30 partidos in­vic­tos

AS (Aragon) - - Sporting- Real Madrid - DESDE LA TE­LE TO­MÁS RON­CE­RO

Un gol sal­va­dor de Ben­ze­ma evi­tó un do­lor de ca­be­za a Zi­da­ne y per­mi­tió al Ma­drid dar con­ti­nui­dad a su es­pec­ta­cu­lar ra­cha triun­fal. Ya es­tá en oc­ta­vos. Só­lo so­bró el pe­nal­ti de Coen­trao...

En oc­ta­vos. Como quien no quie­re la co­sa, el Ma­drid de Zi­zou ya lle­va 30 partidos con­se­cu­ti­vos sin co­no­cer la de­rro­ta ( 23 triun­fos y sie­te em­pa­tes). A fal­ta de una jor­na­da pa­ra echar el cie­rre de la fa­se de gru­pos, los mo­ra­dos ya tie­nen pla­za se­gu­ra en oc­ta­vos. El pri­mer pues­to se lo ju­ga­rán an­te el Bo­rus­sia Dort­mund en el Ber­na­béu. Ya les avi­so que me pa­re­ce de an­te­mano un error es­pe­cu­lar. Eso de que­dar se­gun­dos pa­ra evitar en el cruce a al­guno de los ilus­tres que pue­den caer a la se­gun­da pla­za de sus gru­pos me pa­re­ce im­pro­pio del Ma­drid. So­mos los ac­tua­les cam­peo­nes de Eu­ro­pa, na­die tie­ne más tí­tu­los que no­so­tros ( 11), te­ne­mos al me­jor ju­ga­dor del mun­do en nues­tras fi­las y una plan­ti­lla es­pec­ta­cu­lar. Ade­más, ga­na­ron su pri­mer par­ti­do ofi­cial en Lis­boa ( la Dé­ci­ma fue con pró­rro­ga) y ha mar­ca­do en 48 de sus úl­ti­mos 49 partidos ju­ga­dos en es­ta fa­se de la Cham­pions... ¿ Quién di­jo mie­do? Si tum­ban a los ale­ma­nes se­rán pri­me­ros de gru­po y la vuel­ta de oc­ta­vos se dispu­taría en Cha­mar­tín. Me­jor ju­gar­se la vi­da al ca­lor del ho­gar. Equi­po que pien­sa en gran­de al­can­za ob­je­ti­vos su­pe­rio­res.

Ka­rim, sal­va­dor. Di­cho es­to, ha­brá que acep­tar que el fút­bol ofre­ci­do por el Rey de Eu­ro­pa fue ram­plón, in­ter­mi­ten­te, ca­si en esa ver­sión ci­clo­tí­mi­ca de Var­so­via an­te el Le­gia que ter­mi­nó por de­ses­pe­rar a sus fie­les. Cuan­do el Ma­drid jue­ga así pa­re­ce que es­tu­vie­ra ba­jo los efec­tos de la anes­te­sia. Duer­me los partidos, los acu­na, can­ta una na­na y, de pron­to, me­te un go­li­to que le po­ne por de­lan­te. En es­te ca­so fue Va­ra­ne, que apro­ve­chó un re­ma­te pi­fia­do de Cris­tiano. Pe­ro lue­go se de­jó lle­var, po­ca in­ten­si­dad, po­cas ale­grías, po­ca ener­gía. Del der­bi del Cal­de­rón, po­cas se­ña­les lle­ga­ron has­ta la pa­tria de la Dé­ci­ma. Con tan­tos cla­ros y os­cu­ros, Coen­trao es­ta­ba pre­des­ti­na­do pa­ra pro­ta­go­ni­zar otra de sus pá­gi­nas es­cri­tas con los ren­glo­nes tor­ci­dos. Se me ocu­rrió de­cir que a ver si era pro­fe­ta en su tie­rra y yo mis­mo aña­dí: “Aho­ra es ca­paz de me­ter­se un gol en pro­pia me­ta”. No an­du­ve le­jos. Pe­nal­ti de­li­rium. Hacer mano re­cla­man­do una mano es no­ve­do­so. Ja­más lo vi en un cam­po. Nu­ba­rro­nes con el 1- 1. Has­ta que lle­gó Ben­ze­ma, se ol­vi­dó de su ver­sión ga­tu­na y en­tró a re­ma­tar de ca­be­za como un león he­ri­do. Des­mar­que per­fec­to, gran asis­ten­cia de Ra­mos y re­ma­te ma­jes­tuo­so del fran­cés. Pi­ca­do y aba­jo, como man­dan los cá­no­nes. Un gol que sa­na mu­chas he­ri­das...

El ho­me­na­je. Era la noche de Cris­tiano, que­ri­do aquí como a un hi­jo que se fue a hacer las Amé­ri­cas. ‘ Bem- vin­do Ro­nal­do’, re­za­ban las pan­car­tas. Aquí enamo­ró a Fer­gu­son en un Spor­ting- Man­ches­ter ju­ga­do el 6 de agos­to de 2003. Ese mis­mo día, Beck­ham des­lum­bra­ba con el Ma­drid de los Ga­lác­ti­cos en Tokio ( 3- 0). Sir Alex ya sa­bía que ese cha­val de Ma­dei­ra, al­to y del­ga­do, se­ría el me­jor ju­ga­dor del si­glo XXI. Cris­tiano es ama­do en el Jo­sé Al­va­la­de, en Old Traf­ford y en el Ber­na­béu. Por don­de pa­sa de­ja hue­lla...

Re­gre­so fe­liz. Mu­chí­si­mos ami­gos via­ja­ron a Lis­boa pa­ra re­pe­tir la inol­vi­da­ble Ru­ta de la Dé­ci­ma. To­dos re­pi­tie­ron pre­sen­cia en ca­lles, pla­zas y ba­res que ocu­pa­ron en la so­ña­da jor­na­da del 24 de ma­yo de 2014. Allí es­ta­ban las pe­ñas Bus- Stop y Li­na­res de Rio­frío ( am­bas de Sa­la­man­ca), Sex­ta­cam­peo­nes de Herrera ( Se­vi­lla), Val­ver­de­ña de Huel­va, el al­cal­de de Le­pe ( Juanma Gon­zá­lez Ca­ma­cho) y la pan­di­lla de los We are the Cham­pions, con Ja­vi, el Obis­po y Agus­tín ‘ Co­lix’ al fren­te. Lis­boa siempre se­rá feu­do ma­dri­dis­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.