EL HOM­BRE DEL FU­TU­RO

EL AR­QUI­TEC­TO MAR­CO ZA­NU­SO NUN­CA MI­RA­BA ATRÁS. EX­PE­RI­MEN­TÓ CON MA­TE­RIA­LES, TEC­NO­LO­GÍA E IDEAS PA­RA CREAR MUE­BLES ICÓ­NI­COS, TE­LÉ­FO­NOS PRE­CUR­SO­RES Y EDI­FI­CIOS EM­BLE­MÁ­TI­COS QUE HOY SON HIS­TO­RIA. EL DI­SE­ÑO (ITA­LIANO) FUE ÉL.

AD (Spain) - - Icono Ad - Por it­ziar na­rro

H aber pa­sa­do la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial en un bar­co de la Ma­ri­na Ita­lia­na no pa­sa des­aper­ci­bi­do en nin­gu­na bio­gra­fía, aun­que és­ta sea tan ex­ten­sa e in­ten­sa co­mo la de Mar­co Za­nu­so (1916-2001). El ita­liano, uno de los ar­qui­tec­tos y di­se­ña­do­res más im­por­tan­tes del si­glo XX, em­pe­zó sin pri­sas, na­cien­do el quin­to en una fa­mi­lia mi­la­ne­sa de seis her­ma­nos, pe­ro en se­gui­da co­gió ca­rre­ri­lla. El mis­mo día que se li­cen­cia­ba en el Po­li­téc­ni­co de Mi­lán se po­nía el uni­for­me de oficial del Ejér­ci­to y se me­tía en una fra­ga­ta mi­li­tar. Es­tu­vo allí más de cua­tro años. “En la Uni­ver­si­dad no nos ha­bían en­se­ña­do prác­ti­ca­men­te na­da, y vi­vir en las tri­pas de una na­ve de gue­rra, tec­no­ló­gi­ca­men­te muy avan­za­da, me abrió los ojos a un mun­do nue­vo”, con­tó en una en­tre­vis­ta. Se re­fe­ría al mun­do de los fu­tu­ris­tas, el de la in­dus­tria, el de la in­no­va­ción. En 1945, aca­ba­da la con­tien­da, abrió su pro­pio es­tu­dio, re­co­nec­tó con los an­ti­guos co­le­gas de pro­fe­sión y Pi­re­lli lla­mó a su puer­ta pa­ra ofre­cer­le ex­pe­ri­men­tar con un nue­vo ma­te­rial, la go­maes­pu­ma, en una fir­ma re­cién fun­da­da por ellos, Ar­flex. Era el tra­ba­jo per­fec­to. Su cu­rio­si­dad se pu­so en mar­cha, en­tró en con­tac­to con los pro­ce­sos de pro­duc­ción en se­rie, con la gran in­dus­tria, y di­se­ñó

Bu­ta­cas 721 An­tro­pus ro­ja y 720 Lady re­edi­ta­das por Cas­si­na. Arri­ba, Mar­co Za­nu­so, te­lé­fono Gri­llo pa­ra Sie­mens de 1965, lám­pa­ra KD58 de Kar­tell y si­lla Brid­ge de Ar­flex ,en Wright.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.