El In­ter, un gi­gan­te he­rid

Es 12º a 13 puntos de la Ju­ve No gana un tí­tu­lo des­de 2011 y lle­va seis años fue­ra del Top-3 De Boer no me­jo­ra a Man­ci­ni y tam­bién pue­de caer

AS (Aragon) - - Internacional - MIRKO CALEMME NÁPOLES

Su ex­ten­so pal­ma­rés con tres Co­pas de Eu­ro­pa, tres Co­pas de la UEFA, 18 li­gas ita­lia­nas y sie­te co­pas no sir­ve pa­ra re­su­ci­tar a un In­ter de Mi­lán que atra­vie­sa uno de los mo­men­tos más po­bres de su his­to­ria. Des­de que lo­gra­ra la Cham­pions con Mou­rin­ho, el club se ha su­mi­do en una cri­sis que le ha lle­va­do a la me­dia­nía más ab­so­lu­ta. Ni el cam­bio de due­ño per­mi­te ver­le de nue­vo en­tre la éli­te.

Si el Mi­lán de los bam­bi­ni es­te año vol­vió a le­van­tar ca­be­za con un gran co­mien­zo de tem­po­ra­da, el otro la­do de la ciu­dad lom­bar­da si­gue sin son­reír. El In­ter, que no gana un tí­tu­lo des­de 2011 y lle­va seis tem­po­ra­das fue­ra del po­dio de la Se­rie A, vi­ve otro mo­men­to de cri­sis. La de­rro­ta an­te el Samp­do­ria del pa­sa­do do­min­go (1-0) hi­zo irre­con­du­ci­ble la si­tua­ción de Frank de Boer: el ho­lan­dés co­se­chó 14 puntos en on­ce jor­na­das de cam­peo­na­to y en la Eu­ro­pa Lea­gue tam­po­co bri­lló (tres puntos en tres par­ti­dos).

El jue­go no con­ven­ce, ni la ges­tión de la plan­ti­lla: el en­tre­na­dor, por ejem­plo, en el úl­ti­mo par­ti­do de­jó fue­ra de los con­vo­ca­dos a Ga­bi­gol, un fi­cha­je que al club le cos­tó 30 mi­llo­nes de eu­ros y que has­ta aho­ra ape­nas ha dispu­tado 16 mi­nu­tos. Los ne­raz­zu­rri lle­van me­ses sin paz: du­ran­te el pa­sa­do ve­rano, las di­fe­ren­cias de opi­nión en­tre Man­ci­ni y la nueva directiva chi­na lle­va­ron a un su­fri­do y re­tra­sa­do adiós, que tu­vo lu­gar a mi­tad de agos­to. A la vez se vi­vía el ca­so Icar­di: la mu­jer y agen­te del pun­ta, Wan­da Na­ra, tu­vo ne­go­cia­cio­nes con va­rios clubes (so­bre to­do con el Nápoles) bus­can­do fa­ci­li­tar una ri­ca renovación pa­ra el ar­gen­tino. El nue­vo con­tra­to (cin­co mi­llo­nes por tem­po­ra­da), lle­gó en oc­tu­bre, mis­mo mes en el que se pu­bli­có la tem­pra­ne­ra bio­gra­fía de Mau­ri­to, que cau­só más po­lé­mi­cas y una guerra de in­sul­tos con los ul­tras.

La au­sen­cia de Mas­si­mo Mo­rat­ti, que en ju­nio de­jó el equi­po de su co­ra­zón tras 21 años, 16 tí­tu­los y más de mil mi­llo­nes de eu­ros in­ver­ti­dos, se­gún mu­chos, es­tá pa­san­do fac­tu­ra: tan­to el gru­po Su­ning (que in­vir­tió más de 300 mi­llo­nes y aho­ra es ti­tu­lar del 68% del club) co­mo el pre­si­den­te Erick Thohir no vi­ven la en­ti­dad a dia­rio y, co­mo de­nun­ció Mar­co Tron­chet­ti Pro­ve­ra, due­ño del his­tó­ri­co pa­tro­ci­na­dor Pi­re­lli, “no se pue­de di­ri­gir un equi­po des­de Pe­kín”.

La prio­ri­dad, de to­das for­mas, es sal­var la tem­po­ra­da, alar­gan­do lo más po­si­ble el ca­mino en la Eu­ro­pa Lea­gue y vol­vien­do a pe­lear por los pri­me­ros pues­tos de la Se­rie A (don­de los ne­raz­zu­rri, aho­ra, mar­chan un­dé­ci­mos). Se­gún la Gaz­zet­ta de­llo

Sport, la de­ci­sión de des­ti­tuir a De Boer ya es­ta­ría to­ma­da y hay con­tac­tos con Pio­li, Gui­do­lin, Leo­nar­do y Blanc pa­ra sus­ti­tuir­le con un pro­yec­to lar­go o, al me­nos, ad-in­ter­im, pa­ra sa­lir de la emer­gen­cia. La enési­ma del úl­ti­mo lus­tro de un gi­gan­te que es­tá he­ri­do...

Mo­ti­vos La au­sen­cia de Mo­rat­ti, que de­jó el club en ju­nio, es­tá pa­san­do fac­tu­ra

TO­CA­DOS. El In­ter se ejer­ci­tó ayer pen­san­do en el pró­xi­mo par­ti­do de la Eu­ro­pa Lea

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.