Ge­rard Pi­qué vuel­ve a dar en el cla­vo

AS (Aragon) - - Barcelona - SAN­TI GI­MÉ­NEZ

El bar­ce­lo­nis­mo es­tá abo­na­do a los ex­tre­mos. Tras un fin de se­ma­na ne­fas­to, la ten­den­cia en­tre los cu­lés es la de ver­lo to­do per­di­do. No im­por­ta que sea noviembre. La ten­den­cia al dra­ma en es­te club vie­ne de mar­ca. Pa­ra com­pen­sar es­ta co­rrien­te, a Luis En­ri­que no se le ocu­rrió otra que re­for­zar­se en la opi­nión con­tra­ria y man­te­ner co­mo si fue­ra Pa­co Mar­tí­nez Soria en Don erre que erre que su equi­po ha­bía es­ta­do de “no­ta­ble al­to” an­te el Málaga, em­pe­zan­do por Al­cá­cer. Ni tan­to ni tan cal­vo.

Con­tras­ta el dis­cur­so del téc­ni­co con la au­to­crí­ti­ca de Ge­rard Pi­qué, que si­gue ha­cien­do nú­me­ros pa­ra co­par car­gos en el or­ga­ni­gra­ma de la en­ti­dad: de­fen­sa, de­lan­te­ro, eje­cu­ti­vo, je­fe de nue­vas tec­no­lo­gías, fu­tu­ro pre­si­den­te y tam­bién por­ta­voz. Los tie­ne to­dos (de he­cho o in pec­to­re) me­nos el de ca­pi­tán de ma­ne­ra in­com­pren­si­ble. Pi­qué, que jun­to con Bus­quets fue el úni­co ju­ga­dor que ha­bló tras el par­ti­do del ‘no­ta­ble al­to’, fue au­to­crí­ti­co: “Te­ne­mos ju­ga­do­res que va­len mu­cho di­ne­ro y un pre­su­pues­to que es una bar­ba­ri­dad com­pa­ra­do con el del Málaga. No hay ex­cu­sas”. Tan cier­to es que la ma­sa se des­ani­ma co­mo que los ar­gu­men­tos de de­fen­sa an­te el pe­si­mis­mo de Luis En­ri­que no se aguan­tan por nin­gún la­do. Es me­jor ha­cer co­mo Pi­qué, re­co­no­cer los erro­res y se­guir tra­ba­jan­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.