CON­SOR­CIO DE EM­PRE­SAS: UNA OPOR­TU­NI­DAD PA­RA EX­POR­TAR Y CRE­CER

ARAL - - CON VOZ PROPIA -

Si al­guien me pre­gun­ta­ra có­mo se ha ca­rac­te­ri­za­do el com­por­ta­mien­to de las em­pre­sas es­pa­ño­las en es­tos úl­ti­mos años, sin lu­gar a du­das usa­ría tres sus­tan­ti­vos: di­ver­si­fi­ca­ción, aper­tu­ra y adap­ta­ción. El en­torno ha cam­bia­do y con él, las em­pre­sas, obli­ga­das o no, han vis­to ne­ce­sa­rio un cam­bio de es­tra­te­gia pa­ra con­ti­nuar ac­ti­vos en el mer­ca­do, así co­mo ga­nar cuo­tas de mer­ca­do. Am­pliar su aba­ni­co de pro­duc­tos, acer­car­se a otros pú­bli­cos ob­je­ti­vos o es­tar pre­sen­te fue­ra de Es­pa­ña son las de­ci­sio­nes más co­mu­nes. Pe­ro, ¿es fá­cil sa­lir al ex­tran­je­ro?

Ven­der nues­tro pro­duc­to en paí­ses fo­rá­neos no es una ta­rea sen­ci­lla, so­bre to­do, en el sec­tor de la ali­men­ta­ción, pues de­be­mos edu­car y mos­trar a los con­su­mi­do­res ex­tran­je­ros las cua­li­da­des de nues­tro pro­duc­to pa­ra que lo eli­jan en su ces­ta de la com­pra, fren­te a otro ti­po de pro­duc­tos si­mi­la­res a los nues­tros, ya sean lo­ca­les o ex­tran­je­ros. Es­te es el ob­je­ti­vo fi­nal, pe­ro pa­ra po­der al­can­zar es­te hi­to, se ne­ce­si­tan in­ver­tir mu­chos es­fuer­zos y re­cur­sos an­te­rior­men­te. Las em­pre­sas de­ben bus­car un va­lor di­fe­ren­cia­dor en sus pro­duc­tos, en­con­tran­do y ofre­cien­do ese ele­men­to que les iden­ti­fi­ca y les ha­ce úni­cos si quie­ren ha­cer­se un hue­co en el mer­ca­do y ade­más en la men­te del con­su­mi­dor, que es el que al fi­nal to­ma la de­ci­sión de com­pra.

Da­da la enor­me di­fi­cul­tad que con­lle­va ge­ne­rar con­fian­za en un mer­ca­do ex­te­rior, que con­lle­va al­tos ni­ve­les de in­ver­sión en tiem­po y en re­cur­sos eco­nó­mi­cos, sur­gen en­ti­da­des na­cio­na­les que agru­pan a em­pre­sas del sec­tor pa­ra con­ver­tir­se en su com­pa­ñe­ro fiel pa­ra la ex­por­ta­ción.

Los Con­sor­cios, co­mo agru­pa­cio­nes vo­lun­ta­rias de em­pre­sas, ofre­cen a sus miem­bros una opor­tu­ni­dad úni­ca de sa­lir al ex­te­rior ba­jo una mar­ca de re­fe­ren­cia re­co­no­ci­ble en los mer­ca­dos, que trans­mi­te el va­lor di­fe­ren­cial del pro­duc­to y que ga­ran­ti­za asi­mis­mo el ori­gen es­pa­ñol del pro­duc­to. Pe­ro con es­ta mar­ca pa­ra­guas y se­llo de ga­ran­tía, se trans­mi­te al clien­te el com­pro­mi­so por la ca­li­dad del pro­duc­to, el cual, ha si­do ela­bo­ra­do si­guien­do unos pa­tro­nes y cum­plien­do unas es­tric­tas nor­ma­ti­vas, adi­cio­nal­men­te ese pro­duc­to tie­ne otros atri­bu­tos adi­cio­na­les que lo trans­for­man en un pro­duc­to úni­co, pro­duc­tos úni­cos que nues­tro país pro­du­ce y que son re­fe­ren­tes de nues­tra gas­tro­no­mía a ni­vel mun­dial es la me­jor es­tra­te­gia a se­guir.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.