“¿De­cep­ción? No ten­go el co­ra­zón de ma­de­ra” En­ri­que Mar­tín

AS (Aragon) - - Primera-laliga Santander - U. M. ZUÑIGA / PAM­PLO­NA

Se aca­bó una nue­va eta­pa en Osa­su­na. —El pro­yec­to de Osa­su­na que em­pe­zó en la 15-16 no aca­ba aho­ra con mi des­ti­tu­ción, sino que si­gue con la idea de es­tar en 2020 en Pri­me­ra, aho­ra con un nue­vo di­rec­tor de or­ques­ta (Joa­quín Ca­pa­rrós) al que le de­seo to­da la suer­te. —¿De­cep­cio­na­do? —El di­ne­ro des­tro­za a mu­cha gen­te. El guión se cam­bió al de­cir que la per­ma­nen­cia era un ob­je­ti­vo irre­nun­cia­ble y quien lo hi­zo (Luis Sa­bal­za) sa­be que lo hi­zo. Te­ne­mos que sa­ber vi­vir con Osa­su­na en Pri­me­ra o Se­gun­da. Mien­tras el pue­blo no lo in­terio­ri­ce, ire­mos a brin­cos. Con el as­cen­so nos ha to­ca­do la lo­te­ría. Hay que ma­tar­se por que­dar­se en Pri­me­ra, pe­ro... de re­pen­te he­mos si­do mi­llo­na­rios. Aho­ra que­re­mos sal­dar la deu­da en un año. No hay pri­sa, si ha­ce na­da es­tá­ba­mos en Se­gun­da B. —¿Qué le qui­tan con es­ta de­ci­sión drás­ti­ca? —El as­pec­to sen­ti­men­tal de to­do es­te tra­yec­to ha si­do bru­tal. Me he da­do cuen­ta al pa­rar y ver to­do lo que he­mos pa­sa­do. En Sa­ba­dell sal­va­mos la rui­na que se nos ve­nía en­ci­ma. Fue muy emo­ti­vo. La ex­plo­sión del as­cen­so fue te­rri­ble. A la afi­ción, gra­cias. Por có­mo han reac­cio­na­do cuan­do he te­ni­do pro­ble­mas de sa­lud y tam­bién con mi des­ti­tu­ción. No tie­ne pre­cio que un ni­ño de tres años me can­te Es que yo sin ti, En­ri­que Mar­tín. —¿Des­con­ten­to con la for­ma en que fue des­ti­tui­do? —No soy quién pa­ra juz­gar la de­ci­sión de la jun­ta. De­pen­de­mos de los re­sul­ta­dos: si no ga­nas, te ce­pi­llan. Los re­sul­ta­dos man­dan. ¿De­cep­ción? Hom­bre, uno no tie­ne el co­ra­zón de ma­de­ra: uno lo tie­ne así de gran­de (ex­tien­de los bra­zos) y ro­jo has­ta la sa­cie­dad. ¿Tú crees que a un pa­dre con tres hi­jas se le pue­de co­mu­ni­car el ce­se con­du­cien­do? Es­tu­ve apun­to de sa­lir­me en la cur­va. —Aho­ra po­drá de­cir quié­nes eran los ‘aco­sa­do­res’ a los que se re­fe­ría ha­ce se­ma­nas. —Son los mis­mos que aco­sa­ban a Men­di, a Cu­co, a Ja­vi Gra­cia... lo ve­re­mos el año que vie­ne. Han que­ri­do me­ter ba­rro en­tre la plan­ti­lla y yo, pe­ro se han equi­vo­ca­do de puer­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.