NI­DO CAS­TI­ZO

AD (Spain) - - Enero - REA­LI­ZA­CIÓN ISABEL MARGALEJO FO­TOS MA­NO­LO YLLE­RA

Son 40 m desaho­ga­dos, li­ge­ros y tran­qui­los

2 en una co­rra­la ma­dri­le­ña. Un ho­me­na­je al mue­ble mid­cen­tury .

En los es­ca­sos me­tros de es­te pi­so ma­dri­le­ño vi­ven po­cos mue­bles pe­ro im­por­tan­tes. La bue­na se­lec­ción que

ha he­cho su due­ño, un lo­co del ‘mid­cen­tury’, ha­ce que re­sul­te desaho­ga­do, li­ge­ro, lu­mi­no­so y tran­qui­lo.

“Le AYU­DÉ con la dis­tri­bu­ción, a ele­gir los ACA­BA­DOS, di pe­que­ñas pin­ce­la­das con los pa­pe­les y,

en­tre los DOS, aco­pla­mos los MUE­BLES que no pa­ra de com­prar. Ca­da SE­MA­NA apa­re­cía con uno nue­vo”.

ERI­CO NA­VA­ZO , IN­TERIO­RIS­TA

E ra la tí­pi­ca vi­vien­da de una co­rra­la cas­ti­za en el ba­rrio de Antón Mar­tín: 40 m con so­lo

2 dos bal­co­nes a la ca­lle, en un edi­fi­cio de 1809, que ha­bía si­do re­for­ma­da por úl­ti­ma vez en la dé­ca­da de los 70. “Me pa­re­cía mi­nús­cu­la pa­ra mí y allí ha­bía vi­vi­do una fa­mi­lia con cin­co hi­jos. ¡Ima­gí­na­te!”, cuen­ta su ac­tual pro­pie­ta­rio, Fer­nan­do Gar­cía, que la en­con­tró por in­ter­net. Ha­bía tres ha­bi­ta­cio­nes, dos de ellas cie­gas, y que­ría de­jar­lo to­do diá­fano, pe­ro como te­nía du­das so­bre la dis­tri­bu­ción lla­mó al in­terio­ris­ta Eri­co Na­va­zo, ami­go des­de ha­ce 20 años, pa­ra que le ase­so­ra­ra. “Lo ti­ré en­te­ro ex­cep­to el mu­ro de car­ga cen­tral pa­ra de­jar un buen sa­lón, un so­lo dor­mi­to­rio, un pe­que­ño ba­ño y una co­ci­na tes­ti­mo­nial, por­que ni desa­yuno, ni como, ni ceno en ca­sa”, ex­pli­ca el pro­pie­ta­rio. No de­jó las vi­gas de ma­de­ra vis­tas – “de­ma­sia­do rús­ti­co”–, pe­ro sí de­ca­pó las ven­ta­nas ori­gi­na­les y en­con­tró las con­tra­ven­ta­nas que les fal­ta­ban bus­can­do en con­te­ne­do­res. Con unas po­cas más hi­zo las puer­tas de su ar­ma­rio. En el sue­lo pu­so una ta­ri­ma de pino sin tra­tar que se va po­nien­do gris al la­var­se con le­jía. “Le ayu­dé con los es­pa­cios, a ele­gir los aca­ba­dos, di pe­que­ñas pin­ce­la­das con los pa­pe­les y, en­tre los dos, aco­pla­mos los mue­bles que no pa­ra de com­prar. Ca­da se­ma­na apa­re­cía con uno nue­vo”, di­ce Eri­co. Fer­nan­do, que has­ta ha­ce tres años fue so­cio de Juanma Li­za­ma de Vin­ta­ge 4P , op­tó por una de­co­ra­ción años 50, que es la que ven­día en la tien­da. “No tra­je na­da de mi an­ti­gua ca­sa; com­pré to­do nue­vo. Que­ría un pi­so so­brio, ale­gre, mas­cu­lino y sin pre­ten­sio­nes”, re­ma­ta es­te. Fue la ex­cu­sa per­fec­ta pa­ra prac­ti­car sin cul­pa­bi­li­dad su de­por­te pre­fe­ri­do: ca­zar vin­ta­ge a buen pre­cio. Con­fie­sa que ca­si a dia­rio se de­ja caer por El Ras­tro. Es un asi­duo de La Re­co­va , La Bro­can­te­rie , La Eu­ro­pea , Oda­lis­ca o Ta­do . Uno de los due­ños de es­te úl­ti­mo, Juan Cas­tro, fue quien le re­ga­ló la re­ja de hie­rro que aho­ra ha­ce las ve­ces de me­sa tras sol­dar­le unas pa­tas, y la te­la des­ca­ta­lo­ga­da de Gas­tón y Da­nie­la de los al­moha­do­nes de su ca­ma. Ad­quie­re mu­cho y las pie­zas en­tran y sa­len. “Unas las ven­do, otras las guar­do. En oca­sio­nes me he arre­pen­ti­do de des­ha­cer­me de al­gu­na”, cuen­ta Fer­nan­do. Lo úl­ti­mo en lle­gar ha si­do la me­sa de co­me­dor, có­mo no de los 50, aun­que en bre­ve, qui­zás ma­ña­na, apa­rez­ca un nue­vo in­qui­lino lla­man­do a la puer­ta.

n

EN LA ZO­NA DE ES­TAR DEL SA­LÓN, SO­FÁ ITA­LIANO DE LOS AÑOS 60, EN BA­ZAR NI­CO­LÁS . EN­CI­MA, ES­CUL­TU­RA DE PE­CES DE LOS 50 DE UN HO­TEL DE CA­RRE­TE­RA AME­RI­CANO, EN TA­DO . LÁM­PA­RA DE PIE AÑOS 50, EN LOU & HERNÁNDEZ ,Y BAN­QUE­TAS CON TA­PI­ZA­DO ORI­GI­NAL DE LOS 70, EN

EN LA ZO­NA DE CO­ME­DOR, ME­SA FRAN­CE­SA AÑOS 50 Y SI­LLAS DE HIE­RRO DE LA MIS­MA DÉ­CA­DA, TO­DO EN VIN­TA­GE 4P . EN­CI­MA, LÁM­PA­RA MID­CEN­TURY , EN LA RE­CO­VA . DE­TRÁS, SO­BRE LA ES­TAN­TE­RÍA DE MA­DE­RA HE­CHA POR EL PRO­PIE­TA­RIO, CAN­DE­LA­BROS DE BRON­CE, EN EL TRANS­FOR­MIS­TA

DE­TA­LLE DE LA ME­SA DE HIE­RRO CON UNA CE­RÁ­MI­CA DE LOS AÑOS 50, EN ODA­LIS­CA , Y LA JA­RA­PA MUR­CIA­NA. EN LA OTRA PÁ­GI­NA: ARRI­BA, IZ­DA., EL IN­TERIO­RIS­TA ERI­CO NA­VA­ZO JUN­TO A UN CAR­TEL DE JAC­QUES TA­TI DE 1961. AL LA­DO, EN EL SA­LÓN, APA­RA­DOR CO­MO­DINO DE CISZAK D

EN EL BA­ÑO, LA­VA­BO AN­TI­GUO Y TOA­LLA, EN LA EU­RO­PEA . EN LA OTRA PÁ­GI­NA: EN EL DOR­MI­TO­RIO, ME­SI­TA IN­DUS­TRIAL ES­PA­ÑO­LA AÑOS 30, EN VIN­TA­GE 4P , CON LAM­PA­RI­TA DE LA MIS­MA DÉ­CA­DA, EN TA­DO . SO­BRE LA CA­MA, CO­JI­NES DE TE­LA VIN­TA­GE DE GAS­TÓN Y DA­NIE­LA Y MAN­TA DE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.