Del dúo Ga­bi-Tia­go al inasi­ble Mes­si

AS (Aragon) - - Tema Del Día - AL­FRE­DO RELAÑO

El Cal­de­rón vol­vió a dis­fru­tar, des­pués del so­fo­co del sá­ba­do. Otra vic­to­ria eu­ro­pea, can­tos a fa­vor del Cho­lo y el equi­po que se me­te en oc­ta­vos co­mo cam­peón de gru­po an­tes in­clu­so de dispu­tar el sex­to par­ti­do, ese que cuan­do se reali­zó el sor­teo se pre­sen­ta­ba co­mo una ame­na­za: la vi­si­ta a Mú­nich. El par­ti­do, eso sí, em­pe­zó con una de­ci­sión muy co­men­ta­da en la gra­da: Si­meo­ne re­gre­só al mo­de­lo Ga­bi-Tia­go en la me­dia, co­mo si aten­die­ra a la pe­ti­ción del ca­pi­tán. Ko­ke se fue a una ban­da, la otra la ocu­pó Ca­rras­co ya Saúl le to­có que­dar­se fue­ra. El do­ble es­cu­do que re­cla­ma­ba Ga­bi. El Atlé­ti­co no en­ca­jó gol y ape­nas con­ce­dió oca­sio­nes. Por lo que res­pec­ta al ata­que, fue más es­ca­so que el de al­gu­nos de los úl­ti­mos par­ti­dos, pe­ro su­fi­cien­te pa­ra ren­tar dos go­les, que pu­die­ron ser más. El pri­me­ro lo hi­zo, ya en la se­gun­da mi­tad, Ga­mei­ro, al que se le ha­bían es­ca­pa­do an­tes tres. Pe­ro el su­yo fue un chu­ta­zo de mé­ri­to. El se­gun­do lo hi­zo Griez­mann (lan­za­dor de Ga­mei­ro en el pri­me­ro) al re­co­ger un en­vío de Tia­go, pre­vio cor­te de es­te. To­do en una no­che en la que el es­pec­tácu­lo tu­vo al­ti­ba­jos, pe­ro que siempre es­tu­vo pre­si­di­da por una evi­den­cia: el Atlé­ti­co era más, pe­sa­ba más. Y, aun­que no apa­re­ce en los go­les, Ca­rras­co dio de nue­vo una sen­sa­ción im­po­nen­te. Va a más a ojos vis­tas. Tam­bién el Ba­rça pa­sa co­mo cam­peón de gru­po, tras ga­nar a do­mi­ci­lio al Cel­tic. Fue, otra vez, Mes­si. Mes­si ca­mu­fla­do de tu­ris­ta dis­traí­do por el me­dio cam­po, Mes­si apa­re­cien­do en el área pa­ra ha­cer gol, Mes­si arran­can­do, re­ga­tean­do, lan­zan­do, es­fu­mán­do­se otra vez, re­apa­re­cien­do pa­ra mar­car un pe­nal­ti, pa­ra sal­tar una pa­ta­da... To­do con un ai­re re­la­ja­do, co­mo el que no quie­re la co­sa. A su al­re­de­dor se afanaban sus co­le­gas, de una u otra ca­mi­se­ta, pe­ro nin­guno pa­re­cía ju­gar a lo mis­mo. Fal­tos de na­da me­jor que ha­cer, y ya que Mes­si re­sol­vió to­do, Ney­mar y Ra­ki­tic lim­pia­ron tarjetas, en vis­ta de que al Ba­rça le so­bra el úl­ti­mo par­ti­do tam­bién.

“A SU AL­RE­DE­DOR SE AFANABAN SUS CO­LE­GAS, DE UNA U OTRA CA­MI­SE­TA...”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.