Zi­da­ne

AS (Aragon) - - Real Madrid-Leganés - ÁL­VA­RO DE LA RO­SA MA­DRID

¿Qué par­ti­do es­pe­ra? —Uno com­pli­ca­do. El Le­ga­nés fue­ra se mue­ve bien y sa­be ju­gar. Hay que es­tar se­rios. —¿Ju­ga­rá Mo­dric? —La idea es que ten­ga mi­nu­tos. Lo im­por­tan­te es que es­tá bien, que se ha re­cu­pe­ra­do. —Ja­mes di­jo que que­ría ju­gar más mi­nu­tos... —Lo que in­ten­to es mos­trar al gru­po que to­dos son im­por­tan­tes. De mo­men­to, Ja­mes tie­ne me­nos mi­nu­tos, pe­ro la idea que ten­go con él es la mis­ma: es un ju­ga­dor im­por­tan­te, nos ayu­da y va­mos a ver. Sé que quie­re ju­gar más, co­mo to­dos, pe­ro yo in­ten­to ha­cer el equi­po ca­da par­ti­do y no va a cam­biar na­da. Quie­ro que Ja­mes es­té aquí y es­pe­ro que ju­ga­rá más. —Se le cri­ti­ca su ali­nea­ción po­lí­ti­ca en Var­so­via... —To­dos pue­den de­cir lo que pien­san. Lo que yo sé es que ha­go un equi­po no pa­ra con­ten­tar a un ju­ga­dor u otro. Si un ju­ga­dor jue­ga 10 par­ti­dos nun­ca va a es­tar con­ten­to. Lo sé por­que he si­do ju­ga­dor. Por lo tan­to na­die pue­de de­cir­me lo con­tra­rio. Sin em­bar­go to­dos pue­den pen­sar otra co­sa. To­dos pue­den ha­blar del Le­gia, que ha­bía cua­tro de­lan­te... Pe­ro si tu­vie­ra que ha­cer lo mis­mo, lo vol­ve­ría a ha­cer. —¿Le preo­cu­pa la pér­di­da de so­li­dez atrás? —¿La he­mos per­di­do? No sé, es par­te del fút­bol que a ve­ces te me­te en di­fi­cul­ta­des. ¿Me preo­cu­pa? No. A mí no me gus­ta en­ca­jar y a los ju­ga­do­res, me­nos. Es una cues­tión de to­dos, no só­lo de los de­fen­sas. —¿Les sir­ve de lec­ción lo ocu­rri­do en Var­so­via? —Creo que a ve­ces un par­ti­do así pue­de pa­re­cer que es ma­lo, pe­ro pue­de ve­nir bien por­que sa­be­mos lo que bus­ca­mos. Siem­pre pien­so que ten­go la me­jor plan­ti­lla del mun­do, pe­ro sé que pen­sar es­to no es su­fi­cien­te. Hay que ju­gar a to­pe. Bus­ca­mos la cons­tan­cia, que es lo más com­pli­ca­do. —¿Quién es el res­pon­sa­ble de la fal­ta de in­ten­si­dad? —Yo y lo asu­mo. Soy el que tie­ne que trans­mi­tir a los ju­ga­do­res lo que tie­nen que ha­cer. No es­ta­mos tan mal co­mo pa­re­ce. —¿El es­ta­do fí­si­co del equi­po es el que quie­re? —Sí. Po­de­mos es­tar me­jor, sí, pe­ro ju­gan­do ca­da tres días es com­pli­ca­do. No me que­jo. —La FIFA le con­si­de­ró en­tre los diez me­jo­res en­tre­na­do­res del mun­do. —No pien­so en ello. Es un or­gu­llo y sig­ni­fi­ca que es­ta­mos ha­cien­do un buen tra­ba­jo. Tam­bién nos cri­ti­can. Pe­ro ni las crí­ti­cas ni los elo­gios me ha­rán cam­biar. Es un tra­ba­jo muy du­ro, pe­ro me gus­ta mu­cho.

“Ja­mes quie­re ju­gar más, co­mo to­dos, pe­ro no va a cam­biar na­da”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.