CÓ­MO PUE­DEN AYU­DAR LOS SER­VI­CIOS DE LO­CA­LI­ZA­CIÓN AL CO­MER­CIO A ME­JO­RAR LOS BE­NE­FI­CIOS

ARAL - - CON VOZ PROPIA -

Ob­te­ner vi­si­bi­li­dad en tiem­po real de los pa­tro­nes de trá­fi­co del es­ta­ble­ci­mien­to. Re­ci­ba aler­tas in­me­dia­tas cuan­do sean ne­ce­sa­rios más de­pen­dien­tes en las ca­jas o en un de­par­ta­men­to con­cre­to.

• Pro­por­cio­ne ma­pas e ins­truc­cio­nes pa­so a pa­so que ayu­den a los clien­tes a lo­ca­li­zar rá­pi­da­men­te los pro­duc­tos que es­tán bus­can­do.

• Ana­li­zar las ope­ra­cio­nes de la tien­da a lar­go pla­zo. Com­pa­re los pa­tro­nes de trá­fi­co y el com­por­ta­mien­to del clien­te pa­ra de­ter­mi­nar qué dis­po­si­cio­nes de tien­da y ex­po­si­cio­nes de pro­duc­tos logran ma­yo­res ven­tas.

Ani­mar a sus clien­tes a que uti­li­cen sus smartp­ho­nes pue­de traer con­si­go un au­men­to di­rec­to de las ven­tas. Se­gún el es­tu­dio de Goo­gle, los clien­tes que uti­li­zan sus te­lé­fo­nos mó­vi­les pa­ra ob­te­ner ayu­da gas­tan un 25% más en el es­ta­ble­ci­mien­to. La bue­na no­ti­cia es que es­tas pres­ta­cio­nes no son di­fí­ci­les de im­ple­men­tar. La reali­dad es que pue­de des­ple­gar una red de

"¿No le gus­ta­ría ofre­cer a sus clien­tes una me­jor ex­pe­rien­cia de clien­te en tien­da pro­por­cio­nán­do­les la in­for­ma­ción que ne­ce­si­tan en los dis­po­si­ti­vos que siem­pre lle­van en­ci­ma?"

Aho­rrar tiem­po al clien­te.

Una mar­ca de ca­li­dad es­pe­cí­fi­ca, que de­fi­ne y re­co­ge el va­lor aña­di­do de una ca­te­go­ría, se pre­sen­ta co­mo una he­rra­mien­ta útil y efi­caz pa­ra ayu­dar a las em­pre­sas en es­ta la­bor co­mer­cial. Así, po­de­mos en­con­trar mu­chos ejem­plos, “mar­ca Es­pa­ña”, “cho­ri­zo es­pa­ñol”, “ja­món serrano es­pa­ñol” o “acei­te de oli­va es­pa­ñol”… Tér­mi­nos co­no­ci­dos en nues­tro país y que ya son es­cu­cha­dos fue­ras de nues­tras fron­te­ras, pe­ro no só­lo eso, sino que son de­fi­ni­cio­nes que ayu­dan a las em­pre­sas a com­pe­tir con pro­duc­tos au­tóc­to­nos.

De es­ta ma­ne­ra, si un con­su­mi­dor de un país fo­rá­neo se acer­ca al su­per­mer­ca­do y en­cuen­tra un pro­duc­to de­no­mi­na­do con al­guno de es­tos tér­mi­nos, su men­te crea un con­cep­to que lo re­la­cio­na con un país, una cultura y una tra­di­ción. Pri­mer pa­so cum­pli­do. Ya hay un co­no­ci­mien­to y una re­la­ción en­tre pro­duc­to y ori­gen. Pe­ro los con­sor­cios de­ben dar una pi­sa­da más allá: re­co­ger ba­jo esa mar­ca to­da la his­to­ria, los va­lo­res y el buen sa­ber ha­cer uni­do a la ca­li­dad. Si con­se­gui­mos ob­te­ner un pro­duc­to con una ca­li­dad real di­fe­ren­cia­da, lle­ga­rá un mo­men­to en el que el con­su­mi­dor se­rá cons­cien­te de ese va­lor, lo di­fe­ren­cia­rá del res­to de pro­duc­tos dis­po­ni­bles en el mer­ca­do y es­ta­rá dis­pues­to a pa­gar más por él. Y es­te es el re­sul­ta­do del es­fuer­zo y tra­ba­jo dia­rio de ex­per­tos en edu­car y abrir mer­ca­dos a nues­tra gas­tro­no­mía. lo­ca­li­za­ción in­te­li­gen­te en su tien­da por la ma­ña­na y co­men­zar a ac­tuar a par­tir de los da­tos que le apor­ta por la tar­de.

Tec­no­lo­gías in­no­va­do­ras co­mo las ba­li­zas y la ges­tión de soft­wa­re en la nu­be fa­ci­li­tan la re­co­gi­da y el análisis de los da­tos ne­ce­sa­rios pa­ra dar el me­jor ser­vi­cio al clien­te en cual­quier mo­men­to de su vi­si­ta al es­ta­ble­ci­mien­to (y des­pués de es­ta). Pe­ro lo me­jor de to­do es que pue­de con­se­guir es­to por me­nos de dos cén­ti­mos por vi­si­ta de clien­te al año.

Pe­ro pa­ra que los con­sor­cios sean ver­da­de­ra­men­te úti­les y la mar­ca pa­ra­guas que re­pre­sen­ta apor­te unos atrac­ti­vos re­tor­nos a sus em­pre­sas miem­bro, es muy im­por­tan­te que se es­ti­pu­len los me­ca­nis­mos in­ter­nos de fun­cio­na­mien­to y por su­pues­to, un al­to gra­do de com­pro­mi­so por el pro­yec­to. Si adi­cio­nal­men­te, a tra­vés del con­sor­cio, po­de­mos po­ner en co­mún ex­pe­rien­cias de otras em­pre­sas miem­bro pa­ra op­ti­mi­zar los re­cur­sos que dis­pon­ga­mos pa­ra im­pul­sar nues­tra mar­ca pa­ra­guas, es­ta­re­mos ge­ne­ran­do un pro­yec­to que se­rá una ver­da­de­ra opor­tu­ni­dad pa­ra ex­por­tar y cre­cer. Es­tos son los in­gre­dien­tes fun­da­men­ta­les por los que en otros paí­ses eu­ro­peos los con­sor­cios fun­cio­nan de una ma­ne­ra muy efi­caz y apor­tan una gran ven­ta­ja com­pe­ti­ti­va a sus em­pre­sas.

Ita­lia, con más de 400 con­sor­cios, ha sa­bi­do im­pul­sar su gas­tro­no­mía y pro­duc­tos vin­cu­la­dos, po­si­cio­nan­do sus pro­duc­tos co­mo un con­cep­to di­fe­ren­cia­dor, úni­co y de al­to va­lor aña­di­do.

En Es­pa­ña, te­ne­mos una lar­go ca­mino por re­co­rrer y una gran opor­tu­ni­dad pa­ra po­der apli­car el co­no­ci­mien­to de otras ex­pe­rien­cias ita­lia­nas así co­mo de ca­sos es­pa­ño­les y en con­se­cuen­cia, im­pul­sar los con­sor­cios co­mo una he­rra­mien­ta de com­pe­ti­ti­vi­dad. En­ton­ces, yo me pre­gun­to, ¿por qué no su­mar­se a es­tos pro­yec­tos de cre­ci­mien­to em­pre­sa­rial?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.