Pa­blo La­so “Don­cic tie­ne pro­yec­ción para ser el me­jor eu­ro­peo”

AS (Aragon) - - Baloncesto - EL LAR­GUE­RO /

Pa­blo La­so es­tu­vo ano­che en ‘El Lar­gue­ro’ de la Ca­de­na SER. El téc­ni­co re­pa­só la ac­tua­li­dad del Real Madrid, lí­der de la Li­ga En­de­sa y se­gun­do en la Eu­ro­li­ga, ha­bló de fút­bol, de sus seis tem­po­ra­das en el club, de la pa­re­ja Llull-Cha­cho, de Don­cic, del ta­pón de Ran­dolph ....

¿Po­dría aguan­tar el Real Madrid un rit­mo de par­ti­dos co­mo el de es­ta se­ma­na du­ran­te to­da la tem­po­ra­da?

—Te adap­ta­rías, pe­ro ten­drías que lle­var­lo pen­sa­do. Tan­to la Eu­ro­li­ga co­mo la ACB son muy exi­gen­tes, siem­pre te jue­gas al­go, aun­que sean me­nos par­ti­dos. Si com­pa­ra­mos con la NBA, allí la sen­sa­ción es que si pier­des un par­ti­do no pa­sa na­da, que los me­jo­res es­tán ya arri­ba e in­clu­so dan des­can­so a los ju­ga­do­res. Hay que en­ten­der es­te ca­len­da­rio.

—Seis tem­po­ra­das en el Madrid… ¿lle­gó a ima­gi­nár­se­lo?

—Nun­ca mi­ro tan le­jos. Cuan­do fi­ché yo era el más con­ven­ci­do de que las co­sas po­dían ir bien. Te­nía una con­fian­za ple­na en los ju­ga­do­res y en lo que po­día apor­tar yo. Lue­go he­mos vi­vi­do de to­do.

—¿Qué se pue­de ha­cer para me­jo­rar la Li­ga En­de­sa?

—Hay una co­sa in­creí­ble en la ACB y es ver los cam­pos lle­nos. Pien­sas que la sa­lud de la Li­ga es bue­na por­que lo más im­por­tan­te es el afi­cio­na­do y es­te quie­re el pro­duc­to. Ha­ce vein­te años no ha­bía tan­ta ofer­ta de ocio y qui­zá ha­ya que ha­cer co­sas di­fe­ren­tes. El ba­lon­ces­to siem­pre ha si­do pio­ne­ro. He de­fen­di­do los pla­yoffs, pe­ro qui­zá sea el mo­men­to de pen­sar en otra co­sa dis­tin­ta.

—¿Al­go pa­re­ci­do al fút­bol?

—Pue­de ser. El do­min­go un afi­cio­na­do del Gran Ca­na­ria me de­cía: ‘a ver si nos de­jáis ga­nar, que es­te par­ti­do os da igual por­que lue­go es­tá el pla­yoff’. Y eso no lo di­ce Pa­blo La­so, sino un afi­cio­na­do.

—Se ha mar­cha­do Ser­gio Ro­drí­guez, pe­ro es­tá Llull.

—Cuan­do yo lle­gué al Madrid apos­té por Cha­cho y Llull de ba­ses y la gen­te de­cía que me ha­bía vuel­to lo­co. En ca­te­go­rías in­fe­rio­res siem­pre ha­bía vis­to a Llull de ba­se, aun­que aquí ju­ga­ba más de ale­ro. Pe­ro creía que para que Ser­gi fue­ra una es­tre­lla te­nía que ju­gar al ba­se, te­ner el con­trol. Ade­más, me pa­re­cía que la pa­re­ja que po­día ha­cer con Cha­cho era fan­tás­ti­ca. Esa com­pe­ten­cia ha si­do muy bue­na y muy sa­na para el equi­po y para ellos.

—¿Y Lu­ka Don­cic?

—Su ta­len­to más im­por­tan­te es que es un chi­co nor­mal. Le gus­ta tra­ba­jar y si es­tás en el ho­tel y hay un par­ti­do, Don­cic lo es­tá vien­do. Le gus­ta. Vie­ne an­tes a los en­tre­na­mien­tos, ha­ce tra­ba­jo es­pe­cí­fi­co… No he que­ri­do mi­mar­le, por­que no se me­re­ce eso. He pre­ten­di­do que ca­da mi­nu­to que jue­gue se lo ha­ya ga­na­do. No sé has­ta dón­de va a lle­gar, pe­ro es al­guien es­pe­cial. Ha­ce un año en el par­ti­do an­te los Cel­tics mi hi­jo es­ta­ba de toa­lle­ro y es­cu­chó a Jae Crow­der de­cir: ‘Es­tos chi­cos no tie­nen 16 años (por Don­cic y Ra­don­cic), im­po­si­ble’. Es­ta­ba sor­pren­di­do por­que fí­si­ca­men­te son chi­cos muy pre­pa­ra­dos para el al­to ni­vel, ade­más cuen­tan con un ta­len­to na­tu­ral. Lu­ka lo tie­ne. Pe­ro no me gus­ta mi­rar de­ma­sia­do ha­cia de­lan­te: oja­lá que no se tuer­za, que no quie­ra dar pa­sos muy rá­pi­do… Sa­be to­mar sus pro­pias de­ci­sio­nes.

—¿Tie­ne pro­yec­ción para ser el me­jor ju­ga­dor de Eu­ro­pa?

—Sí, creo que sí. Do­mi­na mu­chos par­ti­dos y jue­ga en la Eu­ro­li­ga con los me­jo­res. Si con 17 años es ca­paz de ha­cer eso lo nor­mal es que res­pon­da que sí.

—¿A quién ve­ría co­mo en­tre­na­dor de sus ac­tua­les ju­ga­do­res?

—Es pron­to para de­cir­lo, pe­ro Dra­per po­dría en­tre­nar, Llull po­dría, Don­cic... y tie­ne 17 años. Mu­chos po­drían.

—¿Re­cuer­da un ta­pón co­mo el de Ran­dolph a Dor­sey?

—No, es uno de los me­jo­res de es­ta tem­po­ra­da a ni­vel mun­dial. Pe­ro nos me­ten esa ca­nas­ta por­que Ran­dolph po­ne el ta­pón y se que­da co­mo ‘es­to es­tá ter­mi­na­do’ y el

Chapu pien­sa ‘¿qué ha si­do eso?’.

—¿Có­mo ve al Madrid de fút­bol?

—Es­tá muy só­li­do. No­to un buen am­bien­te y los veo muy cen­tra­dos.

—¿Le mo­les­ta que le pre­gun­ten por el fút­bol? Que lue­go sal­ga La­so ha di­cho que Zi­da­ne...

—No, me gus­ta el fút­bol y que ha­ya un buen ro­llo en­tre las dos plan­ti­llas.

—Lle­gó en la épo­ca mou­rin­his­ta y al­gu­nos veían su es­ti­lo más de Guar­dio­la. ¿No­tó eso?

—Me en­te­ro de to­do, pe­ro in­ten­to que me in­flu­ya lo jus­to.Te­nía cla­ro que no­so­tros de­bía­mos te­ner un se­llo co­mo equi­po y ese pa­sa­ba por la ve­lo­ci­dad, por mis ju­ga­do­res, por una agre­si­vi­dad de los pí­vots... Mu­chos di­cen que no ten­go jue­go in­te­rior, pe­ro mi jue­go in­te­rior es de los me­jo­res de Eu­ro­pa en pun­tos y re­bo­tes. El mo­de­lo de pa­sár­se­la al pí­vot para que jue­gue de es­pal­das es de ha­ce 30 años. Para mí, jue­go in­te­rior es Re­yes.

Pla­yoffs “Los de­fen­dí, pe­ro qui­zá sea el mo­men­to de pen­sar en otra co­sa”

Crí­ti­cas “Mi jue­go in­te­rior es de los me­jo­res en pun­tos y re­bo­tes”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.