Via­jar o VE­RA­NEAR

AD (Spain) - - Recibidor - EN­RIC PAS­TOR, DI­REC­TOR SÍ­GUE­NOS (SI QUIE­RES) EN INS­TA­GRAM, TWIT­TER Y PIN­TE­REST.

es un pla­cer y de­be­ría ser obli­ga­to­rio. No hay na­da que abra más la men­te a lo nue­vo que ate­rri­zar en un lu­gar re­mo­to y dar­se un ba­ño de reali­dad, ya sea de lu­jo asiá­ti­co, cos­tum­bris­mo ru­ral o mun­da­nal mo­der­ni­dad ur­ba­ni­ta. Ve­ra­near, en el sen­ti­do más es­ti­val del tér­mino (som­bri­lla y ha­ma­ca), su­po­ne ser al­can­za­do por un

dar­do tran­qui­li­zan­te al lle­gar a des­tino y en­tre­gar­se a esa ‘vi­da len­ta’ a la que Jo­sep Pla de­di­có un li­bro. Eso cla­ro, des­pués de es­con­der los mil ca­chi­va­ches rom­pe-kar­ma que tie­nen los apar­ta­men­tos de al­qui­ler, un ejer­ci­cio de lim­pie­za vi­sual que, si­guen­do las

en­se­ñan­zas bu­dis­tas de des­pren­di­mien­to, po­dría lla­mar­se ‘de­co­full­ness’. ¿Qué es me­jor, via­jar o ve­ra­near? Las dos son bue­nas pa­ra cul­ti­var la cul­tu­ra de­co­ra­ti­va, ya que las va­ca­cio­nes te per­mi­ten tran­si­tar caminos es­ti­lís­ti­cos an­tes des­co­no­ci­dos. Co­mo los días de asue­to son un bien es­ca­so, he­mos que­ri­do apro­ve­char y com­bi­nar­las. Así, en­tre los rum­bos que to­ma es­te mes AD Es­pa­ña pa­ra en­se­ña­ros ‘las me­jo­res ca­sas del mun­do’, plan­ta­mos la toa­lla aquí cer­ca, en Ibi­za, pe­ro le­jos de ma­cro­dis­cos y del cham­pán-du­cha. Pa­ra mí, esa is­la bohe­mia y ru­ral que con­ser­va su en­can­to ver­nácu­lo de pie­dras, cal y vi­gas de sa­bi­na, por mu­cha ar­qui­tec­tu­ra ‘hi-tech’ que se em­pe­ñen en cons­truir, es el pa­raí­so ideal pa­ra echarse una ca­be­za­da, si­guien­do los pre­cep­tos (co­mi­lo­na, ca­fé, som­bra y bue­na tum­bo­na) de nues­tro Zoom ti­tu­la­do ‘La sies­ta per­fec­ta’. Pe­ro co­mo “el ojo tie­ne que via­jar”, que de­cía Dia­na Vree­land, tam­bién des­cu­bri­mos ca­sas en puer­tos es­ti­va­les de to­do el mun­do con sus dis­tin­tas vi­sio­nes de la ‘de­co­ra­ción-re­lax’: una rui­na del si­glo XV fren­te al Adriá­ti­co, un ani­llo de ce­men­to sin puer­tas en el bos­que tu­ro­len­se o una alegre cha­bo­la en la fa­ve­la ca­rio­ca de mo­da. Es­tés don­de es­tés, en Be­ni­dorm o en Ba­li, si quie­res te­ner­lo to­do, ve­ra­nea en AD, es­ta re­vis­ta es­tá siem­pre abier­ta por va­ca­cio­nes.

En ve­rano, ex­plo­ra nue­vos caminos de­co­ra­ti­vos: pa­pel Pois­sons de Tres Tin­tas, som­bri­lla de Le­roy Mer­lin, me­ce­do­ra de Mer­me­la­da Es­tu­dio y por­ta­da de AD Es­pa­ña pin­ta­da por Ra­mon En­rich.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.