El da­ño in­vi­si­ble al De­por­ti­vo

AS (Aragon) - - Primera-laliga Santander - LUIS DE LA CRUZ

Aes­tas al­tu­ras de la pe­lí­cu­la na­die du­da que los ar­bi­tra­jes que ha su­fri­do el De­por­ti­vo son pa­ra es­con­der­se. Han si­do una bo­la de nie­ve que ha ido cre­cien­do al mis­mo rit­mo que la im­po­ten­cia del club co­ru­ñés. Pri­me­ro al­za­ron la voz, y no de­ma­sia­do, los ju­ga­do­res; más erro­res. Lue­go ex­plo­tó Ga­ri­tano; más erro­res. Y ter­mi­nó por ha­cer­lo Tino; ex­pe­dien­te al can­to. Las ma­te­má­ti­cas, la de los erro­res cla­mo­ro­sos, ten­dría a los blan­quia­zu­les con 15 pun­tos en la mi­tad de la cla­si­fi­ca­ción y tan con­ten­tos. No se ha­bla­ría de los ár­bi­tros, se va­lo­ra­ría más el tra­ba­jo del equi­po y Ga­ri­tano vi­vi­ría sin una so­ga que ya em­pie­za a apre­tar.

Los nú­me­ros son cla­ros, pe­ro el des­tro­zo es mu­cho ma­yor, por­que el da­ño in­vi­si­ble no se pue­de cuan­ti­fi­car. ¿Qué hu­bie­ra pa­sa­do en el Camp Nou con Neymar y Luis Suá­rez ex­pul­sa­dos en la pri­me­ra par­te? Y si pi­tan el pe­nal­ti a Flo­rin y el De­por se po­ne 3-1, ¿aca­ba­ría el par­ti­do del Se­vi­lla 3-3? To­da­vía me­nos fá­cil de cal­cu­lar es el da­ño al jue­go del equi­po, a la con­fian­za de unos fut­bo­lis­tas que se ven con 10 pun­tos y el des­cen­so ace­chan­do. No es igual sa­lir a ju­gar con un res­pal­do de pun­tos en la mo­chi­la a sa­ber que fa­llar es en­trar en nú­me­ros ro­jos. Y eso que en el cam­po hay cal­ma, por­que ni un ju­ga­dor ha si­do ex­pul­sa­do por pro­tes­tar. Lo que ha pa­sa­do ya no vuel­ve, pe­ro que al me­nos ¡pa­re ya!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.