NI­DO CAS­TI­ZO

El ar­tis­ta Not Vi­tal, jun­to a su her­mano ar­qui­tec­to, ac­tua­li­zó una ca­sa tra­di­cio­nal del va­lle sui­zo de la En­ga­di­na con­ser­van­do ele­men­tos del XVII pe­ro re­no­van­do la es­truc­tu­ra con obra pro­pia. El re­sul­ta­do es aus­te­ro y mo­derno, una ins­ta­la­ción ha­bi­ta­ble.

AD (Spain) - - Febrero - rea­li­za­ción cris­ti­na giménez fo­tos ma­no­lo ylle­ra

El ar­tis­ta Not Vi­tal ac­tua­li­zó con obra pro­pia, y con ayu­da de su her­mano ar­qui­tec­to, una ca­ba­ña tra­di­cio­nal sui­za.

Pa­ne­les DE PINO jun­to a BLO­QUES es­cul­tó­ri­cos de ace­ro y mue­bles

AL­PI­NOS con ar­te con­tem­po­rá­neo. EL CON­TRAS­TE de tra­di­ción y mo­der­ni­dad es FE­ROZ.

Es­cul­tor, pin­tor, di­se­ña­dor de ca­sas, co­mi­sa­rio, ex­plo­ra­dor, ge­nio del in­terio­ris­mo y per­so­na hi­per­ac­ti­va. Not Vi­tal na­ció en Sent, Sui­za, en 1948 pe­ro vi­ve y tra­ba­ja en­tre es­ta ciu­dad, Nue­va York, Luc­ca (Ita­lia), la Pa­ta­go­nia y la ciu­dad ni­ge­ria­na de Aga­dez. Aun­que su obra es­tá pro­fun­da­men­te li­ga­da al va­lle sui­zo de la En­ga­di­na y a su pai­sa­je, via­ja con­ti­nua­men­te al­re­de­dor del mun­do. En las cul­tu­ras aje­nas en­cuen­tra la ins­pi­ra­ción que des­pués ma­te­ria­li­za en mon­ta­ñas de es­ca­yo­la, bo­las de nie­ve de cris­tal, lu­nas es­cul­pi­das en enor­mes pie­zas de már­mol o flo­res de lo­to de bri­llan­te ace­ro. Tie­ne su re­fu­gio en Ts­chlin, el úl­ti­mo pue­blo al es­te de Sui­za, en la fron­te­ra con Aus­tria e Ita­lia, un tran­qui­lo lu­gar con ape­nas 400 ha­bi­tan­tes en el que la vida ru­ral to­da­vía es­tá muy pre­sen­te. Jun­to a la to­rre de la igle­sia y el ce­men­te­rio, com­pró una tí­pi­ca cons­truc­ción lo­cal de pas­tor del si­glo XVII. En 1856, un gran in­cen­dio des­tru­yó la al­dea y par­te de es­ta vi­vien­da, que tu­vo que ser re­cons­trui­da. Des­pués, en 2003, se lle­va­ron a ca­bo cier­tas re­for­mas pa­ra mo­der­ni­zar­la y ha­cer­la más có­mo­da, pe­ro si­gue con­ser­van­do la aus­te­ri­dad y sim­pli­ci­dad de una ca­sa de cam­po. El pro­yec­to fue rea­li­za­do por el ar­qui­tec­to Du­ri Vi­tal,her­mano de Not, que se ha ga­na­do una bue­na repu­tación reha­bi­li­tan­do de for­ma tan res­pe­tuo­sa como van­guar­dis­ta las clá­si­cas vi­vien­das ve­ci­nas. Su im­pron­ta que­dó pa­ten­te en la co­ci­na, el ba­ño y uno de los dor­mi­to­rios, crea­do a par­tir de un tú­nel de pa­ne­les de pino que desem­bo­ca en un bal­cón con vis­tas al va­lle al­pino. El res­to se man­tu­vo tal y como lo de­ja­ron sus úl­ti­mos mo­ra­do­res. Los mue­bles son po­cos pe­ro co­lo­ri­dos, po­li­cro­ma­dos imi­tan­do el es­ti­lo ita­liano, muy tí­pi­co en la zo­na. Los cam­pe­si­nos, du­ran­te los seis me­ses en que el cam­po es­ta­ba cu­bier­to de nie­ve, lle­na­ban las ho­ras del día rea­li­zan­do ex­qui­si­tos tra­ba­jos de ar­te­sa­nía en ma­de­ra de pino, uno de los ma­yo­res re­cur­sos na­tu­ra­les de la re­gión, que pos­te­rior­men­te pin­ta­ban con ale­gres or­na­men­tos. La cui­da­da in­ter­ven­ción con­si­gue un inusi­ta­do equi­li­brio en­tre la ar­qui­tec­tu­ra tra­di­cio­nal y el len­gua­je con­tem­po­rá­neo que la co­nec­ta con nues­tro tiem­po. Na­da más en­trar ya hay ejem­plos de ello: una fo­to­gra­fía y una es­cul­tu­ra de es­ca­yo­la del bai­la­rín y co­reó­gra­fo ru­so Ni­jinsky, un re­tra­to a ta­ma­ño na­tu­ral del due­ño y un re­loj de cu­co. Fi­ló­so­fo del há­bi­tat e in­ter­ven­tor del pai­sa­je en su prác­ti­ca ar­tís­ti­ca, pa­ra Not las ca­sas son un mo­do de en­ten­der la vida, un pro­yec­to en sí mis­mo, ca­si es­cul­tu­ras. La su­ya lo es.

n

LA CA­SA ERA UNA CA­BA­ÑA DE PAS­TOR DEL SI­GLO XVII, CU­YA PUER­TA PRIN­CI­PAL SE UTI­LI­ZA­BA PA­RA EL GA­NA­DO Y LAS CA­RRE­TAS. LA FA­CHA­DA CON­SER­VA LA OR­NA­MEN­TA­CIÓN ORI­GI­NAL EN AZUL KLEIN. EN LA OTRA PÁ­GI­NA: EN LA EN­TRA­DA, ES­CUL­TU­RA DANIEL NI­JINS­KI SU­PERS­TAR (1997) DE

El es­ta­blo con­ser­va ta­blo­nes ori­gi­na­les en ven­ta­nas y sue­lo. ins­ta­la­ción Adh­rah­ren Tis­soum (2005) de not vi­tal he­cha con sal de ni­ge­ria. el blo­que ne­gro de la de­re­cha es el dor­mi­to­rio prin­ci­pal. en la otra pá­gi­na: pa­ra man­te­ner el ca­lor, el co­me­dor es­tá f

EL BA­ÑO ES­TÁ EN LA ZO­NA EX­CA­VA­DA EN LA RO­CA, CON LAS PA­RE­DES DES­CON­CHA­DAS Y UNA PIE­ZA DE ACE­RO INOXI­DA­BLE DI­SE­ÑO DE DU­RI VI­TAL QUE HA­CE LAS VE­CES DE BA­ÑE­RA Y DE LA­VA­BO. EN LA OTRA PÁ­GI­NA: EL AR­QUI­TEC­TO PRO­YEC­TÓ UN TÚ­NEL CON PA­RE­DES DE PINO PA­RA EL DOR­MI­TO

EL DOR­MI­TO­RIO ES­TÁ COMO LO DE­JA­RON SUS ÚL­TI­MOS MO­RA­DO­RES, CON LA CO­LO­RI­DA DE­CO­RA­CIÓN DE MUE­BLES Y PA­RE­DES AL ES­TI­LO ITA­LIANO. AL­FOM­BRA INS­PI­RA­DA EN EL AR­TIS­TA GEOR­GIANO NI­KO PI­ROS­MA­NI. EN LA OTRA PÁ­GI­NA: RE­TRA­TO DE NOT VI­TAL JUN­TO A UNA SUS PIE­ZAS. DCHA.,

(ver car­net de direcciones)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.