Es­te Atlé­ti­co es no es igual, ha cam­bia­do

AS (Aragon) - - Medios -

Me pa­re­ce que el Atlé­ti­co de Ma­drid es­tá per­dien­do la esen­cia que le ha he­cho te­mi­ble en las úl­ti­mas temporadas. Su for­ta­le­za en los te­rre­nos de jue­go se ha ba­sa­do en una fé­rrea de­fen­sa, acom­pa­ña­da de un só­li­do cen­tro del cam­po y una de­lan­te­ra que sa­bía ren­ta­bi­li­zar las po­cas oca­sio­nes de gol de las que dis­fru­ta­ban. Todo ello ade­re­za­do por el to­que que Simeone ha da­do a es­te equi­po pa­ra lu­char sin des­fa­lle­cer.

Es­ta tem­po­ra­da ha cam­bia­do su sis­te­ma. Han apos­ta­do por un equi­po que jue­ga con más de­lan­te­ros y que, de es­ta ma­ne­ra, ha au­men­ta­do el nú­me­ro de oca­sio­nes de gol en ca­da par­ti­do. Pe­ro es­ta nue­va es­tra­te­gia tam­bién tie­ne su par­te ne­ga­ti­va, y és­ta es que le ha­ce bas­tan­te más vul­ne­ra­ble en de­fen­sa, al­go que he­mos po­di­do com­pro­bar es­te pa­sa­do sá­ba­do en Anoe­ta.

En ese en­cuen­tro vi­mos có­mo al equi­po col­cho­ne­ro se le “apa­gó la ve­la”. La Real, con el su­so­di­cho a la ca­be­za, le creó un ver­da­de­ro que­bra­de­ro de ca­be­za cons­tan­te a la de­fen­sa ro­ji­blan­ca, has­ta aca­bar ga­nan­do el par­ti­do. De to­dos mo­dos, con el Cho­lo en el ban­qui­llo, no du­do en que el Atlé­ti­co vol­ve­rá a re­con­du­cir­se por el ca­mino co­rrec­to.

Ma­riano An­to­lín Ni­ño Cas­tri­llo de Don Juan

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.