Der­bi de Shang­hái con am­bien­ta­zo de Pri­me­ra

Unos 12.000 afi­cio­na­dos se su­man al es­pec­tácu­lo del Ju­mi­lla-Lor­ca

AS (Aragon) - - Jumilla-Lorca - JO­SÉ A. VE­RA LA CRÓNICA

Nun­ca an­tes un par­ti­do de Se­gun­da B (que no fue­se de pla­yoff de as­cen­so) ha­bía al­can­za­do tal di­men­sión me­diá­ti­ca. El Ju­mi­lla-Lor­ca, el Der­bi de Shang­hái, rom­pió to­das las ex­pec­ta­ti­vas. Se sa­bía que se­ría emi­ti­do en di­rec­to por cin­co pla­ta­for­mas de Chi­na (Wha­ley TV, Mo­re Tv, Mo Li Shi Pin, SMG Be­sTV y LeTV) pe­ro no se con­ta­ba con que en Nue­va Con­do­mi­na se lle­ga­sen a con­gre­gar 12.000 es­pec­ta­do­res. Ca­be des­ta­car que ni Ju­mi­lla ni Lor­ca arras­tran ha­bi­tual­men­te ni un mi­llar de afi­cio­na­dos y que nin­guno de es­tos clu­bes tie­ne su se­de en la ca­pi­tal del Se­gu­ra.

Un am­bien­te digno de Pri­me­ra Di­vi­sión. Con una afluen­cia su­pe­rior a la de al­gu­nos par­ti­dos en LaLi­ga San­tan­der, con co­las des­de una ho­ra an­tes del cho­que. Un es­pec­tácu­lo fue­ra y den­tro del es­ta­dio. Des­de bien tem­prano, y ame­ni­za­do por una ba­tu­ca­da y una cha­ran­ga, mi­les de ma­dru­ga­do­res se agol­pa­ban en los pues­tos de cho­co­la­te con chu­rros pa­ra des­pués, po­co a po­co, ac­ce­der al re­cin­to de for­ma gra­tui­ta. El due­lo iba a ser atrac­ti­vo, pe­ro la gen­te so­ña­ba en reali­dad con mar­char­se de Nue­va Con­do­mi­na car­ga­do con al­guno de los re­ga­los que se sor­tea­ban: 20 ta­blets, 10 te­lé­fo­nos mó­vi­les de al­ta ga­ma, 5 mo­to­ci­cle­tas o el coche que pre­si­día el par­ti­do ba­jo la po­bla­da gra­da lateral. Una zo­na que, an­te la in­cre­du­li­dad de to­dos, se iba lle­nan­do y que in­clu­so arran­ca­do el par­ti­do se­guía po­blán­do­se ro­dean­do la pan­car­ta gi­gan­te que re­za­ba en ti­po­gra­fía orien­tal ‘Ho­la Chi­na, la Re­gión de Mur­cia te ha­ce fe­liz’. Todo pa­ra dar la me­jor de las imá­ge­nes an­te los 300 mi­llo­nes de es­pec­ta­do­res po­ten­cia­les. Ló­gi­ca­men­te, y coin­ci­dien­do en ho­ra­rio con el Real Ma­drid-Le­ga­nés, no fue­ron tan­tos. Al­gu­nas ci­fras ha­bla­ban de 18.000 pin­cha­zos só­lo en emi­sión por in­ter­net. Todo un éxi­to, en todo ca­so.

Es­pec­tácu­lo. A más de 10.000 ki­ló­me­tros de Shang­hái, se te­nía que abrir el ac­ce­so al Fon­do Nor­te pa­ra dar ca­bi­da a los es­pec­ta­do­res que 40 mi­nu­tos des­pués de em­pe­zar el cho­que se­guían en­tran­do. Un es­pec­tácu­lo que cul­mi­nó cuan­do, tras el par­ti­do, las 12.000 per­so­nas es­pe­ra­ban en la gra­da que los nú­me­ros que iban sa­lien­do de la ur­na coin­ci­die­sen con el su­yo mien­tras el sol de Mur­cia acom­pa­ña­ba y da­ba co­lor a los pe­rio­dis­tas des­pla­za­dos des­de Chi­na. Se con­ta­bi­li­za­ron 11 me­dios de ese país, más to­dos los na­cio­na­les que si­guie­ron con más aten­ción el com­por­ta­mien­to de es­tos a pie de cam­po y en la tri­bu­na. Hu­bo has­ta rue­da de pren­sa al­ter­na­ti­va en su idio­ma. Fue todo un éxi­to, un acer­ca­mien­to del fút­bol mo­des­to al gran país asiá­ti­co. La Se­gun­da B en­tró en Chi­na por Shang­hái gra­cias a la in­ver­sión de Tang Hui-Li Xiang (Ju­mi­lla) y Xu Gen­bao (Lor­ca).

Sor­teo Tras el der­bi se re­ga­la­ron un coche, 5 mo­tos, 20 ta­blets y 10 mó­vi­les Te­le­vi­sa­do Wha­ley TV, Mo­re TV, SMG Be­sTV, Mo Li Shi Pin y LeTV lo emi­tie­ron Co­las Con 40 mi­nu­tos de par­ti­do en­tra­ba aún gen­te al es­ta­dio

PRO­MO­CIÓN. La ima­gen de la gra­da lateral re­ple­ta, con el men­sa­je ‘Ho­la Chi­na, la Re­gión de Mur­cia te ha­ce fe­liz,’ acom­pa­ñó al Ju­mi­lla-Lor­ca de Se­gun­da B.

DES­PLIE­GUE. Una vein­te­na de pe­rio­dis­tas chi­nos die­ron co­ber­tu­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.