Las he­chu­ras re­gias del PA­LA­CE­TE pom­ba­lino del XVIII y los AZU­LE­JOS son los pro­ta­go­nis­tas.

AD (Spain) - - Casas -

a so­cia­li­te co­lom­bia­na Vic­to­ria Fer­nán­dez es bien co­no­ci­da y res­pe­ta­da en el mun­do de la mo­da, el di­se­ño y el ar­te por su ele­gan­cia in­na­ta en la for­ma de ser y de es­tar. Na­ció en Po­pa­yán, emi­gró a Lon­dres a ini­cios de los 70 y allí co­no­ció a su pri­mer ma­ri­do, Ant­hony, “a pro­per En­glish gentle­man, ya no los ha­cen así”, re­cuer­da. Con él des­cu­brió Lis­boa, don­de pa­sa­ron lar­gas tem­po­ra­das en el Ho­tel Ritz in­ter­ca­la­das con es­tan­cias en Ke­nia, La Tos­ca­na, Ma­llor­ca o Pa­rís. Es­tu­vie­ron fe­liz­men­te ca­sa­dos du­ran­te más de 30 años y su pér­di­da ha­ce 15 dio un gi­ro abrup­to a su vi­da. “Em­pe­cé a or­ga­ni­zar even­tos por­que me en­can­ta re­ci­bir y mis ami­gos, co­mo Ma­rio Tes­tino, me pe­dían que les pre­pa­ra­ra ce­nas, fies­tas o pre­sen­ta­cio­nes”, cuen­ta. Hoy es una pres­ti­gio­sa re­la­cio­nes pú­bli­cas con clien­tes co­mo el re­cién inau­gu­ra­do Ga­ra­ge Mu­seum en Mos­cú, la fe­ria de di­se­ño PAD Lon­don, Das­ha Zhu­ko­va, Ja­de Jag­ger, Zaha Ha­did, ga­le­rías co­mo Ser­pen­ti­ne, Ga­go­sian o Lor­can O’neill, ar­tis­tas co­mo An­selm Kie­fer y po­ten­tes fir­mas de mo­da co­mo Guc­ci, Pra­da o Hai­der Ac­ker­mann. Su es­ti­lo es úni­co: cuan­do se fue de la ca­pi­tal bri­tá­ni­ca subas­tó su ar­ma­rio en Ch­ris­tie’s. Vo­gue le de­di­có un ar­tícu­lo ti­tu­la­do La ven­ta de la dé­ca­da y des­de en­ton­ces so­lo usa ro­pa ne­gra. Es ex­cén­tri­ca, dra­má­ti­ca y es­tá lle­na de vi­da. En 2012 se mu­dó a Pa­rís con su ac­tual es­po­so, el fo­tó­gra­fo bra­si­le­ño Aramy Machry, pe­ro sus in­quie­tu­des y nu­me­ro­sos ami­gos les tra­je­ron de vuel­ta a Lis­boa, don­de ha­ce unos me­ses han crea­do jun­tos su nue­vo ho­gar. Pa­ra al­guien que un día de­ci­dió ves­tir so­lo de os­cu­ro, fue pre­mo­ni­to­rio oír cuan­do es­ta­ba bus­can­do ca­sa la di­rec­ción de és­ta en la Rua das Pe­dras Ne­gras, una vie­ja cal­za­da ro­ma­na de pie­dras ne­gras que lle­va­ba al tem­plo de la dio­sa Ci­be­les. La cons­truc­ción pa­la­cie­ga de ar­qui­tec­tu­ra pom­ba­li­na fue le­van­ta­da en el si­glo XVIII co­mo re­si­den­cia de la fa­mi­lia Vas­con­ce­los, fun­da­do­res de la mí­ti­ca fir­ma de por­ce­la­na Vis­ta Ale­gre, de ahí que se con­ser­ven ele­men­tos tan ri­cos co­mo la chi­me­nea del dor­mi­to­rio, las al­tu­ras de los te­chos o los azu­le­jos con es­ce­nas y di­bu­jos geo­mé­tri­cos, que se en­cuen­tran pre­sen­tes en for­ma de zó­ca­lo en to­das las ha­bi­ta­cio­nes. El edi­fi­cio se di­vi­dió pos­te­rior­men­te en apar­ta­men­tos y es­te, de 170 m2, ocu­pa el pri­mer pi­so, la an­ti­gua plan­ta no­ble. Un gran sa­lón­co­me­dor jun­to a la en­tra­da con­du­ce por un la­do a la co­ci­na y, por el otro, al cuar­to de Vic­to­ria, ves­ti­dor, es­tu­dio y ba­ños. “Cuan­do vi­ne por pri­me­ra vez, es­ta­ba en ple­na fa­se de res­tau­ra­ción. Lue­go hu­bo que de­ci­dir có­mo ves­tir los es­pa­cios. Em­pe­cé por los co­lo­res. Los pre­do­mi­nan­tes azu­les de las pa­re­des ne­ce­si­ta­ban un con­tras­te cá­li­do, así que bus­qué tex­ti­les co­lom­bia­nos y tur­cos con ra­yas ro­jas y blan­cas”, re­la­ta la due­ña. La de­co­ra­ción mues­tra la mez­cla de cul­tu­ras que con­for­ma la vi­da de la pa­re­ja. “Tu­ve que en­ca­jar mue­bles de to­dos nues­tros via­jes: in­gle­ses, fran­ce­ses, de Ma­rra­kech, lám­pa­ras de la In­dia, te­las ét­ni­cas, al­fom­bras per­sas... Pe­ro al final ca­da co­sa en­con­tró su lu­gar –pro­si­gue–. Al ver el sa­lón pen­sé que que­ría con­se­guir el efec­to de la Ga­le­ría de los Es­pe­jos del Pa­la­cio de Ver­sa­lles. Fue increíble en­con­trar en un an­ti­cua­rio de Pa­rís los dos gran­des re­don­dos, que pro­vie­nen de una es­ta­ción de tren de Po­lo­nia”. Pa­ra com­ple­tar el exó­ti­co mo­bi­lia­rio, Vic­to­ria es­co­gió fo­to­gra­fía en blan­co y ne­gro. Des­de lue­go es­ta ca­sa es su más fiel re­fle­jo.

n

CA­MA FRAN­CE­SA, EN JULIE GREEN­WOOD (LON­DRES), LÁM­PA­RA DEL HO­TEL LA MA­MOU­NIA COM­PRA­DA EN MA­RRA­KECH Y AL­FOM­BRA BE­RE­BER, EN MUS­TAP­HA BLAOUI .EN LA OTRA PÁ­GI­NA: EN EL BA­ÑO DE COR­TE­SÍA, FO­TOS DE ARAMY MACHRY, JUAN MA­NUEL ECHA­VA­RRÍA Y RE­NA­TE GRAF, ES­PE­JO FRAN­CÉS

(ver car­net de di­rec­cio­nes)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.