LUZ FLUO­RES­CEN­TE

AD (Spain) - - Marzo - ES­TI­LIS­MO NU­RIA ME­NO­YO TEX­TO MA­RI­SA SAN­TA­MA­RÍA FO­TOS MA­NO­LO YLLE­RA

Los ar­qui­tec­tos Be­lén Mo­neo y Je Brock han crea­do un há­bi­tat si­glo XXI en un cha­let de los 30 en Ma­drid.

Los ar­qui­tec­tos Be­lén­mo­neo y Jeff Brock vi­ven en Ma­drid en una ca­sa de los años 30 de es­ti­lo

ra­cio­na­lis­ta que han res­tau­ra­do res­pe­tan­do los ele­men­tos ori­gi­na­les. Es un há­bi­tat

del si­glo XXI con luz y co­lor a rau­da­les.

“La ca­sa es una for­ma de ex­pre­sión de nues­tro áni­mo, de nues­tra for­ma de ha­bi­tar y con­vi­vir”.

BE­LÉN MO­NEO & JEFF BROCK

Los co­lo­res fluo­res­cen­tes, in­ten­sos, áci­dos y a la vez muy cá­li­dos, en pie­zas de di­se­ño ori­gi­nal son una de las se­ñas de iden­ti­dad de la ca­sa y del ha­cer de Mo­neo Brock Stu­dio , el des­pa­cho de ar­qui­tec­tu­ra for­ma­do por Be­lén Mo­neo, hi­ja del emi­nen­te ar­qui­tec­to del mis­mo ape­lli­do, y Jeff Brock. Lle­van 26 años jun­tos como pa­re­ja pro­fe­sio­nal y per­so­nal tra­ba­jan­do en­tre Nue­va York y Ma­drid, en una sim­bio­sis que se ma­ni­fies­ta en edi­fi­cios, in­te­rio­res y mo­bi­lia­rio y ob­je­tos. Su ac­tual vi­vien­da, en la co­lo­nia El Vi­so, per­te­ne­ce a una pro­mo­ción di­se­ña­da por Gar­cía Mer­ca­dal y cons­trui­da en­tre 1931 y 1932 se­gún el ti­po Ciu­dad Jar­dín de la épo­ca. En su re­mo­de­la­ción de­ja­ron un lien­zo en blan­co pe­ro res­pe­tan­do y po­nien­do en va­lor la es­truc­tu­ra, la es­ca­le­ra y las car­pin­te­rías ori­gi­na­les. El edi­fi­cio te­nía ori­gi­nal­men­te dos plan­tas. “La ter­ce­ra so­lo se eje­cu­tó par­cial­men­te. La nor­ma­ti­va per­mi­tía re­cu­pe­rar la vo­lu­me­tría ori­gi­nal, lo que nos de­jó com­ple­tar­la”, ex­pli­can. En la baja, el sa­lón-co­me­dor y la co­ci­na, y en las dos su­pe­rio­res, los dor­mi­to­rios, ba­ños y un es­tu­dio. Tam­bién res­ca­ta­ron el só­tano pa­ra dis­fru­te fa­mi­liar am­plian­do el pa­tio in­glés. “Ori­gi­nal­men­te es­tos es­pa­cios te­nían un ca­rác­ter se­cun­da­rio; sin em­bar­go, tras la re­for­ma, la bi­blio­te­ca es un es­pa­cio útil y no­ble con bue­na luz”, ma­ti­za Be­lén. Tie­ne una mi­ra­da vi­bran­te y una son­ri­sa siem­pre abier­ta que tam­bién ilu­mi­na cual­quier es­tan­cia. Se ex­pre­sa con pa­sión so­bre to­dos los as­pec­tos de la vida, y los co­lo­res in­va­den in­clu­so su for­ma de ves­tir. “Mi ca­sa es una for­ma de ex­pre­sión de nues­tro áni­mo, de nues­tra for­ma de ha­bi­tar y con­vi­vir; los es­pa­cios de vida co­mún son el eje prin­ci­pal –di­ce con vehe­men­cia–. Nues­tro tra­ba­jo se ca­rac­te­ri­za por la bús­que­da del re­to: cual­quier pro­ble­ma abre la puer­ta pa­ra tra­ba­jar en una idea nue­va. Cuan­to más di­fí­cil es la si­tua­ción más in­ge­nio­so es tam­bién el re­sul­ta­do, ya sea ar­qui­tec­tu­ra, di­se­ño in­te­rior o in­dus­trial”. Al en­trar lo pri­me­ro que se per­ci­be es un gol­pe de luz y de co­lor que lle­na de ener­gía po­si­ti­va al vi­si­tan­te. Un co­lo­ri­do biom­bo da la bien­ve­ni­da, y en las ha­bi­ta­cio­nes se ha­ce no­tar la in­yec­ción fluo­res­cen­te de una me­sa verde, la de la es­tan­te­ría azul, verde y ro­ja o la de la re­ful­gen­te mecedora. En to­das ellas el ma­te­rial es el me­ta­cri­la­to.“te­ne­mos ob­se­sión por la es­té­ti­ca y un gran in­te­rés por las ar­tes plás­ti­cas. Pa­ra no­so­tros es muy im­por­tan­te la investigación aplicada a los ob­je­tos co­ti­dia­nos, siem­pre des­de múl­ti­ples en­fo­ques: la plas­ti­ci­dad, la geo­me­tría, el ma­te­rial, la luz, la trans­pa­ren­cia, el co­lor… Y tam­bién los pun­tos de vis­ta pro­pios de nues­tra for­ma­ción ar­qui­tec­tó­ni­ca, como la es­truc­tu­ra, el mon­ta­je, la eje­cu­ción e in­clu­so la lo­gís­ti­ca del trans­por­te. Es­ta vi­sión in­te­gral del di­se­ño se re­fle­ja en nues­tra úl­ti­ma obra: una igle­sia pa­ra Pla­za Se­re­na, si­tua­da en la ciu­dad de Mon­te­rrey, en Mé­xi­co”, apun­ta la ar­qui­tec­ta. O en su obra más me­diá­ti­ca, Es­pa­cio Fun­da­ción Te­le­fó­ni­ca de Ma­drid. Es­ta ca­sa, que se po­dría de­fi­nir sin du­da como vi­ta­mí­ni­ca, al igual que los pro­yec­tos ar­qui­tec­tó­ni­cos o de di­se­ño de es­te dúo, es un un re­fle­jo ca­lei­dos­có­pi­co de su uni­ver­so per­so­na­lí­si­mo, op­ti­mis­ta y fluo­res­cen­te, lleno de luz y co­lor.

n

EL CO­ME­DOR ES­TÁ SE­PA­RA­DO DE LA EN­TRA­DA POR EL BIOM­BO PLEXIJAZZ DE MO­NEO BROCK STU­DIO , IGUAL QUE LA ME­SA DE CO­ME­DOR FLÚO, CON FLO­RES DE PA­PEL DE TERESA BROCK. SI­LLAS DE LOS EA­MES EDI­TA­DAS POR VI­TRA , CUA­DRO DE NA­TA­LIA PIN­TA­DO Y LÁM­PA­RA DE ER­NES­TO GISMONDI

EN EL SA­LÓN, AL­RE­DE­DOR DE LA CHI­ME­NEA AR­TI­CU­LA­RE DE MO­NEO BROCK STU­DIO PA­RA DAE , SO­FÁ POL­DER DE HE­LLA JON­GE­RIUS PA­RA VI­TRA . EN­CI­MA, OBRA DE VIC­TOR PIMS­TEIN Y AL LA­DO, LÁM­PA­RA CORD DE FORM US WITH LO­VE . SO­BRE LA AL­FOM­BRA MA­RRO­QUÍ, ME­SI­TA ZAP DE CAS­SI­NA

AL FON­DO DEL SA­LÓN, BU­TA­CA CI­TÉ DE JEAN PROU­VÉ EDI­TA­DA POR VI­TRA , CUA­DRO DE PRU­DEN­CIO IRA­ZA­BAL Y AL­FOM­BRA ALP­HA­BET DE MO­NEO BROCK STU­DIO PA­RA NOW CAR­PETS . AL LA­DO, EN EL PA­TIO, TUM­BO­NA FLO­TA LOUN­GE Y LÁM­PA­RA CRISALIT OBRA DE LOS AR­QUI­TEC­TOS. DE­BA­JO, IZD

TO­DOS LOS MUE­BLES DE LA CO­CI­NA SON DE LA SE­RIE GLAS­SÉ DI­SE­ÑA­DA POR MO­NEO BROCK STU­DIO EN EX­CLU­SI­VA PA­RA BD MA­DRID . LOS AR­QUI­TEC­TOS PU­SIE­RON EL MIS­MO SUE­LO DE PAR­QUÉ QUE EN EL RES­TO DE LA CA­SA PA­RA DAR­LE CON­TI­NUI­DAD Y ES­PE­JOS PA­RA AM­PLI­FI­CAR VI­SUAL­MEN­TE E

EL DES­PA­CHO- BI­BLIO­TE­CA ES­TÁ EN UN ES­PA­CIO DEL SÓ­TANO RE­CU­PE­RA­DO PA­RA LA VIDA FA­MI­LIAR AL HA­BER AGRAN­DA­DO EL PA­TIO IN­GLÉS EXIS­TEN­TE. LA BU­TA­CA SHOOZ LONG Y LA ES­TAN­TE­RÍA WOODULAR LLE­NA DE FO­TOS FA­MI­LIA­RES Y PE­QUE­ÑOS SOU­VE­NIRS SON DI­SE­ÑO DE MO­NEO BROCK STU

BE­LÉN MO­NEO Y JEFF BROCK PO­SAN JUN­TO A UNA DE SUS PIE­ZAS, LA BU­TA­CA SPUMAROCKER . DE­BA­JO, EN EL BA­ÑO, ELE­MEN­TOS DE LA SE­RIE FRONTALIS DE RO­CA DI­SE­ÑA­DA POR BE­LÉN Y SU PA­DRE, RA­FAEL MO­NEO. EN LA OTRA PÁ­GI­NA: EN SU DOR­MI­TO­RIO, CA­MA DE PINO DE DI­SE­ÑO PRO­PIO I

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.