La tra­ge­dia de ca­da de­rro­ta

AS (Aragon) - - Real Zaragoza - PE­DRO LUIS FE­RRER

El Zaragoza per­dió in­me­re­ci­da­men­te en

Ge­ta­fe, pe­ro, des­pués de cua­tro años en Se­gun­da y tan­ta frus­tra­ción acu­mu­la­da, ca­da de­rro­ta —y no im­por­tan ya ni las cir­cuns­tan­cias— se vi­ve co­mo una tra­ge­dia en los cua­tro pun­tos car­di­na­les del club; y me te­mo que se­ría igual aun­que el equi­po fue­se el pri­me­ro, un es­ce­na­rio con el que van a te­ner que con­vi­vir Ag­né y sus fut­bo­lis­tas. Pe­ro ni la de­rro­ta ni sus amar­gu­ras de­ri­va­das pue­den ocul­tar que el Zaragoza na­da tie­ne que ver aho­ra con el que de­jó Mi­lla en Va­lla­do­lid. És­te es un equi­po con una idea cla­ra, que ne­ce­si­ta ser afi­na­da, pe­ro que es­tá per­mi­tien­do cre­cer al con­jun­to y a sus in­di­vi­dua­li­da­des. El Zaragoza tie­ne in­ten­ción y atre­vi­mien­to con la pe­lo­ta, y tam­bién or­den tác­ti­co, ade­más de es­tar me­jo­ran­do su con­di­ción fí­si­ca, lo que no es, pre­ci­sa­men­te, un asun­to me­nor.

Sí, e Zaragoza per­dió en Ge­ta­fe y ha vuel­to a sa­lir del pla­yoff, pe­ro aho­ra es­tá mu­cho más cer­ca de ga­nar que de per­der los par­ti­dos, y ese es un mé­ri­to in­du­da­ble de Ag­né, que ha re­cu­pe­ra­do a me­dia do­ce­na de fut­bo­lis­tas para la cau­sa, eli­je me­jor su on­ce y tie­ne per­so­na­li­dad para que no le asus­ten ni le des­bor­den las ur­gen­cias del Zaragoza. Otra cues­tión es que mien­tras el equi­po no ga­ne tres par­ti­dos se­gui­dos no se tras­la­da­rá a la cla­si­fi­ca­ción es­ta me­jo­ra y siem­pre que­da­rá un es­pa­cio para la du­da. En lu­gar de mo­ver de po­si­ción a Jo­sé En­ri­que, Ag­né apos­tó por Bag­nack co­mo cen­tral en Ge­ta­fe y una im­pru­den­cia del ca­me­ru­nés, una más, en su ca­rre­ra le cos­tó al Zaragoza muy ca­ra, pe­ro no ol­vi­de­mos que el de Me­qui­nen­za es el mis­mo en­tre­na­dor que ha creí­do en Ra­tón, Fran, Ja­vi Ros, Edu Gar­cía o Pom­bo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.