RI BLE 2016

Y NO ES VIDENCIA, sino C n . Son los 10 es­ti­los, DI­SE­ÑA­DO­RES, pie­zas y ma­te­ria­les ele­gi­dos por A y lla­ma­dos a con­ver­tir­se en C ás o Más va­le to­mar no­ta.

AD (Spain) - - Ad -

“Una mar­ca de­be te­ner con­cep­to, una his­to­ria de­trás”, di­ce el his­pa­no­sui­zo Mar­cel Baer (Zú­rich, 1980) afin­ca­do en Bar­ce­lo­na. Lo sa­be bien; no en vano, es­te di­se­ña­dor grá­fi­co for­ma­do en la Cen­tral Saint Mar­tins de Lon­dres tra­ba­jó co­mo di­rec­tor de ar­te pa­ra firmas co­mo el gru­po Guc­ci o la editorial As­sou­li­ne. Tan­to crear iden­ti­da­des aje­nas le lle­vó a que­rer una pro­pia: Oc­tae­vo. Con ella ha desa­rro­lla­do una lí­nea de pa­pe­le­ría que bus­ca “no ser so­lo bo­ni­ta, sino ins­pi­rar a su usua­rio”, e in­clu­ye mar­ca­pá­gi­nas, ja­rro­nes de ce­lu­lo­sa o cua­der­nos de gran per­so­na­li­dad. Fue en 2014, y hoy ven­de en el Mu­seo Vi­tra , en Cor­so Co­mo 10 ,enel Pom­pi­dou o en el Bar­bi­can. Aho­ra abre su pro­pio es­pa­cio en la Ciu­dad Con­dal, den­tro de la tien­da de Ma­la­som­bra Edi­cio­nes, e inau­gu­ra ofi­ci­na en Po­ble­nou. Hom­bre or­ques­ta, di­se­ña, pro­du­ce, ven­de. “Ha si­do un cre­ci­mien­to rá­pi­dí­si­mo pe­ro or­gá­ni­co. Aho­ra el ob­je­ti­vo es dis­fru­tar el via­je”. Que, por cier­to, con­ti­núa: en enero ve­rá la luz una co­lec­ción de pós­ters y ob­je­tos de­co­ra­ti­vos. www.oc­tae­vo.com

Se co­no­cie­ron el pri­mer día es­tu­dian­do Di­se­ño en Eli­sa­va. Han pa­sa­do nue­ve años y Ál­va­ro y Pa­blo son hoy Gou­la/fi­gue­ra. Es­tos dos jó­ve­nes (aún no han cum­pli­do los 30) con ba­se en Bar­ce­lo­na tie­nen pre­di­lec­ción por el me­tal, la geo­me­tría (“for­mas bá­si­cas, lí­neas rec­tas y tan­gen­tes, na­da de cur­vas ca­pri­cho­sas”), la be­lle­za (“por­que ya es­ta­mos ro­dea­dos de pro­duc­tos que fun­cio­nan”) y la emo­ción (“que una lámpara lo con­si­ga nos fas­ci­na”). En 2015 mon­ta­ron Ho­me Ad­ven­tu­res, una pe­que­ña edi­to­ra li­bre de la in­dus­tria, cu­yo pri­mer pro­duc­to, las lu­mi­na­rias Li­nes & Dots, ha si­do to­do un éxi­to. “En nues­tro tra­ba­jo pa­ra em­pre­sas in­ten­ta­mos que los ma­te­ria­les sean tra­ta­dos de ma­ne­ra ho­nes­ta, que pa­rez­can lo que son, pe­ro en nues­tras obras ex­pe­ri­men­ta­les nos per­mi­ti­mos lle­var­los al lí­mi­te y plan­tear pie­zas que se­rían im­po­si­bles de producir en se­rie”, ex­pli­can. Aho­ra pre­pa­ran un pe­que­ño ob­je­to pa­ra Ha­bi­tat tras ha­ber tra­ba­ja­do ya con Fer­mob o Es­ti­luz. www.gou­la­fi­gue­ra.com

“Em­pe­za­mos pro­du­cien­do co­sas pa­ra no­so­tros mis­mos, ca­si co­mo un hobby, y nos di­mos cuen­ta de que la co­sa fun­cio­na­ba”, re­cuer­da Adria­na Par­do (La Co­ru­ña, 1988). Ha­ce tan so­lo dos años que se em­bar­có con su pa­re­ja, Ya­go Mén­dez (1983), tam­bién co­ru­ñés, en Wood Fee­lings. Aje­nos a es­te mun­do (ella tra­ba­ja­ba en el sec­tor de la mo­da y él, en el au­dio­vi­sual) co­men­za­ron a dar for­ma a es­tas ro­tun­das pie­zas rea­li­za­das en no­gal, ce­re­zo, ro­ble o cas­ta­ño ma­ci­zo que ex­po­nen en un show­room en su ciu­dad na­tal. “Es una vía pa­ra desa­rro­llar nues­tra crea­ti­vi­dad al má­xi­mo ex­po­nen­te –con­ti­núa–. Que­re­mos po­ner en va­lor el tra­ba­jo del ar­te­sano rom­pien­do con la ima­gen de mue­ble de la abue­la. Apos­ta­mos por un di­se­ño atem­po­ral, que pue­da pa­sar de pa­dres a hi­jos”. Na­ció así una pe­que­ña co­lec­ción que ti­ra de ins­pi­ra­ción nór­di­ca y ja­po­ne­sa a par­tes igua­les y que co­mien­za aho­ra a des­per­tar el in­te­rés in­ter­na­cio­nal. “Siem­pre nos ha gus­ta­do la ca­pa­ci­dad ni­po­na de crear ob­je­tos que trans­mi­ten sen­ti­mien­tos”, aña­de. Así, cin­cel en mano, se han pro­pues­to to­car el co­ra­zón de sus clien­tes. www.wood­fee­lings.com

Habla rá­pi­do y ca­da pa­la­bra es­tá lle­na de sig­ni­fi­ca­do. Es­te ma­dri­le­ño de 1983 se gra­duó en Di­se­ño In­dus­trial en el IED, triun­fó con lám­pa­ras he­chas con bo­lis BIC y, sie­te años des­pués, le ad­mi­tie­ron en el Más­ter de la De­sign Aca­demy de Eind­ho­ven, la más pun­te­ra. “Mi co­lec­ción fi­nal, Foun­da­tions (ci­mien­tos), mi­ra­ba a los orí­ge­nes del mun­do ar­ti­fi­cial: una si­lla ro­ca, un al­ta­voz de pe­lo de ca­bra…”, cuen­ta. Su obra es­tá cer­ca del ar­te: “Ex­pe­ri­men­to con la fun­ción, pe­ro la cues­tiono y de­cons­tru­yo. Es lo que me di­vier­te. Mis me­dios son li­mi­ta­dos, por eso re­cu­rro al re­ci­cla­je, la cha­ta­rra, los tu­bos, los la­dri­llos, lo in­dus­trial, lo bru­to, lo oxi­da­do”. Aca­ba de pre­sen­tar en la ga­le­ría Ma­cha­do-mu­ñoz su mues­tra Tem­po­ral. Con ma­te­ria­les y can­ti­da­des inusua­les (los ki­los de as­fal­to que se pro­du­cen por se­gun­do, el agua que usa­mos por per­so­na y día o los me­tros de cable que se ro­ban por ho­ras) ha crea­do una es­tan­te­ría, una me­sa, lám­pa­ras y ta­bu­re­tes. Un chi­co con dis­cur­so. www.lu­cas­mu­noz.com

MAR­CEL BAER EN SU NUE­VO ES­TU­DIO DE PO­BLE­NOU DE­LAN­TE DE LA SE­RIE DE JA­RRO­NES PA­PER, UNA FUN­DA DE PA­PEL PA­RA SU­PER­PO­NER SO­BRE CUAL­QUIER RE­CI­PIEN­TE.

ME­SI­TAS ROSAE DE NO­GAL PA­RA CO­LLEC­TION PARTICULIÈRE Y APA­RA­DOR LOOP DE LA­MAS DE MA­DE­RA Y ME­TAL. DE­BA­JO, PA­BLO FI­GUE­RA (SEN­TA­DO) Y ÁL­VA­RO GOU­LA CON SUS LÁM­PA­RAS COL­GAN­TES LI­NES & DOTS.

SI­LLÓN FOAM FOLLOWS FUN­CTION DE GOMAESPUMA. ARRI­BA, LU­CAS CON SU ES­TAN­TE­RÍA DE TU­BE­RÍA Y, DE­BA­JO, TA­BU­RE­TES DE CABLE Y LÁM­PA­RAS DE CO­BRE, TO­DO DE SU EX­PO­SI­CIÓN EN MA­CHA­DO-MU­ÑOZ.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.