El re­sur­gir de Fal­cao y sus go­les

AS (Aragon) - - Internacional - SA­RAH CAS­TRO

Fal­cao Gar­cía co­no­ce bien el cie­lo y el in­fierno de eso que lla­man fa­ma. El me­jor 9 del mun­do por allá cuan­do el Atlé­ti­co de Si­meo­ne no era más que una pro­me­sa y mu­chas ga­nas, su­frió có­mo la vi­da pue­de cam­biar en un ins­tan­te. Las no­ches má­gi­cas en las can­chas de Eu­ro­pa y la pro­me­sa de un Mun­dial inol­vi­da­ble se con­vir­tie­ron en una prue­ba in­ter­mi­na­ble de va­lor. Pri­me­ro tu­vo que ven­cer las do­len­cias del cuer­po y esa le­sión mal­di­ta que pa­re­cía no dar tre­gua. Des­pués de­rro­tar a los in­cré­du­los que fue­ron im­pla­ca­bles cuan­do sus nú­me­ros en la can­cha no co­rres­pon­dían a su dig­ni­dad de crack ni a su sa­la­rio.

Es­tá de re­gre­so en Co­lom­bia un año des­pués de la úl­ti­ma con­vo­ca­to­ria en la que ape­nas su­mó mi­nu­tos. En ca­da pa­la­bra de­mues­tra la ma­du­rez pro­fe­sio­nal que le de­jó apren­der a caer y le­van­tar­se. Tras su paso por el Uni­ted de Van Gaal y el Chel­sea de Mou­rin­ho con más pe­na que glo­ria, vol­vió al Mó­na­co, en don­de la con­fian­za de Jar­dim y tan­tas ho­ras de tra­ba­jo vol­vie­ron a ser go­les. To­do es­te tiem­po su­mó ha­bi­li­da­des pa­ra apor­tar des­de otras zo­nas del cam­po sin per­der el fo­co en el ar­co (ver el se­gun­do gol an­te el CSKA en Cham­pions). En Co­lom­bia su au­sen­cia se trans­for­mó de nue­vo en de­vo­ción. Re­gre­sa a su tie­rra en­tre la ado­ra­ción de los fa­ná­ti­cos que hoy creen, aún sin ver, en el re­sur­gir del Ti­gre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.