"EL SEC­TOR GRAN CON­SU­MO NOS APOR­TA APRO­XI­MA­DA­MEN­TE UN 75% DE NUES­TRO VO­LU­MEN"

ARAL - - INDUSTRIA AUXILIAR TRANSPORTE DE MERCANCÍA PALETIZ - En­ric Es­truch DI REC­TOR GE REN­TE PALL-EX IB ERIA

¿Qué por­cen­ta­je de ne­go­cio re­pre­sen­ta pa­ra la com­pa­ñía el sec­tor del Gran Con­su­mo?

Co­mo es sa­bi­do nues­tra em­pre­sa ges­tio­na en­víos de mer­can­cía pa­le­ti­za­da de una va­rie­dad im­por­tan­te de sec­to­res eco­nó­mi­cos, aun­que la par­te más im­por­tan­te es pro­ve­nien­te del de Gran Con­su­mo. Aquí en­glo­ba­mos tan­to pro­duc­tos de ali­men­ta­ción se­ca, be­bi­das, etc, co­mo de otros sub­sec­to­res co­mo ar­tícu­los del ho­gar en el sen­ti­do más am­plio de la pa­la­bra de gran­des ca­de­nas de dis­tri­bu­ción, así co­mo de elec­tró­ni­ca y elec­tro­do­més­ti­cos, textil, etc. En es­te sen­ti­do men­cio­nar que el sec­tor Gran Con­su­mo nos apor­ta apro­xi­ma­da­men­te un 75% de nues­tro vo­lu­men por lo que nos con­si­de­rar­nos es­pe­cia­lis­tas en la ges­tión de es­ta ti­po­lo­gía de mer­can­cía, con en­tre­gas y re­co­gi­das dia­rias en to­dos los es­ta­ble­ci­mien­tos y pla­ta­for­mas de­di­ca­das al Gran Con­su­mo tan­to en Es­pa­ña pe­nin­su­lar e is­las co­mo en Por­tu­gal.

¿Qué es la in­no­va­ción pa­ra Pall-Ex y có­mo la apli­ca? La in­no­va­ción, en nues­tro ca­so, va en­fo­ca­da en di­ver­sos sen­ti­dos, por un la­do a sum inis­trar a nues­tros clien­tes, aque­llas ti­po­lo­gías de pa­let ne­ce­sa­rias pa­ra sa­tis­fa­cer cual­quier ti­po de de­man­da que se nos pi­da y pa­ra ello de­be­mos es­tar siem­pre aten­tos a las ten­den­cias y ne­ce­si­da­des cam­bian­tes del mer­ca­do, por otro la­do igual­men­te en­fo­ca­do a ofre­cer los ser­vi­cios de en­tre­ga que ne­ce­si­te ca­da clien­te, y es­to sig­ni­fi ca la po­si­bi­li­dad de en­tre­gas o re­co­gi­das en ho­ra­rios fi jos o con­cer­ta­dos o con en­tre­gas de ma­ña­na (am) o tar­de (pm). Es­tos ser­vi­cios los ofre­ce­mos des­de el pri­mer día de nues­tra ac­ti­vi­dad y no re­pre­sen­tan cos­tes ex­tras pa­ra nues­tros clien­tes, sino que en­tra den­tro de nues­tro ADN co­mo ser­vi­cios ha­bi­tua­les en nues­tro port­fo­lio. Fi­nal­men­te in­no­va­ción en cuan­to a las he­rra­mien­tas de ges­tión y tra­za­bi­li­dad que in­di­quen a nues­tros clien­tes la si­tua­ción de su mer­can­cía en cual­quier mo­men­to de la ca­de­na de dis­tri­bu­ción, así co­mo los POD o com­pro­ban­tes de las en­tre­gas, que nos exigen nues­tros clien­tes.

¿Cuá­les son los as­pec­tos di­fe­ren­cia­les de su com­pa­ñía con res­pec­to a la com­pe­ten­cia?

Bá­si­ca­men­te en la ex­pe­rien­cia en la ges­tión de las ne­ce­si­da­des del clien­te de gran con­su­mo y adap­ta­bi­li­dad a las mis­mas que se nos de­man­den, tan­to por ti­po­lo­gía de la en­tre­ga, co­mo con los ho­ra­rios fi­jos o con­cer­ta­dos, co­mo con los ser­vi­cios de en­tre­ga de ma­ña­na o tar­de. Si al­go so­mos y en al­go nos di­fe­ren­cia­mos es nues­tra vo­lun­tad de pro­veer ser­vi­cios de ca­li­dad y nues­tra fl exi­bi­li­dad de adap­ta­ción a ca­da cir­cuns­tan­cia. Nues­tra am­plia co­ber­tu­ra geo­grá­fi ca con más de 65 de­le­ga­cio­nes re­par­ti­das por to­da la geo­gra­fía pe­nin­su­lar e in­su­lar, nos pro­por­cio­na a su vez una gran cer­ca­nía tan­to pa­ra el clien­te de ori­gen, es­té don­de es­té, co­mo con las pla­ta­for­mas o cen­tros de en­tre­ga don­de acu­di­mos dia­ria­men­te. Igual­men­te es im­por­tan­te men­cio­nar la ex­pe­rien­cia en las ope­ra­ti­vas de lo­gís­ti­ca in­ver­sa y de re­co­gi­da de mer­can­cías pa­ra vol­ver a ori­gen o pa­ra co­ne­xio­nes in­ter­cen­tros.

¿Có­mo es­tá sien­do la apues­ta de la em­pre­sa por la tec­no­lo­gía y qué es­tá apor­tan­do a su ope­ra­ti­va?

Pa­ra no­so­tros la apues­ta tec­no­ló­gi­ca for­ma par­te fun­da­men­tal de nues­tros ser­vi­cios. No con­ce­bi­mos no es­tar en pri­me­ra lí­nea en in­no­va­ción tec­no­ló­gi­ca. Tan im­por­tan­te es en­tre­gar una ex­pe­di­ción co­mo in­for­mar de ella en tiem­po y pla­zo de for­ma fi­de­dig­na, a to­dos los es­la­bo­nes de la ca­de­na de su­mi­nis­tro. Igual­men­te pa­ra no­so­tros es fun­da­men­tal la apues­ta en las he­rra­mien­tas tec­no­ló­gi­cas de ges­tión de nues­tras de­le­ga­cio­nes pa­ra que pue­dan no so­lo ges­tio­nar las re­co­gi­das y en­tre­gas de for­ma efi­cien­te e in­for­mar a quién co­rres­pon­da, sino que fun­cio­nen co­mo una uni­dad y to­das de for­ma es­tan­da­ri­za­da. Fi­nal­men­te y de igual for­ma, la co­ne­xión in­form áti­ca con nues­tros clien­tes es fun­da­men­tal. Por to­do lo an­te­rior es­ta­mos in­vir­tien­do cons­tan­te­men­te en la me­jo­ra de nues­tras he­rra­mien­tas de ges­tión. El mer­ca­do y nues­tros clien­tes así nos los demandan.

¿Cuá­les son los prin­ci­pa­les re­tos pa­ra el sec­tor?

Di­ver­sos son los re­tos que de­be­mos plan­tear­nos. En cual­quier ca­so nues­tro re­to prin­ci­pal es la ne­ce­si­dad de me­jo­rar si ca­be, la efi cien­cia en las en­tre­gas, es de­cir en la me­jo­ra de los cos­tes que re­per­cu­ti­mos a nues­tros clien­tes y es­to en­glo­ba a to­das las par­tes de la ca­de­na de su­mi­nis­tro. De­be­mos apro­ve­char de for­ma más intensa ca­da uno de los pa­sos que tie­ne una ex­pe­di­ción, des­de la re­cep­ción de la orden de trans­por­te de for­ma au­to­ma­ti­za­da des­de nues­tros clien­tes, has­ta la pla­ni­fi ca­ción de las ru­tas de trans­por­te y fi nal­men­te la en­tre­ga en las pla­ta­for­mas de dis­tri­bu­ción e in­for­ma­ción de la mis­ma a los clien­tes. Exis­ten to­da­vía en to­da es­ta ca­de­na de su­mi­nis­tro mu­chas la­gu­nas que ge­ne­ran ex­tra­cos­tes y que pa­ga­mos en­tre to­dos, tiem­pos de es­pe­ra, ho­ra­rios de en­tre­ga no coor­di­na­dos en­tre clien­te y pro­vee­dor que ge­ne­ran en­tre­gas po­co efi­cien­tes, etc. Una gran ma­yo­ría de nues­tros es­fuer­zos van en­ca­mi­na­dos en con­se­guir la má­xi­ma efi cien­cia de nues­tras ope­ra­cio­nes. De es­ta form a tras­la­dar es­tas m ejo­ras y apor­tar va­lor a nues­tros clien­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.