El ‘Ti­gre’ Fal­cao ru­ge con más fuer­za en el Mó­na­co

Ha re­cu­pe­ra­do su ol­fa­to go­lea­dor y re­gre­sa con Co­lom­bia

AS (Aragon) - - Internacional - S. DA­MIAN TISSOT LA NO­TI­CIA

Es­te ve­rano cuan­do el Mó­na­co y su en­tre­na­dor, Leo­nar­do Jar­dim, anun­cia­ron que Ra­da­mel Fal­cao iba a que­dar­se es­ta tem­po­ra­da en el club, mu­chos du­da­ban de las ca­pa­ci­da­des del co­lom­biano pa­ra vol­ver a ser el que fue. Le­sio­na­do en la ro­di­lla en 2014, el ex­de­lan­te­ro del Atlé­ti­co se fue ce­di­do al Uni­ted y lue­go al Chel­sea una vez re­cu­pe­ra­do de sus do­len­cias, pe­ro sien­do la som­bra del go­lea­dor que asus­ta­ba a me­dia Eu­ro­pa. En dos tem­po­ra­das en In­gla­te­rra, el Ti­gre só­lo ha­bía mar­ca­do cin­co go­les en la Pre­mier y vol­vió a Fran­cia por la puer­ta de atrás.

En las pri­me­ras jor­na­das de es­te nue­vo cur­so, Fal­cao pa­re­cía que iba a acu­mu­lar un ter­cer año en el in­fierno por cul­pa de las le­sio­nes (mus­lo) y la ma­la suer­te, ya que se per­dió va­rias jor­na­das por una con­mo­ción ce­re­bral des­pués de un cho­que con un por­te­ria ri­val. “No es fá­cil ju­gar dos o tres se­ma­nas y te­ner que pa­rar. Con la acu­mu­la­ción de par­ti­dos, vol­ve­rá a su ni­vel”, afir­mó Jar­dim en oc­tu­bre. Y la pro­fe­cía del téc­ni­co por­tu­gués se hi­zo reali­dad. A fi­na­les de oc­tu­bre, Fal­cao le mar­có de pe­nal­ti al Mont­pe­llier, pe­ro lo me­jor es­ta­ba por lle­gar. La se­ma­na pa­sa­da, el co­lom­biano fir­mó dos do­ble­tes con­se­cu­ti­vos, el pri­me­ro en Cham­pions con­tra el CSKA (3-0) y el se­gun­do en Li­gue1 con­tra Nancy (6-0).

Más del­ga­do fí­si­ca­men­te y de nue­vo con con­fian­za, el arie­te de­mos­tró to­das sus cua­li­da­des con go­les de ki­ller del área y otros de cla­se. Su se­gun­do tan­to con­tra los ru­sos fue un au­tén­ti­co go­la­zo, con pa­red in­clui­da y va­se­li­na pa­ra de­fi­nir. Prue­ba de sus ga­nas, en la se­gun­da par­te de ese mis­mo en­cuen­tro, el co­lom­biano no pa­ró de mo­ver­se por to­dos los la­dos y es­tu­vo en va­rias oca­sio­nes cer­ca del tri­ple­te cuan­do otros hu­bie­sen ba­ja­do de ve­lo­ci­dad pa­ra ges­tio­nar su fí­si­co. Fal­cao tie­ne ham­bre de gol y lo es­tá de­mos­tran­do. “Su pro­ble­ma no fue su le­sión en 2014, pe­ro tam­bién el he­cho de ir­se a ju­gar a otro si­tio. In­ten­tó se­guir ju­gan­do a al­to ni­vel cuan­do otro fut­bo­lis­ta, des­pués de una le­sión así, se que­da­ría en su club pa­ra vol­ver lo más rá­pi­do po­si­ble. No sé si fue un error pe­ro no es un pro­ble­ma de ca­li­dad por­que si­gue sien­do uno de los me­jo­res de­lan­te­ros. Tie­ne só­lo 30 años”, ase­gu­ró Jar­dim. Fal­cao pa­re­ce vi­vir una se­gun­da ju­ven­tud y, co­mo guin­da del pas­tel, fue lla­ma­do de nue­vo por Jo­sé Pé­ker­man con Co­lom­bia. Au­sen­te de su se­lec­ción des­de el 15 de oc­tu­bre 2015, el de­lan­te­ro mo­ne­gas­co se mos­tró muy fe­liz. “Era una con­vo­ca­to­ria que es­pe­ra­ba des­de mu­cho ha­ce tiem­po. Gra­cias a Dios, pu­de ju­gar, mar­car go­les y ser bueno pa­ra po­der es­ta aquí de nue­vo”, se­ña­ló Fal­cao ayer al dia­rio co­lom­biano El Tiem­po. El ex­ro­ji­blan­co po­dría ser ti­tu­lar en el par­ti­do fren­te a Chi­le de ca­ra a las eli­mi­na­to­rias de la Co­pa del mun­do 2018. Una re­su­rrec­ción en to­da re­gla.

Jar­dim “Con la acu­mu­la­ción de par­ti­dos vol­ve­rá a te­ner su ni­vel” Fal­cao “Pu­de ju­gar, mar­car go­les y ser bueno pa­ra vol­ver con Co­lom­bia”

GO­LEA­DOR. Fal­cao ce­le­bra uno de sus go­les con el Mó­na­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.