gi­ca­men­te con ca­li­dad, las re­ga­tas re­sul­tan más lím­pias.

—¿Los Jue­gos son inal­can­za­bles? —Pien­so que no, la co­sa es en qué di­rec­ción quie­res de­di­car tu tra­ba­jo.

—¿Qué re­ga­ta le gus­ta­ría di­ri­gir? —No ten­go nin­gu­na es­pe­cial. En es­te mo­men­to es­toy sa­tis­fe­cha con las re­ga­tas en las que es­toy, he or­ga­ni­za­do y di­ri­gi­do has­ta la fe­cha, pe­ro cual­quier re­ga­ta que sea un re­to a mí siem­pre me gus­ta. Soy muy gue­rre­ra en ese as­pec­to. —¿Le im­pon­dría ser PRO de una Co­pa Amé­ri­ca co­mo la de 2010? —Pues su­pon­go que sí y creo que a cual­quie­ra que le gus­te es­te tra­ba­jo, es di­fe­ren­te a lo que ha­go ha­bi­tual­men­te, pe­ro no creo que fue­ra im­po­si­ble y se­gu­ro que una gran ex­pe­rien­cia.

—Un con­se­jo pa­ra los jó­ve­nes as­pi­ran­tes —Ha­cer el má­xi­mo de «co­ci­ne­ro» po­si­ble, pa­ra apren­der de to­do, que des­pués sir­ve pa­ra ser un «fraile» jus­to y sa­ber tra­ba­jar en equi­po y so­bre to­do no de­jar de ob­ser­var, es­cu­char y apren­der nun­ca.

ADRE­NA­LI­NA

«EN EL MUN­DIAL DE

J 80 DE SAN­TAN­DER ME DÍ CUEN­TA DE

LO RES­PON­SA­BLE QUE HAY QUE

SER»

JJ.OO. «LOS JUE­GOS NO

SON IM­PO­SI­BLES, TO­DO DE­PEN­DE

DE LA DI­REC­CIÓN QUE

QUIE­RAS TO­MAR EN TU

TRA­BA­JO»

Aria­ne Mai­ne­ma­re es el ojo que vi­gi­la las re­ga­tas en Es­pa­ña

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.