LOS TRES CHI­FLA­DOS

Op­ti­mis­tas, fun­cio­na­les y ju­gue­to­nes. Así son los ob­je­tos del es­tu­dio Big-ga­me, un trío de di­se­ña­do­res afin­ca­dos en Lau­sa­na que ad­mi­ran la mo­der­ni­dad de Le Cor­bu­sier y las pie­zas in­te­li­gen­tes de Achi­lle Cas­ti­glio­ni. La ri­sa sigue a la fun­ción.

AD (Spain) - - Junio - por it­ziar na­rro

Op­ti­mis­tas, fun­cio­na­les y ju­gue­to­nes. Así son Big-ga­me, un trío de di­se­ña­do­res con se­de en Lau­sa­na.

El tiem­po es lo más im­por­tan­te que hay. Po­der ha­cer al­go que te apa­sio­na o es­tar con al­guien a quien quie­res es el ma­yor lu­jo que exis­te. Por eso un re­loj es una he­rra­mien­ta ma­ra­vi­llo­sa que te per­mi­te atra­par esa no­ción in­tan­gi­ble”. Los que ha­blan son un fran­cés (Au­gus­tin Scott de Mar­tin­vi­lle), un bel­ga (El­ric Pe­tit) y un sui­zo (Gré­goi­re Jean­mo­nod). No es el co­mien­zo de un chis­te sino la na­cio­na­li­dad de los miem­bros de Big-ga­me, un co­lec­ti­vo afin­ca­do en el país hel­vé­ti­co que des­de 2005 lle­nan el mun­do de ob­je­tos fun­cio­na­les, co­lo­ris­tas y ju­gue­to­nes. Y que aca­ban de fir­mar el re­loj de edición li­mi­ta­da True Phos­po pa­ra Ra­do, una ca­ja de ce­rá­mi­ca ne­gra con una es­fe­ra per­fo­ra­da tan mi­ni­ma­lis­ta e ines­pe­ra­da co­mo to­do lo que tocan. “Nos en­can­ta el con­tras­te en­tre la ce­rá­mi­ca de co­lor ne­gro ma­te y el re­ves­ti­mien­to fos­fo­res­cen­te de es­ta pie­za”, ex­pli­can. El trío se co­no­ció en ECAL (Éco­le can­to­na­le d’art de Lau­san­ne). “Éra­mos com­pa­ñe­ros de cla­se y com­par­tía­mos una mis­ma ob­se­sión por los di­se­ños sim­ples y op­ti­mis­tas. En 2005 al­qui­la­mos un stand en el Sa­lo­ne­sa­te­lli­te de Mi­lán pa­ra ex­po­ner nues­tras crea­cio­nes co­mu­nes y to­da­vía se­gui­mos tra­ba­jan­do jun­tos”, nos cuen­tan. De sus ma­nos han sa­li­do fal­sos tro­feos de ca­za (Moo­se, 2005), si­llas po­co or­to­do­xas (Bold, 2008, que ya es­tá en la co­lec­ción per­ma­nen­te del

MOMA) o con­te­ne­do­res co­mo Car­go pa­ra Ales­si. Edi­to­ras tan sig­ni­fi­ca­ti­vas co­mo Hay, Ha­bi­tat, Ma­gis, Mous­ta­che, la es­pa­ño­la AOO y la pres­ti­gio­sa Ga­le­rie Kreo de Pa­rís, es­tán en­tre sus clien­tes. “Nos gus­tan los mue­bles prác­ti­cos ca­pa­ces de ha­cer el día a día más agra­da­ble. El sen­ti­do del hu­mor es fun­da­men­tal en nues­tra obra y en nues­tra vi­da. El di­rec­tor de ECAL, Pie­rre Ke­ller, siem­pre de­cía: ‘Tra­ba­jad con se­rie­dad pe­ro nun­ca os to­méis en se­rio”. Cor­cho, cris­tal, ma­de­ra, alu­mi­nio... Les fas­ci­na cual­quier ma­te­rial si es cohe­ren­te con lo que es­tán bo­ce­tan­do y en­tre sus fuen­tes de ins­pi­ra­ción, la ar­qui­tec­tu­ra ra­cio­na­lis­ta de Le Cor­bu­sier o Jean Prou­vé, el di­se­ño grá­fi­co de la es­cue­la sui­za, el di­bu­jo Lig­ne Clai­re bel­ga que prac­ti­ca­ba Her­gé en sus vi­ñe­tas y Achi­lle Cas­ti­glio­ni. “Sus crea­cio­nes in­ge­nio­sas y di­ver­ti­das son una re­fe­ren­cia”, ex­pli­can. Creen que lo me­jor de su pro­fe­sión es la va­rie­dad. “De una si­lla a un apa­ra­to elec­tró­ni­co, to­do va­le, no nos abu­rri­mos”, con­fie­san. Ade­más, los tres son pro­fe­so­res de la institución don­de se gra­dua­ron. “Es un gran es­pa­cio de apren­di­za­je don­de lo pa­sa­mos en gran­de, aun­que ca­da vez te­ne­mos me­nos tiem­po”, con­cre­tan. En su fu­tu­ro pró­xi­mo, mo­bi­lia­rio pa­ra fir­mas japonesas y da­ne­sas, me­na­je en Fran­cia e ítems pa­ra ni­ños en Ita­lia. De tal es­cue­la, ta­les as­ti­llas. www.big-ga­me.ch

Po­mos de puer­ta Tools (2014) pa­ra Ver­vloet y, dcha., re­loj True Phos­po (2017) de los sui­zos Ra­do so­bre búhos Chouet­te (2015) pa­ra De­sig­ner Box.

Stan­dard y si­lla Bold (2009) pa­ra Mous­ta­che. Des­de la iz­da., Gré­goi­re Jean­mo­nod, El­ric Pe­tit y Au­gus­tin Scott de Mar­tin­vi­lle.

Lám­pa­ra Ham­mer (2014) pa­ra Wie­ner Sil­ber Ma­nu­fac­tur. Dcha., me­na­je (2016) pa­ra Ari­ta y de­ba­jo, per­che­ro Signs (2010) pa­ra Ka­ri­mo­ku New

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.