Da­niel Sán­chez, el rey mun­dial de la ca­ram­bo­la

AS (Aragon) - - Más Deporte - JUANMA BE­LLÓN EL RE­POR­TA­JE

Alos que pien­sen que el bi­llar es “de va­gos y de ba­res”, Da­niel Sán­chez les in­vi­ta a que vean un tor­neo pro­fe­sio­nal: “Alu­ci­na­rían con lo que hay que hacer”. El con­se­jo no lo da un cual­quie­ra, sino un fino ar­tis­ta de 42 años de San­ta Co­lo­ma de Gra­ma­net, que vie­ne de ga­nar en Bur­deos su cuar­to tí­tu­lo mun­dial de tres bandas. “El pri­me­ro lo con­quis­té en 1998, con 24, igua­lan­do el ré­cord de ju­ven­tud. Fue un po­co la no­ve­dad, pe­ro aho­ra es­toy en mi ma­du­rez, por­que pa­ra des­ta­car en es­to hay que te­ner una edad”, dice el me­jor del pla­ne­ta ha­cien­do carambolas.

En la gran fi­nal de Bur­deos, con más de un mi­llar de asis­ten­tes y re­trans­mi­ti­da en te­le­vi­sión, su­peró a Heang Jim King, un vein­tea­ñe­ro sur­co­reano que pa­re­ce “de hie­lo”. “Los asiá­ti­cos son más me­cá­ni­cos, mien­tras que los eu­ro­peos so­mos más crea­ti­vos. A mí me gus­ta dar­le co­lor al asun­to, aun­que con ca­be­za, por­que tam­po­co pue­des arries­gar mu­cho”, cuen­ta Sán­chez, que ga­nó ( en 19 in­ten­tos) por 40 carambolas a 37. Más de dos por ten­ta­ti­va, un pro­me­dio de má­xi­ma ha­bi­li­dad in­ter­na­cio­nal.

Da­niel rom­pe una lan­za por el bi­llar es­pa­ñol. “Aquí hay un ni­vel al­tí­si­mo, he­mos te­ni­do cam­peo­nes mun­dia­les de tres bandas, de ame­ri­cano, pe­ro exis­te esa ima­gen de va­gos que le di­go. Esa fa­ma de la gen­te que se es­ca­pa­ba del co­le­gio, aun­que yo sí que iba. Y jue­gan mé­di­cos, abo­ga­dos, pro­fe­so­res...”, reivin­di­ca Da­niel, que em­pe­zó en la me­sa del bar de su pa­dre con nue­ve años. Pa­só a clu­bes, co­men­zó a en­tre­nar­se ca­da vez más...

Y así lle­gó a pro­fe­sio­nal ( se ga­nan cen­te­na­res de mi­les de eu­ros), con los in­gre­sos de las Li­gas, de los pa­tro­ci­na­do­res, y los tor­neos que ha dispu­tado por me­dio mun­do. En Su­da­mé­ri­ca, en Asia... “En Co­rea es­tá cre­cien­do mu­cho. Más de ocho millones lo prac­ti­can. Tam­bién en Viet­nam, en Ja­pón... He vi­vi­do de to­do”, re­la­ta Sán­chez, que en 2011 en el país del Sol Na­cien­te ga­nó en me­dio de un te­rre­mo­to: “Se mo­vía el sue­lo y de­bi­mos pa­rar las par­ti­das”.

Su­ya es la fra­se “Mi ve­cino no sa­be que soy cam­peón del mun­do”, pe­ro dice que en San­ta Co­lo­ma sí que le co­no­cen ya. Allí ma­ne­ja su em­pre­sa de pro­duc­tos de bi­llar y ex­por­ta a Asia me­sas he­chas en Es­pa­ña. Aun­que su ta­co es ja­po­nés. Se lo fa­bri­ca la mar­ca Mu­sas­hi a me­di­da: “Es­tá he­cho a mano, tar­dan un año en ha­cer­lo por­que hay que equi­li­brar­lo, tie­ne ma­de­ras es­pe­cia­les...”. A Da­niel le cui­dan en Ja­pón y en San­ta Co­lo­ma... por­que es el me­jor ju­ga­dor de bi­llar del mun­do. Es el rey de la ca­ram­bo­la.

Es­te­reo­ti­po “El bi­llar no es de va­go y de ba­res, alu­ci­na­rían vien­do a la éli­te ju­gar”

CAM­PEÓN. Da­niel Sán­chez al­za su ta­co des­pués de ga­nar el Mun­dial de bi­llar a tres bandas en Bur­deos an­te el co­reano Heang Jim Kim. Hu­bo 1.000 es­pec­ta­do­res.

TEN­SIÓN. Heang Jim King y Da­ni Sán­chez, en la fi­nal del Mun­dial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.