“Per­dón a com­pa­ñe­ros y a la afi­ción, no di ejem­plo”

Lo­po lla­mó “sin­ver­güen­za” al co­le­gia­do an­te el Ma­llor­ca

AS (Aragon) - - Laliga 1|2|3 - MARC BERNAD / LA NO­TI­CIA

Al­ber­to Lo­po dio un pa­so al fren­te es­te lu­nes pa­ra acla­rar lo su­ce­di­do tras el en­cuen­tro an­te el Ma­llor­ca. El co­le­gia­do del en­cuen­tro re­co­gió en el ac­ta que se ha­bía di­ri­gi­do a él di­cién­do­le que “eres un mier­da, no te atre­ves a to­mar de­ci­sio­nes” y que “has ve­ni­do a ro­bar­nos, eres un sin­ver­güen­za” y el cen­tral del Nàs­tic qui­so de­cir la su­ya: “Es­ta rue­da de pren­sa es por lo que pa­só. Quie­ro pe­dir per­dón a mis com­pa­ñe­ros, a cuer­po téc­ni­co, di­rec­ti­vos y a la afi­ción por­que no di ejem­plo. Pe­ro sí que es cier­to que tal y co­mo es­tá la si­tua­ción ni yo ni nin­guno de mis com­pa­ñe­ros va­mos a per­mi­tir que se ro­be el tra­ba­jo que es­ta­mos ha­cien­do du­ran­te el par­ti­do y no que­re­mos que vuel­va a su­ce­der. Con el ár­bi­tro se in­ten­tó dia­lo­gar, des­pués él tam­bién me di­jo unas co­sas que no ten­go nin­gún ac­ta pa­ra po­der es­cri­bir­las y que se que­dan ahí. El que pa­ga siem­pre es el ju­ga­dor. No va­mos a de­jar que nos ven­gan a pi­so­tear por­que la si­tua­ción no es agra­da­ble y lo úl­ti­mo que que­re­mos es que nos qui­ten co­sas”.

Lo­po se mos­tró arre­pen­ti­do por lo su­ce­di­do por­que Com­pe­ti­ción pue­de im­po­ner­le con una san­ción de cua­tro a 12 par­ti­dos y mer­ma­rá al equi­po. “Pe­dir per­dón a mis com­pa­ñe­ros y afi­ción, pe­ro no po­de­mos per­mi­tir que nos ro­ben lo que nos es­ta­mos tra­ba­jan­do en el campo. Las for­mas no fue­ron las co­rrec­tas, pe­ro si es­cri­bie­ra en un ac­ta lo que me di­jo en el campo tam­bién po­dría sa­lir mal pa­ra­do el ár­bi­tro. El que pier­de siem­pre es el ju­ga­dor. Tu­ve un ca­len­tón gran­de, pe­ro siem­pre lo hi­ce de­fen­dien­do mis co­lo­res. Los de­fen­de­ré a muer­te”. Aho­ra los fo­cos se si­túan so­bre el co­le­gia­do, pe­ro Lo­po tie­ne cla­ro que “es­ta­mos ahí por­que lo he­mos pro­vo­ca­do no­so­tros”.

Eso sí, pi­de más res­pe­to por el Nàs­tic: “Si es­ta­mos mal y en­ci­ma tam­bién nos qui­tan es­tá cla­ro que fas­ti­dia. No pi­do que nos den pe­ro que tam­po­co nos qui­ten”. Lo­po se vio se­ña­la­do por el ár­bi­tro y se sin­tió ata­ca­do dia­léc­ti­ca­men­te por él. No qui­so des­ve­lar qué le co­men­tó el co­le­gia­do por­que “se­ría en­trar en una guerra. Ven­go a ex­pre­sar mi sen­tir y lo que pa­só. Hay mu­chas for­mas de dia­lo­gar. Fue un cú­mu­lo de co­sas y ex­plo­ta­mos to­dos, pe­ro a mí se me es­cu­chó más. El equi­po sin­tió que le es­ta­ban qui­tan­do al­go que se ha­bía me­re­ci­do. No fui yo so­lo, to­do el equi­po qui­so que le die­ran lo que se me­re­ció”. El pe­nal­ti no se­ña­la­do a Te­je­ra mo­les­tó a los gra­na, pe­ro tam­bién el he­cho de pi­tar el fi­nal del par­ti­do cuan­do te­nían una fal­ta a fa­vor en la fron­tal del área: “Fue un cú­mu­lo de co­sas y mu­chas ve­ces uno in­ten­ta dia­lo­gar, pe­ro pa­re­ce ser que nos les gus­ta y te ha­blan en un tono chu­les­co”, fi­na­li­zó.

No va­mos a de­jar que nos ven­gan a pi­so­tear, lo úl­ti­mo que que­re­mos es que nos qui­ten” Siem­pre pier­de el ju­ga­dor; el ár­bi­tro nos di­jo co­sas pe­ro yo no ten­go ac­ta pa­ra es­cri­bir­las”

PRO­TES­TAS. Los ju­ga­do­res del Nàs­tic in­cre­pa­ron al ár­bi­tro tras el en­cuen­tro an­te el Ma­llor­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.