Du­rant no tu­vo pie­dad de su an­ti­guo equi­po

El ale­ro y West­brook no cru­za­ron ni un sa­lu­do

AS (Aragon) - - Baloncesto - JUAN­MA RU­BIO LA CRÓ­NI­CA

Des­pués de ocho años jun­tos en Oklaho­ma City Thun­der, Ke­vin Du­rant y Rus­sell West­brook se­pa­ra­ron sus ca­mi­nos cuan­do el pri­me­ro de­ci­dió fi­char por Gol­den Sta­te Wa­rriors, pre­ci­sa­men­te el equi­po que eli­mi­nó a los Thun­der en la úl­ti­ma fi­nal de la Con­fe­ren­cia Oes­te, una tre­men­da eli­mi­na­to­ria en la que los Wa­rriors re­mon­ta­ron de for­ma agó­ni­ca un 1-3 en con­tra. A na­die en Oklaho­ma le gus­tó ni un pe­lo, tam­po­co a su has­ta en­ton­ces ín­ti­mo West­brook...

Des­pués de un ve­rano de in­ce­san­te ba­ta­lla ver­bal, los Thun­der vi­si­ta­ron Oa­kland pa­ra en­fren­tar­se a los Wa­rriors y Du­rant se vio ca­ra a ca­ra por pri­me­ra vez con los que ha­bían si­do sus com­pa­ñe­ros. No cru­zó pa­la­bra con West­brook, ni un sa­lu­do an­tes del sal­to ini­cial, pe­ro sí in­ter­cam­bió re­pro­ches con el ban­qui­llo ri­val. Enes Kan­ter, uno de los más be­li­ge­ran­tes con él des­de su mar­cha, le re­cor­dó en pleno par­ti­do que en pla­yoffs no siem­pre ren­día al ni­vel de la es­tre­lla que es. Du­rant se en­ca­ró con él y si­guió des­pués en la rue­da de pren­sa: “Me ha­bla­ba des­de el ban­qui­llo, ¿cuán­do jue­ga? Ya pon­drá al­go en Twit­ter…”.

Du­rant, con­si­de­ra­do enemi­go pú­bli­co nú­me­ro en Oklaho­ma, te­nía ga­nas a sus ex. Y el res­to de los Wa­rriors se so­li­da­ri­za­ron con él y za­ran­dea­ron a un equi­po de­ma­sia­do de­pen­dien­te de un West­brook ex­tra­or­di­na­rio (pro­me­dia 34,2 pun­tos, 9,6 re­bo­tes y 10 asis­ten­cias) pe­ro es­ta vez su­pe­ra­do por la si­tua­ción (20 pun­tos, 4/15 en ti­ros, 6 pér­di­das). Sus Thun­der man­da­ban 21-31 ca­si al fi­nal del pri­mer cuar­to… y per­dían 68-43 al des­can­so. Les ha­bía aplas­ta­do un tor­na­do que em­pe­za­ba en Step­hen Curry y aca­ba­ba en un Du­rant que ajus­tó cuen­tas sin pie­dad: 39 pun­tos, 29 y 6 tri­ples en un pri­mer tiem­po es­plen­do­ro­so, en el que des­tro­zó a su exe­qui­po y ai­reó sin com­ple­jos la fe­li­ci­dad que le pro­du­cía. West­brook se fue en­fa­da­do (“los Wa­rriors suel­tan mu­cha ba­su­ra”) y pen­san­do, se­gu­ra­men­te, en el 11 de fe­bre­ro, cuan­do se vean las ca­ras en Oklaho­ma City, don­de él es aho­ra el ído­lo y Du­rant el gran proscrito.

MOR­BO. Du­rant, en su pri­mer par­ti­do con­tra los Thun­der, y Curry tra­tan de fre­nar a West­brook.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.