AMID.CE­RO9

El tán­dem AMID . CE­RO 9 , crea­do­res sin pre­jui­cios, re­ci­be el pre­mio Hei­ne­ken a los nuevos por VA­LO­RES sus pro­yec­tos li­bres, y futuristas. DES­IN­HI­BI­DOS

AD (Spain) - - Marzo - TEX­TO PAT­XI EGUI­LUZ CARLOS COPERTONE RE­TRA­TO GER­MÁN SÁIZ

El Pre­mio Hei­ne­ken a los Nuevos Va­lo­res es pa­ra es­tos ar­qui­tec­tos por sus edi­fi­cios des­in­hi­bi­dos y futuristas.

&

cris­ti­na Díaz Mo­reno y Efrén Gar­cía Grin­da, es de­cir, Amid. ce­ro9 , son dos ar­qui­tec­tos fue­ra de lo co­mún. Re­cién ate­rri­za­dos de Bos­ton –son pro­fe­so­res en Har­vard–, co­gen sus bi­cis y se di­ri­gen a nues­tro en­cuen­tro en el cen­tro de Ma­drid. Sor­pren­de su mi­ra­da sin pre­jui­cios an­te lo que les ro­dea, su ca­pa­ci­dad pa­ra in­ter­re­la­cio­nar co­sas apa­ren­te­men­te con­tra­dic­to­rias y un de­seo irre­fre­na­ble: “Es­tar en el mun­do y apren­der de él”. Su ar­qui­tec­tu­ra des­in­hi­bi­da re­mi­te en mu­chos ca­sos al sub­cons­cien­te, a la in­tui­ción. Son, como di­cen: “Lo­cu­ras que se nos ocu­rren”. Pe­ro que tie­nen sen­ti­do por­que cuen­tan con una só­li­da ba­se aca­dé­mi­ca ad­qui­ri­da tras una for­ma­ción de cor­te clá­si­co en la Et­sam de Ma­drid. El re­sul­ta­do, sin nin­gún lu­gar a du­das, fun­cio­na y emo­cio­na. En 1997 mon­ta­ron un es­tu­dio que per­mi­tía las co­la­bo­ra­cio­nes con crea­do­res de otros ám­bi­tos pa­ra fa­ci­li­tar la co­ne­xión real en­tre prác­ti­ca pro­fe­sio­nal, investigación y do­cen­cia. Em­pe­za­ron a pre­sen­tar­se a con­cur­sos con éxi­to, en­ca­de­nan­do pro­yec­tos no so­lo en Es­pa­ña (como la Fun­da­ción Gi­ner de los Ríos en Ma­drid, re­cién con­clui­da, o el Pa­la­cio del Ce­re­zo en Flor en el Va­lle del Jer­te, una ca­pi­lla mo­der­na don­de ce­le­brar la flo­ra­ción de los ár­bo­les, ac­tual­men­te en cons­truc­ción), tam­bién en lu­ga­res como Jy­väsky­lä, Fin­lan­dia, don­de re­ci­bie­ron el Eu­ro­pan 6 por unas vi­vien­das uni­fa­mi­lia­res. ¿Su pre­di­lec­ción? Los edi­fi­cios que re­quie­ren ob­ser­va­ción. Como la fun­da­ción ma­dri­le­ña, don­de su pro­pues­ta se cen­tra en su con­tex­to cul­tu­ral y so­cial y en la im­por­tan­cia que pa­ra es­ta te­nía la na­tu­ra­le­za: el tra­za­do se or­de­na en torno a un jar­dín que lo ar­ti­cu­la. Di­se­ña­ron una piel de ace­ro gal­va­ni­za­do en el ex­te­rior pa­ra que tre­pen por ella las plan­tas, un in­te­rior se­reno y un au­di­to­rio jo­ya con sor­pren­den­tes hue­cos que mi­ran al es­ce­na­rio. Su ha­cer tam­bién ha tras­cen­di­do el ám­bi­to es­tric­to de la ar­qui­tec­tu­ra y ha en­tra­do en tem­plos del ar­te como el Meiac o el Mu­sac en for­ma de ins­ta­la­cio­nes. La úl­ti­ma: Gol­den Ba­lloon pa­ra el Mu­seo de Ar­te Con­tem­po­rá­neo de To­kio . “To­do nos ins­pi­ra”, di­cen al uní­sono y, cier­ta­men­te, en su con­ver­sa­ción em­pa­ren­tan a David Bo­wie con el ar­qui­tec­to Ce­dric Pri­ce o con Tim Bur­ton. (con­ti­núa en la pág. 320)

. “HA­CER UNA CA­SA ES UNA GRAN

. . RES­PON­SA­BI­LI­DAD: CON­DI­CIO­NAS MU­CHOS

AC­TOS, . . PE­RO ES APA­SIO­NAN­TE”.

AMID.CE­RO9 .

Cris­ti­na Díaz Mo­reno (Ma­drid, 1971) y Efrén Gar­cía Grin­da (Ma­drid, 1966) en el au­di­to­rio jo­ya de la Fun­da­ción Gi­ner de los Ríos en Ma­drid, que aca­ban de ter­mi­nar. Vi­ven en­tre la ca­pi­tal y Bos­ton, y fir­man los pro­yec­tos más arries­ga­dos de la ac­tua­li­dad. En

¿Qué tres pa­la­bras des­cri­ben su tra­ba­jo? Mu­cho… po­pu­lar y do­ra­do. ¿Qué les ins­pi­ra? Ab­so­lu­ta­men­te to­do. ¿El pro­yec­to de sus sue­ños? Pro­yec­tar la ca­sa de ve­rano de al­guien con ima­gi­na­ción y que se de­ja lle­var por lo in­cons­cien­te. ¿Y lo pró­xi­mo en su agend

La mon­ta­ña má­gi­ca, un edi­fi­cio utó­pi­co cu­bier­to de ro­sas pa­ra una cen­tral tér­mi­ca en Io­wa. Dcha., ma­que­ta y ren­der (de­ba­jo) del Pa­la­cio del Ce­re­zo en Flor en el Jer­te. Abajo, iz­da., au­di­to­rio de la Fun­da­ción Gi­ner de los Ríos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.