“Oviedo es es­pe­cial y hay que vi­vir con ello” Fer­nan­do Hie­rro

AS (Aragon) - - Laliga 1|2|3 - NA­CHO AZPARREN LA EN­TRE­VIS­TA

El Real Oviedo es un equi­po de au­tor. Lo que dic­ta la li­bre­ta de Hie­rro, en el que es su es­treno co­mo téc­ni­co.

Tres me­ses de com­pe­ti­ción. ¿Qué ba­lan­ce ha­ce? —Muy bueno. Cuan­do lle­gué era un en­tre­na­dor y tres me­ses des­pués soy otro. Y se­gu­ro que den­tro de otros tres ha­bré cam­bia­do . —¿Le ha sor­pren­di­do el Oviedo? —Más el en­torno que el club. El Oviedo tie­ne ac­cio­nis­tas en más de cien paí­ses, la gen­te sien­te a es­ta en­ti­dad, lo vi­ve. Cuan­do ga­nas la gen­te pien­sa: “Es lo nor­mal, en el Oviedo hay que ga­nar…”. El re­to es apa­sio­nan­te. —Esa exi­gen­cia de ga­nar to­do, la ha te­ni­do siem­pre… —Afor­tu­na­da­men­te sí. Pe­ro es di­fe­ren­te co­mo ju­ga­dor que co­mo en­tre­na­dor. Aho­ra soy la ca­be­za vi­si­ble de un gru­po de 40 per­so­nas. Oviedo es es­pe­cial y hay que vi­vir con ello. Cuan­do ga­nas, la gen­te por la ca­lle te ha­bla de Pri­me­ra y cuan­do pier­des es un desas­tre. Eso ha­bla de la gran­de­za de es­te club. —Si le lla­ma un ami­go de fue­ra y le pre­gun­ta por el Oviedo de Hie­rro, ¿qué le di­ría? —Le ex­pli­ca­ría que mi equi­po es se­rio, or­de­na­do y com­pe­ti­ti­vo. A par­tir de ahí, quie­ro que jue­gue lo me­jor que pue­da. He apren­di­do de to­dos los en­tre­na­do­res que he te­ni­do, me he que­da­do con lo bueno, y le he aña­di­do mi vi­sión per­so­nal. Lo he me­ti­do en una coc­te­le­ra y de ahí sa­le una idea de fút­bol. —¿Se acuer­da es­pe­cial­men­te de al­gún en­tre­na­dor? —Siem­pre pien­so, “¿có­mo sol­ven­ta­ría es­to Fu­la­ni­to?...”. Me voy a los cua­tro o cin­co de siem­pre: los Ca­pe­llo, Ca­ma­cho, Del Bos­que, Cle­men­te o An­tic. Es­to es una to­ma de de­ci­sio­nes con­ti­nua. —¿El futbolista ac­tual es di­fe­ren­te al de su épo­ca? —Son tiem­pos di­fe­ren­tes. Aho­ra hay más ac­ce­so a la in­for­ma­ción. Ten­go ju­ga­do­res tan fut­bo­le­ros que sa­ben tan­to del ri­val co­mo el cuer­po téc­ni­co, an­tes eso era im­po­si­ble. —¿Qué sig­ni­fi­ca Mi­chu en el Oviedo? —To­do el mun­do sa­be lo im­por­tan­te que es. Tie­ne un ni­vel ex­tra­or­di­na­rio y te­ner­lo aquí es un lu­jo. Lle­ga el pri­me­ro, a las 9:00, a tra­ba­jar en el gim­na­sio. Ha si­do in­ter­na­cio­nal, ha to­ca­do la éli­te y si­gue sien­do ejem­plo de hu­mil­dad. Son va­lo­res que trans­mi­te sin ne­ce­si­dad de ha­blar, só­lo con su ac­ti­tud. —¿Qué apor­ta el Gru­po Car­so de Carlos Slim al club? —Da tran­qui­li­dad en to­dos los es­ta­men­tos. Lle­gó en un mo­men­to com­pli­ca­do y ha si­do una ben­di­ción. La ciu­dad y el club de­ben es­tar eter­na­men­te agra­de­ci­dos. —¿Dón­de ve al Oviedo en cin­co años? —Lo veo es­ta­ble. El club sa­be cuál es su ca­mino y es po­si­ble ela­bo­rar un plan sin pri­sas gra­cias a Car­so. Oja­lá po­da­mos ver al Oviedo en Pri­me­ra en cua­tro o cin­co años, es­té yo o no. Pe­ro si lle­gas, tie­nes que es­tar pre­pa­ra­do. El ob­je­ti­vo es que el día que el Oviedo lle­gue a Pri­me­ra lo ha­ga pa­ra es­tar mu­chos años.

Apren­dí de to­dos y pien­so: ¿có­mo lo ha­ría Ca­pe­llo, Ca­ma­cho, Cle­men­te, Del Bos­que...?”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.