20 PRE­GUN­TAS A PATRICIA SAN­CHIZ

La in­terio­ris­ta hu­ye de ser en­ca­si­lla­da en cual­quier es­ti­lo, sal­vo el de la ca­li­dad. In­quie­ta y ávi­da lec­to­ra, se ins­pi­ra pa­ra sus pro­yec­tos en los gu­rús del ci­ne, la li­te­ra­tu­ra y la mo­da. Ella sí tie­ne vi­sión de­sign.

AD (Spain) - - Muy Ad - por toni to­rre­ci­llas

1. De­fí­na­se en cin­co pa­la­bras. In­quie­ta, per­fec­cio­nis­ta, leal, sin­ce­ra y ge­ne­ro­sa. 2. ¿Dón­de vi­ve? En­tre Ma­drid y Barcelona, don­de ten­go los equi­pos con los que tra­ba­jo. 3. ¿Có­mo ex­pli­ca­ría su es­ti­lo? No ten­go uno de­ter­mi­na­do ya que me adap­to al de mi clien­te se­gún sus gus­tos, ne­ce­si­da­des y la arquitectura del es­pa­cio. Me gus­ta la ca­li­dad, den­tro de eso me mue­vo en­tre lo clásico, lo con­tem­po­rá­neo, un re­ma­ke del XVIII, XIX o un mo­vi­mien­to del XX. 4. ¿Quié­nes han si­do sus maes­tros? Em­pe­cé aso­cián­do­me con Pas­cua Ortega en Barcelona, aun­que la vi­da y to­do lo que he vis­to y apren­di­do ha si­do fun­da­men­tal. Lo bá­si­co es la ob­ser­va­ción, in­for­mar­te y leer de di­fe­ren­tes dis­ci­pli­nas. Una que me in­flu­ye de ma­ne­ra de­ter­mi­nan­te es la mo­da. In­clu­so el feís­mo de las pa­sa­re­las de hoy ten­drá su con­tra­par­ti­da en el in­terio­ris­mo, co­mo en su día ocu­rrió con las pren­das es­truc­tu­ra­das de Ar­ma­ni que ins­pi­ra­ron pro­yec­tos mi­ni­ma­lis­tas. 5. La re­gla nú­me­ro uno de su pro­fe­sión. Crea un buen es­pa­cio se­lec­cio­nan­do los me­jo­res ma­te­ria­les. Y, so­bre to­do, que la eje­cu­ción sea muy mi­nu­cio­sa pa­ra que el re­sul­ta­do sea be­llo. 6. ¿Su úl­ti­ma com­pra pa­ra ca­sa? Dos ja­rro­nes, uno de Ma­rrue­cos de fi­na­les del XIX. Es de cristal de co­lo­res en el que se al­ter­nan los na­ran­jas, ro­jos y trans­pa­ren­tes. Y otro des­ca­ta­lo­ga­do de La­li­que. 7. ¿Qué hay en su me­si­lla de noche? Mis li­bros y un bol de pla­ta an­ti­guo don­de de­jo los pe­que­ños ac­ce­so­rios que he usa­do du­ran­te el día. 8. ¿Es co­lec­cio­nis­ta de al­go? De pie­zas de cristal. Ten­go de La­li­que, de Émi­le Ga­llé, de los van­guar­dias ru­sas y tam­bién orien­ta­les. 9. ¿Su po­se­sión más pre­cia­da? Un ja­rrón del mo­vi­mien­to Wie­ner Werks­tät­te. Es­te es par­ti­cu­lar­men­te bo­ni­to y bueno, con unos cua­dra­dos do­ra­dos que me pa­re­cen fas­ci­nan­tes. 10. ¿Qué ma­te­ria­les le in­tere­san? Los na­tu­ra­les co­mo los már­mo­les y las ma­de­ras. Tam­bién los más so­fis­ti­ca­dos, co­mo la mar­que­te­ría de pa­ja, la cás­ca­ra de hue­vo in­crus­ta­da en la­ca o las re­si­nas. 11. Com­bi­na­ción de co­lo­res fa­vo­ri­ta. To­dos los que se en­cuen­tran en la na­tu­ra­le­za mez­clan bien. 12. ¿Có­mo le gus­ta ilu­mi­nar un es­pa­cio? Con una luz muy pun­tual. Me gus­ta el cla­ros­cu­ro. 13. ¿A qué ar­qui­tec­tos ad­mi­ra? Hay mu­chos. Por ejem­plo: Ta­dao An­do, I.M. Pei, Nor­man Fos­ter, Her­zog & de Meu­ron, John Paw­son o Mo­neo.

14. En an­ti­güe­da­des, ¿cuál es su épo­ca pre­fe­ri­da? El Carlos III y, so­bre to­do, el Art Déco. Son pie­zas úni­cas que unen la eba­nis­te­ría y la or­fe­bre­ría. 15. Su pieza ama­da de la his­to­ria del di­se­ño. Un biom­bo de prin­ci­pios del XX de Jean Du­nand. 16. ¿Un gad­get tec­no­ló­gi­co? El te­lé­fono mó­vil. 17. ¿Qué obra de ar­te le gus­ta­ría col­gar en sus paredes? El jar­dín de las de­li­cias de El Bos­co o una de Rich­ter. 18. ¿Un edi­fi­cio que le ha­ya im­pac­ta­do re­cien­te­men­te? El es­ta­dio olím­pi­co de Pe­kín, tam­bién co­no­ci­do co­mo El ni­do de pá­ja­ro, de Her­zog & de Meu­ron. 19. ¿Qué pe­lí­cu­las, mú­si­ca y li­bros le han mar­ca­do? En ci­ne: El Inocen­te de Vis­con­ti; Bla­de Run­ner de Rid­ley Scott o Es­plen­dor en la hier­ba de Elia Ka­zan. En mú­si­ca: Wag­ner, Mah­ler, Queen y An­tony and the John­sons. Y en li­te­ra­tu­ra: la bio­gra­fía de Rai­ner Ma­ria Ril­ke de Mauricio Wie­sent­hal, El Mis­te­rio de la Crea­ción de Ma­rio Javier Sa­ban y El ga­le­ris­ta Leo Cas­te­lli y su círculo de la fran­ce­sa An­nie Cohen-so­lal. 20. ¿Qué se­rá lo pró­xi­mo en decoración? La mez­cla de di­fe­ren­tes pe­rio­dos que pro­por­cio­nen am­bien­tes más aco­ge­do­res. Por ejem­plo, ar­te con­tem­po­rá­neo, co­mo una pieza de gran for­ma­to del pin­tor Ro­bert Raus­chen­berg, con una bu­ta­ca de Al­ta Épo­ca.

Na­cio­na­li­dad: Es­pa­ño­la Residencia: Barcelona Pro­fe­sión: In­terio­ris­ta Es­ti­lo: Con­tem­po­rá­neo cul­to

Car­tel ori­gi­nal de Bla­de Run­ner, Igle­sia de St. Mo­ritz de John Paw­son y can­de­la­bro 0rgue de La­li­que. Arri­ba, Patricia San­chiz y El jar­dín de las de­li­cias de El Bos­co.

In­te­rior de Patricia San­chiz en un cha­let años 60 en Puig­cer­dá. “Que la eje­cu­ción sea mi­nu­cio­sa pa­ra que el re­sul­ta­do sea be­llo”, acon­se­ja.

Me­sa de mar­que­te­ría de pa­ja de Li­son de Cau­nes. Arri­ba, bu­ta­ca de Al­ta Épo­ca. Dcha., des­fi­le de Gior­gio Ar­ma­ni de los 80. “Su look in­flu­yó en los in­te­rio­res mi­ni­ma­lis­tas”.

Lám­pa­ra de Her­vé van Strae­ten y apa­ra­dor de Mat­tia Bo­net­ti, en David Gill Ga­llery. De­ba­jo, ja­rrón de La­li­que.

Biom­bo de Jean Du­nand, su pieza ama­da. Iz­da., el atrio del De­sign Mu­seum de To­kio de Ta­dao An­do, uno de sus ar­qui­tec­tos fa­vo­ri­tos y, en­ci­ma, co­ci­na pro­yec­ta­da por Patricia San­chiz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.