Por­te­ro de no­che

AS (Aragon) - - España-macedonia -

Go­lea­da re­fle­xi­va. En Gra­na­da, tie­rra so­ña­da por mí, siem­pre nos fue bien. Con el de ano­che an­te los ma­ce­do­nios, acu­mu­la­mos sie­te par­ti­dos sin ta­cha. Sie­te triun­fos, 23 go­les a fa­vor y só­lo uno en con­tra. Pe­ro es­ta go­lea­da a los bal­cá­ni­cos (a par­tir de cua­tro de­be con­si­de­rar­se así) no pue­de es­con­der al­gu­nas me­jo­ras que hay que ha­cer en el sa­nea­mien­to de las ca­ñe­rías y en la ubi­ca­ción del so­fá en esa nue­va ca­sa que es­tá de­co­ran­do con gus­to Ju­len Lo­pe­te­gui. Que De Gea fue­ra uno de los ar­tí­fi­ces del hol­ga­do triun­fo só­lo tie­ne lec­tu­ras po­si­ti­vas pa­ra el to­le­dano, que se reivin­di­ca por fin con una ac­tua­ción so­ber­bia y de má­xi­ma di­fi­cul­tad. A un por­te­ro que só­lo le lle­gan tres ve­ces en no­ven­ta mi­nu­tos le me­tes en un lío. Lo fá­cil es lu­cir­se cuan­do te en­ca­ño­nan ca­da cin­co mi­nu­tos. Pe­ro De Gea es­tu­vo en­chu­fa­do des­de que sal­tó al pas­to del Nue­vo Los Cár­me­nes. Con 0-0 y los más re­mo­lo­nes aún sin ocu­par su asien­to en la gra­da, sal­vó un ca­be­za­zo a bo­ca­ja­rro en una ac­ción lle­na de re­fle­jos. Una pa­ra­da muy ca­si­llis­ta. Pe­ro lo me­jor de su re­per­to­rio lo ofre­ce­ría cuan­do iban 2-0 y no es­ta­ba to­da­vía abro­cha­do el triun­fo. Un cha­val de 21 años lla­ma­do Bar­di sol­tó un la­ti­ga­zo des­de 30 me­tros que olía a go­la­zo de la se­ma­na. Iba ca­mino de la es­cua­dra, con una ve­lo­ci­dad que te le­van­ta­ba el fle­qui­llo. De Gea vo­ló de pa­lo a pa­lo, co­mo se de­cía an­ti­gua­men­te en el ar­got de los guar­da­me­tas. Ca­si la atra­pa, al­go que ya hu­bie­se si­do pa­ra po­ner­se en pie. Los ma­ce­do­nios se de­ses­pe­ra­ron. Nun­ca so­ña­ron con te­ner an­te Es­pa­ña dos go­les tan cla­ros. Pan­dev, vie­jo zo­rro, des­per­di­ció el ter­ce­ro con un ca­be­za­zo que se le fue por cen­tí­me­tros. Ya lo di­jo Ja­cin­to Be­na­ven­te: “Só­lo te­mo a mis enemi­gos cuan­do em­pie­zan a te­ner ra­zón”. Es­pa­ña vio las ore­jas al lo­bo y reac­cio­nó...

Cua­dri­lla del ar­te. Sé que a ve­ces pue­den de­ses­pe­rar al per­so­nal por su afán en ha­cer­lo tan bo­ni­to que se es­ca­pan oca­sio­nes de gol can­ta­das. Es el tri­bu­to que se pa­ga por ser tan bue­nos. Ver jun­tos a Sil­va y Thia­go es una de­li­cia. Y si al fi­nal se les une Is­co, ya es el aca­bo­se. El ayer ca­pi­tán Sil­va es­cri­be un ca­tá­lo­go de re­cur­sos téc­ni­cos ca­da vez que se apo­de­ra de la pe­lo­ti­ta. An­te un equi­po amu­ra­lla­do co­mo el ma­ce­do­nio, es tan di­fí­cil em­bo­car un pa­se en la zo­na de de­fi­ni­ción que se ne­ce­si­ta la pre­ci­sión de un ci­ru­jano. Lo bueno es que Lo­pe­te­gui ha en­con­tra­do el bis­tu­rí ideal pa­ra el ge­nio de Ar­gui­ne­guín: ‘Vi­to­lo’ Ma­chín. El se­vi­llis­ta es­tá en es­ta­do de gra­cia. Lle­va tres go­les con Es­pa­ña en só­lo cin­co par­ti­dos. Con el Se­vi­lla, só­lo uno en 18... Vi­to­lo en la Se­lec­ción ha en­tra­do co­mo el za­pa­to de Ce­ni­cien­ta en la me­dia­no­che. Jue­ga co­mo un ve­te­rano y re­suel­ve los pro­ble­mas con la na­tu­ra­li­dad de un ju­ga­dor que lle­va­se con La Ro­ja des­de los tiem­pos de Luis Ara­go­nés. Un lu­ja­zo.

Re­cur­sos. Lo­pe­te­gui in­no­va. Ha­cía mu­chos años que no veía un gol fa­bri­ca­do y eje­cu­ta­do por los dos la­te­ra­les del equi­po. Ese pa­se ma­ra­vi­llo­so de Car­va­jal (el me­jor dos de Eu­ro­pa) a Mon­real (de­fi­nió con un in­creí­ble pa­se a la red), re­fle­ja que es­ta Es­pa­ña es un mo­sai­co con más al­ter­na­ti­vas que un me­nú de un res­tau­ran­te chino. Lo mis­mo pa­sa con el nue­ve. Mo­ra­ta apor­ta mo­vi­li­dad y em­pe­ño. Aduriz, la efi­ca­cia del es­pe­cia­lis­ta por an­to­no­ma­sia. El hé­roe del re­po­ker al Genk pu­so su se­llo con un gol pa­ra la his­to­ria. Los vie­jos roc­ke­ros nun­ca mue­ren, Aritz.

Ade­lan­te, Es­pa­ña. Es­te triun­fo va por aque­llos que si­guen cre­yen­do en nues­tra Se­lec­ción. Uno es Ale­jan­dro Ayu­so, que ayer cum­plió 18 años. Co­mo es­ta Es­pa­ña. Ma­yor de edad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.