Mi­guel Car­de­nal cie­rra su eta­pa en el CSD

El “des­gas­te per­so­nal” por los con­flic­tos con Villar y Blan­co, cla­ve

AS (Aragon) - - Más Deporte - JE­SÚS MÍN­GUEZ MADRID

Tras ca­si cin­co años, una le­gis­la­tu­ra com­ple­ta más un lar­go pe­rio­do en fun­cio­nes, Mi­guel Car­de­nal (Bil­bao, 1968) co­mu­ni­có al mi­nis­tro Iñi­go Méndez de Vi­go que que­ría "de­jar paso" a otra per­so­na al fren­te de la se­cre­ta­ría de Es­ta­do pa­ra el De­por­te. El sa­nea­mien­to del fút­bol, su le­ga­do.

Mi­guel Car­de­nal (Bil­bao, 1968) anun­ció ayer su re­nun­cia a con­ti­nuar co­mo se­cre­ta­rio de Es­ta­do pa­ra el De­por­te des­pués del ac­to de fir­ma de un con­ve­nio con el Co­mi­té Pa­ra­lím­pi­co. El des­gas­te por los con­flic­tos con Án­gel Ma­ría Villar, pre­si­den­te de la Fe­de­ra­ción Es­pa­ño­la de Fút­bol, y Alejandro Blan­co, pre­si­den­te del Co­mi­té Olím­pi­co Es­pa­ñol, ha si­do de­ter­mi­nan­te.

“He en­con­tra­do po­ca re­sis­ten­cia en mi tra­ba­jo. Me­nos el te­nis y el fút­bol, que re­ci­bie­ron el am­pa­ro de Alejandro Blan­co, el res­to ha ayu­da­do. Las que­re­llas me han cos­ta­do un des­gas­te per­so­nal im­por­tan­te, pe­ro he­mos ga­ran­ti­za­do el ri­gor en el cum­pli­mien­to de la ley”, re­co­no­ció. Las dos que­re­llas in­ter­pue­tas con­tra él, por Villar y Jo­sé Luis Es­ca­ñue­la por pre­va­ri­ca­ción, se han des­es­ti­ma­do.

Pre­ci­sa­men­te, tras co­no­cer que el juez ha­bía ar­chi­va­do la in­ter­pues­ta por Jo­sé Luis Es­ca­ñue­la, el ex­pre­si­den­te de la Fe­de­ra­ción de Te­nis in­ha­bi­li­ta­do por el TAD, Car­de­nal ha­bló con Iñi­go Méndez de Vi­go, ra­ti­fi­ca­do por Ma­riano Ra­joy co­mo mi­nis­tro de Edu­ca­ción, Cul­tu­ra y De­por­te, pa­ra co­mu­ni­car­le su de­ci­sión de “de­jar paso”. “Lo en­ten­dió muy bien”, ex­pli­có el bil­baino, que re­cor­dó que igual que im­pul­só li­mi­ta­ción de man­da­tos en al­gu­nas fe­de­ra­cio­nes, “no se­ría cohe­ren­te alar­gar el man­da­to tan­to tiem­po”.

“Va­lo­ré la op­ción de con­ti­nuar una par­te de la le­gis­la­tu­ra pa­ra aca­bar co­sas co­mo el desa­rro­llo del Real De­cre­to de de­re­chos de te­le­vi­sión y te­nía ilu­sión por tra­ba­jar en un en­torno eco­nó­mi­co dis­tin­to. Pe­ro hay Mi­guel Car­de­nal to­mó po­se­sión el 13 de enero de 2012 y su per­fil téc­ni­co au­gu­ra­ba ya unos años de re­for­mas. Pri­me­ro le acom­pa­ñó Da­vid Vi­lla­ver­de co­mo di­rec­tor de Deportes año y me­dio. Lue­go le re­le­vó Ana Mu­ñoz, a quien ha­bía nom­bra­do pri­me­ro di­rec­to­ra de la Agen­cia An­ti­do­pa­je y dio gran apo­yo a los pro­gra­mas de mu­jer. Tras sa­lir es­ta, Ós­car Grae­fen­hain, que era su di­rec­tor de ga­bi­ne­te, la sus­ti­tu­yó. que to­mar de­ci­sio­nes de ur­gen­cia, co­mo la re­for­ma ne­ce­sa­ria del Plan ADO, y es jus­to que quien ven­ga no se vea con­di­cio­na­do cua­tro años”, apun­tó.

No es­ta­ba cla­ro, en cual­quier ca­so, que Méndez de Vi­go fue­ra a con­tar con él. “Aquí hay una tre­men­da ex­po­si­ción y es bue­na la re­no­va­ción. La idea de de­jar­lo me ron­da­ba des­de ha­ce me­ses”, des­li­zó Car­de­nal, que lle­gó al car­go con Jo­sé Ig­na­cio Wert y fue man­te­ni­do por Méndez de Vi­go. Aho­ra, se in­cor­po­ra­rá co­mo pro­fe­sor a la Uni­ver­si­dad Rey Juan Car­los (es doc­tor y ca­te­drá­ti­co de De­re­cho del Tra­ba­jo) y des­car­tó (el ré­gi­men de in­com­pa­ti­bi­li­dad lo im­pi­de du­ran­te dos años) se­guir li­ga­do al de­por­te.

Villar y Blan­co, que ha­bían in­ten­ta­do ‘puen­tear’ re­pe­ti­da­men­te a Car­de­nal a tra­vés de Méndez de Vi­go, dis­fru­ta­rán aho­ra de una re­ba­ja de la ten­sión. No se es­pe­ra un sus­ti­tu­to has­ta, al me­nos, el Con­se­jo de Mi­nis­tros del día 18.

El gran éxi­to de Car­de­nal ha si­do el sa­nea­mien­to del fút­bol. “Era un mal en­dé­mi­co y ha cam­bia­do ra­di­cal­men­te. To­do acom­pa­ña­do por me­di­das so­li­da­rias con el res­to de deportes a los que, con el nue­vo Real De­cre­to de re­par­to te­le­vi­si­vo, les lle­ga el 1% pa­ra

Du­das "Va­lo­ré se­guir un tiem­po, pe­ro es jus­to no con­di­cio­nar al su­ce­sor"

la Se­gu­ri­dad So­cial de los de­por­tis­tas”, re­cor­dó.

Tam­bién des­ta­có la me­jo­ra en la go­ber­nan­za de las fe­de­ra­cio­nes, mu­chas so­me­ti­das a pla­nes de via­bi­li­dad, “sin que se re­sin­tie­ra el ren­di­mien­to por­que la ca­li­dad de las me­da­llas en Lon­dres ha si­do me­jor”. “Aho­ra se es ex­tra­or­di­na­ria­men­te ri­gu­ro­so con el con­trol del di­ne­ro pú­bli­co”, di­jo. “No ha ha­bi­do gue­rra con na­die, así que ni la gano ni la pier­do”, va­lo­ró con­ci­lia­dor en su des­pe­di­da del “tra­ba­jo más bo­ni­to que se pue­da te­ner”.

Re­ca­do "En­con­tré re­sis­ten­cia de fút­bol y te­nis con el am­pa­ro de Blan­co"

ACOM­PA­ÑA­DO. Ós­car Grae­fen­hain, el di­rec­tor de Deportes y mano de­re­cha en la úl­ti­ma eta­pa, le flan­queó en la des­pe­di­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.