Fer­nán­dez Bor­ba­lán no lo ten­drá fá­cil hoy

AS (Aragon) - - Hoy Toca Derbi -

Co­mo siem­pre, los der­bis son un ca­ra o cruz pa­ra el ár­bi­tro que le cae en suer­te. En es­te ca­so, Da­vid Fer­nán­dez Bor­ba­lán (Al­me­ría, 30-5-1973) ha si­do el agra­cia­do con es­te hermoso par­ti­do. Es un ár­bi­tro ve­te­rano, du­cho en un mon­tón de par­ti­dos na­cio­na­les e in­ter­na­cio­na­les y con ex­pe­rien­cia en es­ta cla­se de der­bis que, en­tre otras co­sas, gus­ta a un co­le­gia­do di­ri­gir siem­pre. De al­gu­na for­ma le sir­ve pa­ra sa­ber el ni­vel de per­so­na­li­dad que uno de­be de mos­trar en el cam­po en un par­ti­do que, de en­tra­da, tiene to­dos los in­gre­dien­tes pa­ra que sea mo­vi­do. Ade­más, con el ali­cien­te de que la me­cha se pue­da en­cen­der por cual­quier tán­ga­na en cual­quier mo­men­to.

Es­tos par­ti­dos, y doy fe de ellos, son ten­sos, ner­vio­sos y cual­quier con­tac­to a des­tiem­po ha­ce cre­cer la ten­sión que si no se cor­ta rá­pi­da­men­te em­pie­zan con ac­cio­nes de en­tra­das pe­li­gro­sas que se­gu­ro que Fer­nán­dez Bor­ba­lán cor­ta­rá aun­que oja­lá el co­le­gia­do ten­ga un par­ti­do de­por­ti­vo y se pue­da ver un buen fút­bol.

A ni­vel ar­bi­tral, es­tos par­ti­dos ne­ce­si­tan una con­cen­tra­ción muy fuer­te, so­bre to­do, an­tes del par­ti­do pa­ra po­der con­tro­lar a cier­tos ju­ga­do­res por su for­ma de ju­gar y en­trar y que ellos sa­ben quié­nes son. Por ejem­plo, el Atlé­ti­co de Madrid tiene tres que no se les pue­de con­sen­tir una en­tra­da muy fuer­te, ya que de ser así, la se­gun­da se­rá aún más te­me­ra­ria.

Lo mis­mo ocu­rre con los del Real Madrid. Lue­go al ár­bi­tro no le que­da más re­me­dio que con­tro­lar a esos ju­ga­do­res que, apar­te de des­fi­gu­rar el buen es­pec­tácu­lo, pue­den pro­vo­car de­ci­sio­nes drás­ti­cas del co­le­gia­do. Otra co­sa es que tam­bién tiene que te­ner cui­da­do con va­rios ju­ga­do­res de am­bos equi­pos que es­tán to­do el par­ti­do pro­tes­tan­do y que ade­más siem­pre es­tán in­fluen­cia­dos por la con­duc­ta de los en­tre­na­do­res des­de el ban­qui­llo. Y ahí es don­de em­pie­zan a crear­se los ma­yo­res pro­ble­mas pa­ra el cuar­to ár­bi­tro.

Tam­bién hay que acla­rar que el co­le­gia­do, se­gu­ra­men­te y se­gún va­ya el par­ti­do, da­rá un con­cier­to de sil­ba­to si las ac­cio­nes de los ju­ga­do­res se lo po­nen di­fí­cil pa­ra di­ri­gir el jue­go. Y Fer­nán­dez Bor­ba­lán, con su ex­pe­rien­cia, se­gu­ro que irá abrien­do la mano y no cor­tar­lo si to­do trans­cu­rre por los cau­ces co­rrec­tos. Pa­ra fi­na­li­zar de­cir que Da­vid Fer­nán­dez Bor­ba­lán es ve­te­rano y reúne to­das las cua­li­da­des pa­ra sa­car ade­lan­te un par­ti­do que so­bre el pa­pel se­rá di­fí­cil.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.